La RAE reconoce la acepción de “garrote” difundida por Martín Berasategui

El diccionario histórico de la Academia acoge la definición positiva con la que el chef utiliza este concepto

El chef Martín Berasategui
El chef Martín Berasategui

Siempre se ha relacionado la palabra “garrote” con algo negativo, frecuentemente utilizado para referirse incluso a métodos de tortura. No obstante, el reciente uso de esta palabra para otro fin, por parte de una figura famosa, está provocando que cambiemos nuestra impresión sobre el concepto. Se trata de Martín Berasategui, conocido chef que ha hecho de “garrote” y del gesto del puño al aire un símbolo de su cocina, así como de su forma de entender la gastronomía.

“’Garrote’ para mí es una palabra súper positiva, que nada tiene que ver con el ‘garrote’ mal entendido”, explica Berasategui a “Garrote Digital”, una revista de Navarra que tan solo comparte noticias positivas. “Es lo que hay en este país, que es fuerza, coraje, ganas de superación, inconformismo”, prosigue el chef, “somos un país que no tiene que tener miedo, ni pereza, ni vergüenza, y esto es ‘garrote’. Disfrutar segundo a segundo de lo que pasa en la vida”.

De esta manera, tal es el mensaje que Berasategui siempre lanza con este concepto, tan necesario en tiempos tan pesimistas y convulsos, que incluso la Real Academia Española (RAE) ha decidido acogerlo como válido. La institución de la lengua ha decidido incluir una nueva acepción de “garrote” en su diccionario, reconociendo así el significado positivo que sostiene el cocinero.

Así, “garrote” aparece en el diccionario con numerosas acepciones. Pero no en su diccionario básico, sino en el histórico, que persigue describir en su integridad la historia del léxico de la lengua española, mientras que el anterior recoge el uso normativo del idioma. Así, dentro de las numerosas acepciones de “garrote” que se han utilizado a lo largo de la historia, se recoge la que lo define como “esfuerzo, entusiasmo y constancia con que se hace algo”, siendo, quizá, de las pocas definiciones relacionadas con esta palabra.

“Se documenta por primera vez (con la acepción del chef) en 2009, en una entrevista a Martín Berasategui publicada en el ‘Diario Vasco’”, se explica desde la RAE. “Desde entonces se atestigua con frecuencia en libros de recetas del chef”. Ante esto, Berasategui se ha hecho eco de la noticia en sus redes sociales, reconociendo que es su “expresión de ánimo favorita”, “el garrote que les prometí a mis difuntas madre y tía, el día que tomé su relevo en la cocina”.