Cultura

Curiosidades sobre los jeroglíficos egipcios que no conocías

Los egipcios adornaban el interior de sus templos, monumentos y tumbas con escritura jeroglífica.

El egipcio antiguo forma una de las ramas de la familia afroasiática. Su heredero moderno, el copto, sobrevive como la lengua litúrgica de la Iglesia Copta de Alejandría, pero no tiene hablantes naturales. En la imagen vemos un fragmento de escritura jeroglífica proveniente de la tumba de Seti I (Dinastía XIX, siglo XIII a.C.)
En la imagen vemos un fragmento de escritura jeroglífica proveniente de la tumba de Seti I (Dinastía XIX, siglo XIII a.C.) FOTO: Jon Bodsworth (Egypt Archive)

La escritura jeroglífica, cuyo nombre proviene de ‘hieroglyphikos’, la palabra griega para “talla sagrada”, se encontró tallada en paredes de piedra hace más de 5,000 años y se usó hasta el siglo IV d.C.

Los jeroglíficos usan imágenes, pero no es escritura de imágenes:

Los jeroglíficos no representan a las personas, animales y objetos que se ven. En cambio, algunos jeroglíficos significan sonidos en el antiguo idioma egipcio, al igual que los caracteres del alfabeto romano. Otros son signos ideográficos, que representan conceptos, pero no tienen sonido adjunto.

Los antiguos egipcios usaban otras formas de escritura:

Debido a que la escritura jeroglífica era tan complicada, los antiguos egipcios desarrollaron otros tipos de escritura que eran más convenientes. La escritura hierática, una escritura cursiva que se escribía en papiro con una pluma o pincel, o sobre un trozo de piedra caliza llamada ostracon, se inventó para usar principalmente en papiro, un material más frágil. El demótico, otra forma de escritura que se desarrolló en el año 800 a.C. se usaba para documentos cotidianos, así como para obras literarias.

La escritura jeroglífica tiene peculiaridades extrañas:

La escritura jeroglífica no tiene espacios entre las palabras y no hay puntuación. Eso significa que los lectores deben tener una buena comprensión de la gramática del antiguo Egipto y saber algo sobre el contexto de un mensaje para poder distinguir palabras, cláusulas, oraciones, párrafos y capítulos individuales. Además, no necesariamente se leen horizontalmente de izquierda a derecha. Los jeroglíficos se pueden escribir de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, tanto vertical como horizontalmente.

La escritura jeroglífica se extinguió gradualmente:

Después de que los Ptolomeos, descendientes de macedonios, comenzaran a gobernar Egipto en el año 300 a. C., el griego reemplazó al egipcio como idioma oficial de la corte. Unos 600 años después, en el 384 d.C., el emperador romano cristiano Teodosio aprobó un decreto que prohibía la práctica de la religión pagana en Egipto, lo que supuso el principio del fin del uso de los jeroglíficos, según el autor Stephane Rossini. En el momento en que se talló la última escritura jeroglífica conocida en el Templo de Philae en el año 394 d. C., probablemente quedaban pocos escultores egipcios que pudieran entender lo que se les pedía que tallaran en las paredes.