Bienestar

En forma

¿Quieres ser más alta?: el ejercicio que te hará ganar centímetros

El método Feldenkrais es un revolucionario sistema de ejercicios suaves con grandes beneficios

Método Feldenkrais
Método FeldenkraisInstagramLa razon

El pilates o el yoga, en sus múltiples versiones, han demostrado cómo cuerpo, mente y emoción pueden ir de la mano en un trabajo que se revela más completo que cualquier ejercicio de fitness; un valor que se ha traducido en una verdadera fiebre por estas disciplinas.

En esta línea, existe una novedosa técnica que arrasa en Estados Unidos y en muchos países europeos y que dará mucho que hablar en el futuro. El método Feldenkrais es un revolucionario sistema de ejercicios suave que mejora la relación con el cuerpo y potencia la plasticidad cerebral.

Su fundador, Moshe Feldenkrais, lo creó a partir de sus conocimientos en autodefensa, artes marciales como el judo, anatomía, cinemática y fisiología. Más alta y sin dolor de espalda podría ser una manera clara de resumir los beneficios del método feldenkrais.

Se realiza a través de una serie de movimientos activos, suaves y lentos en una colchoneta y dirigidos por un experto. El objetivo es adquirir un conocimiento profundo de qué músculos y articulaciones entran en juego en actividades cotidianas como andar, sentarse, levantarse o tumbarse y cómo se relacionan estas partes entre sí. Este conocimiento ayudará a que el cerebro y el sistema nervioso busquen patrones más eficientes para mejorar la postura y potenciar la vitalidad.

Altura y elegancia

Tal como explican desde la Asociación Española de Feldenkraiseste sistema “aumenta la capacidad para construir mentalmente un movimiento a partir de una instrucción verbal. Esta habilidad produce en nuestro cerebro una potente actividad, ya que en esta ‘arquitectura intelectual’ se necesitan componentes como la dirección en el movimiento, la consecución coherente de la secuencias en las que se van a mover las partes del cuerpo y la orientación de nuestro cuerpo, entre otros”. Todo ello fomenta el entrenamiento de la plasticidad cerebral.

Aunque se experimentan beneficios desde la primera sesión, practicar entre 3 y 10 suele ser suficiente y al practicarlo con regularidad se puede experimentar un aumento de la altura de más de un centímetro, mejor apoyo en los pies así como mayor flexibilidad y bienestar.

Asimismo, puede utilizarse para combatir el dolor en casos de enfermedades del aparato locomotor, entre las que se encuentran dolencias reumáticas como la fibromialgia, así como para aliviar el estrés, manejar la ansiedad y gestionar las emociones.

Feldenkrais puede practicarse en clases grupales ATM (autoconciencia a través del movimiento) o en clases privadas IF (integración funcional)

Está recomendado para toda la población y no existe ninguna contraindicación ya que la máxima de este ejercicio es moverse sin esfuerzo. Pueden practicarlo personas con discapacidad, aquellas que estén interesadas en conocer la biomecánica desde la experiencia con su cuerpo o deportistas y artistas que quieran mejorar su técnica. También se recomienda para aquellas que están inmersas en un proceso de cambio.

¿Quién fue Moshé Feldenkrais?

Nacido en Ucrania en 1904 y fallecido en Tel Aviv en 1984, desarrolló su profesión en el campo de la Física nuclear, junto al matrimonio Curie. Fue un estudioso avanzado a su época del funcionamiento del movimiento humano desde diversas perspectivas: la fisiología, la anatomía, la neurología, la biomecánica y la psicología; desarrolló programas de entrenamiento de defensa personal en Israel y fue de los primeros maestros europeos de Judo.

En los años 50 comienza a trabajar con su metodología, y entrados los años 70 toma la decisión de crear escuela durante 3 grandes formaciones en vez de tratar de demostrar científicamente sus hallazgos. Gracias a esa decisión se generó un pequeño grupo de personas que pueden hoy día seguir transmitiendo sus técnicas. Actualmente son aproximadamente 6.000 personas formadas las que pueden ofrecer este sistema de trabajo corporal.