Deportes

Así es el SAS: el cuerpo militar de élite en el que los futbolistas reclutan guardaespaldas

La oleada de robos en casa de jugadores y técnicos les ha llevado tomar medidas extremas de seguridad que van desde militares de élite a feroces perros de caza.

Servicio Aéreo Especial británico
Servicio Aéreo Especial británico FOTO: Youtube La Razon

Las mayores estrellas del fútbol mundial no son inmunes a la delincuencia y sus casas se han convertido en uno de los objetivos preferidos de las bandas organizadas que se dedican al saqueo de viviendas de lujo.

Este pasado fin de semana salió a la luz el robo sufrido por el jugador del Real Madrid, Karim Benzema mientras disputaba el encuentro frente al Elche CF. El asalto se produjo en algún momento entre las 15:00 y las 19:00 horas del domingo por la tarde, justo cuando el jugador disputaba el encuentro. Según la Policía Nacional encargada de la investigación del caso, investiga si los autores del asalto serían una banda de «albanos», como conocen en el argot policial a los antes llamados albanokosovares, muy especializados en dar «palos» de lujo, tanto en mansiones de millonarios como en el robo de vehículos de alta gama, si bien actúan por separado.

Pero el caso del francés no es el único. También son víctimas los futbolistas en Italia, Francia e Inglaterra. En la Premier la situación es realmente alarmante y las estrellas ha decidido tomar medidas drásticas para reforzar la seguridad de sus casas y sus familias.

Soldados de élite

Según un informe al que ha tenido acceso Daily Mail y The Sun, los futbolistas están contratando a ex soldados del SAS (Servicio Aéreo Especial británico) para proteger a sus familias en casa mientras juegan o realizan desplazamientos con sus equipos.

Una serie de ataques a las casas de los futbolistas ha sacudido el país en las últimas semanas con Victor Lindelof y Joao Cancelo como últimos objetivos. Por ello los futbolistas no han dudado en contratar a personal especializado en seguridad, incluido personal ex militar, así como empresas externas privadas y personal de seguridad del club. “Muchos de los jugadores están comprando perros de caza entrenados, pero en algunos casos van más allá y recurren a ex miembros de las Fuerzas Especiales”, afirma un funcionario de un club británico. Asimismo, el informe publicado por los medios ingleses subraya que los clubes se están volviendo reacios a compartir información de viaje con los medios y están informando a los nuevos fichajes sobre este problema y ofreciéndoles seguridad privada.

Oleada de ataques

La lujosa región de Hale en el sur de Manchester se ha convertido en un coto de caza para estas bandas que aprovechan su proximidad a la M56 para huir. La casa de Lindelof fue allanada la semana pasada mientras jugaba para el Manchester United en Brentford. Su esposa Maja reveló cómo ella y sus dos hijos pequeños se encerraron en una habitación mientras los matones saqueaban su casa en Manchester. Esa experiencia traumática ocurrió tras el ataque contra Cancelo, lateral del Manchester City, a fines de diciembre. El defensor compartió una instantánea de su rostro desfigurado tras ser golpeado por cuatro individuos.

Carlo Ancelotti, Fabinho, Sadio Mane y Robin Olsen también han sido atacados en Merseyside, mientras que la mansión de Reece James en Surrey fue allanada mientras el as del Chelsea jugaba en Rusia.

La oleada de violencia ha llevado también a las estrellas a adquirir perros adiestrados. Tras el ataque sufrido por el portero del Everton Robin Olsen, que fue asaltado en su casa por unos encapuchados armados con machetes, varias estrellas de la Premier optaron por esta medida de protección. Kyle Walker, jugador del Manchester City, decidió desembolsar una gran cantidad de dinero por un doberman. Según publica The Sun, el defensor inglés pagó 46 mil euros por el perro que ha sido entrenado para reaccionar a ciertas palabras que solo la familia conocerá. Walker contactó con Chaperone K9, con sede en Leicestershire, que ha suministrado perros a otras estrellas como Marcus Rashford, del Manchester United, y Raheem Sterling, del City.

Ex combatientes en Afganistán para CR7

Otro “crack” de la Premier que decidió reforzar su seguridad con ex combatientes de élite es Cristiano Ronaldo. Se llaman Sergio y Jorge Ramalheiro, son gemelos y durante años formaron parte de uno de los mejores comandos destinados en Afganistán. Tras su paso por Oriente Medio, entraron a formar parte de una unidad de escoltas para la Policía portuguesa que protegía a funcionarios públicos, pero han decidido dejar dicho puesto tras la suculenta oferta por parte de Cristiano Ronaldo.

Según el medio británico The Sun, están con la familia todo el día y se trasladan con ellos en todos sus desplazamientos, tanto dentro como fuera del país. Según varios medios portugueses, los gemelos se unieron al ejército cuando terminaron su etapa en el colegio y se abrieron un hueco en la unidad de fuerzas especiales que se llama Commandos, creada en Angola en 1962. Tras su paso por Oriente Medio, entraron a formar parte de una unidad de escoltas para la elite de la Policía lusa encargada de vigilar a políticos y jueces. Ahora han dejado sus cargos para ponerse a las órdenes del delantero.

Pero ¿Qué es el SAS, el cuerpo de elite en el que los futbolistas reclutan ex soldados?

El Servicio Aéreo Especial (en inglés, Special Air Service), más conocido por sus siglas SAS, es un cuerpo de ejército de fuerzas especiales del Ejército Británico. Formado por tres regimientos, sus funciones en tiempo de guerra son las operaciones especiales, y en tiempo de paz, principalmente el contraterrorismo, fundada por el teniente coronel Archibald David Stirling junto con el mayor irlándes Robert Blair Mayne y el teniente Jock Lewes de la India Británica.

Una de las fuerzas especiales más potentes del mundo

El regimiento ha servido como modelo para la creación de las fuerzas especiales de muchos países del mundo. Aunque el SAS tiene su origen en la Segunda Guerra Mundial, se dio a conocer fuera del ámbito militar como una de las más respetadas unidades de élite del mundo tras la exitosa Operación Nimrod de 1980, cuando asaltaron a mano armada la Embajada de Irán en Londres para rescatar a los rehenes.

El SAS está compuesto por voluntarios de todos los cuerpos del ejército británico, siendo el Parachute Regiment (Regimiento de Paracaidistas) el que más soldados aporta al SAS. Para poder optar al SAS, hay que tener una antigüedad de al menos dos años en cualquier rama del ejército. La selección es especialmente dura. Se buscan candidatos con iniciativa, inteligencia, paciencia y que puedan trabajar bajo la presión a que se somete el SAS. Hasta el día de hoy no hay mujeres en esta rama militar ya que no hay noticias de mujer alguna que haya conseguido superar la prueba de selección. Los varones solamente pueden presentarse a estas pruebas entre los 18 y los 32 años.

Cuando abandonan el cuerpo son seleccionados por empresas de alta seguridad que demandan combatientes altamente preparados para cualquier ataque. Ahora, han pasado a entrar en nómina de las estrellas más importantes de la Premier.