Cargando...

Cultura

Hallan el método que los egipcios utilizaron para construir las Pirámides de Giza

Tras más de 4.000 años un grupo de científicos hallan una explicación clave en el devenir de la constricción

Concierto con testigos de excepción, la pirámide Giza y la esfinge FOTO: Archivo

El ser humano ha sido aficionado a construir cosas desde el inicio de los tiempos. Herramientas para poder cazar o cultivar son solamente dos ejemplos de ingenio por parte de las personas desde hace siglos. Entre todas las cosas, además, destaca por encima del resto la necesidad de crear edificaciones, toda una obsesión.

Entre todas las edificaciones que podemos encontrar alrededor del planeta existe una exclusiva lista con unos pocos ejemplos que consiguen maravillar a todo el mundo. Uno de los más conocidos son las Pirámides de Giza, en Egipto. Estas son uno de los mayores reclamos del país aunque son conocidas en todo el mundo gracias a su maravillosa historia y apariencia imponente.

Así las cosas, las Pirámides de Giza han estado siempre rodeadas de misterio. Sus orígenes divinos o sus poderes místicos junto con las maldiciones suelen ser algunas de las historias que las caracterizan. incluso, han existido muchos arqueólogos que han dedicado su vida a descubrir los diferentes secretos de estas imponentes edificaciones que fueron construidas hace alrededor de 4.000 años.

Ahora, tras tantos siglos de historia parece que unos científicos han conseguido encontrar la verdadera razón de cómo los egipcios consiguieron llevar los materiales para construirlas.

Un caudal de agua inexistente

Tras cientos de años de investigaciones por parte de los mejores expertos del mundo parece que se ha conseguido encontrar una explicación al transporte de mercancías. Según una publicación en el medio especializado Live Science todo se debió al caudal del Río Nilo hace más de 4.000 años.

Esto permitió a los principales arquitectos de las edificaciones conseguir transportar todos los materiales necesarios. Sin embargo, esto había pasado desapercibido hasta la fecha por culpa de que este brazo del río con gran nivel de agua hoy en día no existe.

Aquellos que han tenido la suerte de poder visitar estas edificaciones han observado que en la actualidad no hay agua cerca de las pirámides. Pese a ello en la época cuando se construyeron si existía el brazo de agua que, según las investigaciones, permitió acercar los materiales hasta la construcción.

Esta conclusión se consiguió tras un análisis paleoecológico que ha reconstruido el Nilo desde hace ocho mil años. En él se pudo observar como este brazo existió, algo inimaginable hoy en día. Así, gracias a los niveles de polen más elevados en aquella época en los restos enterrados se pudo observar como la vegetación era más abundante gracias al agua.

Así las cosas, esta nueva investigación echa por tierra todas las teorías fantásticas creadas alrededor de las Pirámides de Giza. Sin embargo, seguro que todavía algunos piensan que su estructura y construcción necesitó ayuda sobrehumana. No obstante, la ciencia parece haber encontrado una explicación plausible con este brazo del río.