Superman: de una idea entre amigos a icono antirracista

Un día como hoy de 1938 se publicaba en Estados Unidos el primer tebeo del superhéroe, creado por el escritor Jerry Siegel y el artista Joe Shuster

Existen personajes ficticios que figuran en el imaginario colectivo mundial. No importa si se es o no fanático suyo, pero alguna vez en la vida seguramente escuchará su nombre, verá una fotografía suya o su famoso logo estampado en una camiseta o, incluso, se lo imaginará mientras avista un avión en el cielo. Hoy cumple 83 años el superhéroe más famoso del mundo: Superman. Su primer cómic, bajo el título “Action Comics”, se publicó en Estados Unidos un día como hoy de 1938 y, desde entonces, el alter ego de Clark Kent no ha hecho más que crecer tanto en su argumento como en cuanto a adaptaciones televisivas, cinematográficas y de todo tipo.

Todo este fenómeno nació de una idea entre amigos. El escritor estadounidense Jerry Siegel y el artista canadiense Joe Shuster se conocieron en 1933, cuando vivían en Cleveland (Ohio). Y decidieron unirse para hacer historia en el mundo de los cómic: crearon uno llamado “The Superman” y lo vendieron a Detective Comics, Inc., que actualmente es conocido como DC Comics. La publicación apostó (y acertó) por el nuevo personaje, y lanzó su primer número el 1 de junio de 1938. En este primer lanzamiento, el público ya pudo conocer al periodista y superhéroe en secreto, así como a su querida Louis Lane, una historia que rápidamente llamó la atención y que dio inicio a la denominada “era dorada de los cómics”.

En el momento de su primera salida a la venta, este primer número de “Action Comics” valía 10 centavos. Ni Siegel ni Shuster, quizá, se imaginaban hasta qué punto esta cifra ascendería. Más aún si se tiene en cuenta que tan solo existen en el mundo menos de 100 copias del cómic número 1 de Superman. Y ejemplo de este aumento de valor es la venta de uno de estos ejemplares, que el pasado 7 de abril se subastó, según informó ComicConnect.com, por la friolera de 3,25 millones de dólares, equivalentes a alrededor de 2,5 millones de euros. De hecho, tal es la directa proporción entre precio y tiempo que el vendedor de esta copia la adquirió en 2018 por poco más de 1 millón y medio de euros. “No hay un libro de historietas que se pueda tasar más alto que el número 1 de ‘Action Comics’”, aseguró el experto Vincent Zurzolo tras la subasta.

Portada de "Action Comics", primer tebeo sobre Superman FOTO: DC Comics

Por tanto, el éxito y la fama del universo de Superman en el mundo es evidente. Y otra prueba de ello va más allá del dinero: las adaptaciones. La creación de Siegel y Shuster ha llegado tanto a la televisión como al cine, pero el primer paso en este sentido se dio en la radio. Bajo el título “Las aventuras de Superman”, Bud Collyer transmitió en un serial radiofónico las historias del superhéroe durante la década de los 40. De la radio, Collyer puso su voz en una serie de cortometrajes de animación, que fueron la antesala para la primera película sobre Superman: en 1948, se estrenó la primera cinta de una serie cinematográfica, y fue Kirk Alyn el primero en vestirse con la gran “S” en el pecho.

Desde entonces, las películas son numerosas: en 1951 fue George Reeves quien vistió la capa roja, esta vez en un filme dirigido por Robert L. Lippert y bajo el título “Superman contra los hombres ratones”. No obstante, esto no fue apenas nada comparado con la llegada de Christopher Reeve como nuevo superhéroe. Tras un parón durante los años 60, en 1978 Richar Donner dirigió “Superman: la película” y, para los expertos y la mayoría de los fanáticos, esta es la mejor producción sobre Clark Kent de todos los tiempos.

Con banda sonora de John Williams y la colaboración de Marlon Brando, este fue el real inicio del éxito de Superman en la gran pantalla, que más tarde mantuvieron otras cintas o series animadas, hasta la llegada, en 2006, de la continuación de la de Reeve: “Superman: Returns”. En esta ocasión, fue Brandon Routh quien protagonizó la cinta, aunque este no ha tenido tanta importancia en el fenómeno de este superhéroe como Henry Cavill, que llegó en 2013 con la versión definitiva: “El hombre de acero”, dirigida por Zack Snyder.

Christopher Reeve como Superman

Un requisito inclusivo

Y las versiones siguen circulando. Pero si hay una que ha llamado recientemente más la atención es la que están preparando Warner Bros y DC, bajo la producción de J. J. Adams. A principios de mayo, “The Hollywood Reporter” confirmaba que la nueva producción sobre Superman se haría con un protagonista negro. Es decir, el sucesor de Cavill o Reeve se une al Blacks Lives Matter y, aunque no hay nombre definitivo, sí se están barajando ya varios, y el más interesante es el de Michael B. Jordan, así como también se rumorea que podría ser Jonathan Majors, Daniel Kaluuya (ganador de un Oscar por “Judas y el Mesías negro”) o René-Jean Page (”The Bridgerton”).

En cuanto a los directores, también está el requisito de que sean afroamericanos, y entre los candidatos figuran Steven Caple Jr, JD Dillard, Regina King o Shaka King. Por su parte, el guion, que según “The Hollywood Reporter” estará terminado para finales de este año, lo hará el escritor y periodista estadounidense Ta-Nehisi Coates, que trabaja también como guionista de Marvel en “Capitan América” o “Pantena Negra”.

Así, Superman, que nació como un sueño entre amigos y que pasó a convertirse en el máximo ejemplo del sueño americano, responde ahora a la determinación de DC Comics por ampliar la diversidad racial y sexual en sus producciones, así como se unen al movimiento de Hollywood de hacer del cine un mundo más inclusivo y eliminar el antirracismo.