El eterno sueño calderoniano

El Corral de Comedias de Almagro acoge hoy y mañana una nueva versión, aunque “muy fiel al original”, de “La vida es sueño”, esta vez a cargo de Pablo Viar

Representación de "La vida es sueño" dirigida por Pablo Viar
Representación de "La vida es sueño" dirigida por Pablo ViarProducciones La Folía Festival de Almagro

Lo que pasa en Almagro, se queda en Almagro. Así comenzó este proyecto calderoniano de “La vida es sueño”. Pablo Viar, Emilio Gavira, David Luque y compañía fueron de visita por el pueblo manchego, pero allí estaba un Ignacio García, director del festival, que no iba a dejar pasar la ocasión. Les preguntó qué tenían entre mano y, de paso, les invitó a preparar algo para esta edición. De eso hace un año y aquella charla mitad informal, mitad laboral cobra hoy una nueva dimensión con el estreno de un montaje dirigido por Viar.

Una “Vida es sueño” en la que se hace honor a su título y se vive todo como si fuera una ensoñación: “Encierra muchos sueños en uno. Soñó su autor que el público entrara en su comedia de la mano de Rosaura, rosa de oro. Sueña el espectador atravesar con ella una ‘funesta boca’ desde cuyo ‘centro nace la noche’. Sueña Rosaura con Segismundo encadenado, como quien sueña con una bestia antigua y exótica. Sueña Segismundo que es príncipe y que deja de serlo. Y así, soñando, se encontrarán a sí mismos...”, presenta el director de una función que ocupará hoy y mañana la zona cero de Almagro, su Corral de Comedias.

Segismundo volverá a descubrir su verdadera identidad, Rosaura recuperará su retrato perdido y con él, su honor y su autoestima; y ambos podrán perdonar a Basilio y a Clotaldo, los padres que les abandonaron. “Pero el amor entre ellos, tras todo lo vivido, resultará imposible”, continúa Viar: “Porque cuando el sueño termine, no podrán ya volver a soñarlo”.

Para Gavira, estamos ante un clásico, “un título contundente. Nadie se cansa de representar ‘Romeo y Julieta’ o ‘El rey Lear’. Y creo que todos los años tendría que haber una producción de ‘La vida es sueño’”. Reivindica el actor de una pieza que “trabajándola te das cuenta que hay mucha belleza de los versos y una profundidad filosófica tremenda”. No duda Gavira en levantar la bandera de Segismundo (aquí representado por David Luque) y proponerlo como un monólogo “imprescindible” de conocer en los colegios. También reclaman “la fuerza de sus personajes, el prodigio de su poesía y el inagotable caudal de su genio dramático invitan siempre y de nuevo a soñar a Calderón”, añade Viar.

Almudena Ramos y Tue de Stordeur completan un reparto en el que este último le da “un toque danés”, en palabras de Gavira, al montaje. Por su parte, Ramos, convertida en Rosaura, será la única del elenco que no doble personajes en este Corral que, para Gavira, “lo tiene todo. No necesita más escenografía. La palabra y los versos de Calderón pueden resonar sin que nada interrumpa”, dice quien ya ha perdido la cuenta de sus visitas al lugar.

Será por ello que la proposición que plantea Viar es “muy fiel” al original. “No hay ni un solo verso que no esté en el texto. Está prácticamente la obra completa. Lo único que hay son escenas que se han movido de sitio y que sirven para terminar de una forma más contundente”, explica Gavira de esta “ensoñación de Rosaura” que compara con la propia vida: “Es el sueño de lo que queremos ser. La realidad va tan rápida que se pasa y no sabemos si ha sido verdad o solo un sueño. Cuando vas cumpliendo años, y yo ya tengo 57, te lo preguntas”.

  • Dónde: Corral de Comedias de Almagro (Ciudad Real). Cuándo: hoy y mañana. Cuánto: entradas agotadas.