Deportes

El Mundial de los “infieles”: cuando los “cuernos” dinamitan un vestuario

Los líos de faldas son parte del fútbol, afectan al juego y al vestuario. En este mundial, dos selecciones salpicadas por el escándalo han acabado en la calle, pero no son los únicos. Estos son los casos más sonados

Los líos de cuernos han sapilcado al Mundial de Qatar
Los líos de cuernos han sapilcado al Mundial de Qatar FOTO: Instagram La razon

El fútbol se ha visto repetidamente envuelto en diferentes escándalos sexuales vinculados al mundo de la prostitución, sexo con menores, acusaciones de violación o vídeos eróticos. Pero si hay algo que afectado al juego y a la cohesión de un equipo han sido las infidelidades. Los líos de faldas forman parte de la historia del deporte Rey, han influido en el juego y han convertido a rivales o compañeros en enemigos acérrimos.

Y una prueba de ello son los escándalos que ha sacudido el Mundial de Qatar con Serbia y Bélgica como protagonistas.

Belgica ha sido una de las sorpresas del Mundial de Qatar, para mal. El equipo de Hazard, Courtois, De Bruyne han quedado apeados a la primera de cambio y con su entrenador en la calle. ¿El motivo de este fracaso? El vesturario se había convertido en un polvorín con los jugadores en guerra unos contra otros y en medio de esa guerra una infidelidad.

Las rencillas del pasado han sido clave del enfrentamiento entre De Bruyne y Courtois que ha acabado por dinamitar el vestuario. El medio belga RTL ha revelado que, en la actualidad, Kevin De Bruyne y Thibaut Courtois no se hablan y no tienen contacto alguno desde hace años; nueve, en concreto. Todo se originó en 2013, cuando la entonces novia del mediocampista del Manchester City, Caroline Lijnen, viajó a Madrid y quedó con el que era guardameta del Atlético de Madrid, Courtois. El encuentro entre el portero y Lijnen subió de intensidad y la infidelidad pertinente provocó una rotura total de la relación entre el portero y De Bruyne. A partir de ese momento, el mal ambiente no dejó de aumentar en el equipo.

Todo comenzó en 2013 cuando el portero vestía la camiseta del Atlético de Madrid. La casualidad quiso que Caroline Lijnen, entonces pareja de De Bruyne, viajase a la capital española con una amiga poco después de que algunos medios belgas se hiciesen eco de una infidelidad de su novio nada menos que con la mejor amiga de su pareja, engaño que después él mismo confesaría en su autobiografía. Según ella misma explicó a la prensa flamenca, realizó un viaje a Madrid, donde ambos flirtearon: “Esa noche, Thibaut me ofreció más que Kevin en tres años. Estando en Madrid, me acordé que Kevin me había engañado y me dije a mi misma, ¿por qué no puedo hacer lo mismo?”.

Finalmente, la crispación acabó por reventar el campeonato para los belgas.

Cuernos a dos bandas en Serbia

Acusan a varios jugadores de haberse acostado con las mujeres de sus compañeros
Acusan a varios jugadores de haberse acostado con las mujeres de sus compañeros FOTO: Twitter La razon

En Serbia, la situación es aún más escandalosa. El periodista Richard Wilson, que sigue de cerca a los serbios, revela en un hilo en twitter que la supuesta razón por la que Vlahovic no está jugando es un presunto escándalo sexual en el corazón del equipo de Serbia.

La concentración del combinado serbio en la Copa del Mundo era un polvorín. El periodista aseguraba esta misma semana que fuentes del vestuario le habían confirmado que “Dusan Vlahovic se acostó con la esposa del portero Predrag Rajkovic. Además, se ha denunciado que “Nemanja Gudelj se ha acostado con la pareja de Luka Jovic. La supuesta puesta de cuernos de Vlahovic parece haber ocurrido en la concentración. La infidelidad de Gudelj no está tan detallada (probablemente porque la pareja de Jovic ha estado en relaciones con otros miembros del equipo anteriormente y la pareja real de Gudelj es la reina de la prensa rosa en Serbia)”.

Un lío monumental que desde Serbia ya ven como la clave de la su eliminación en la fase de grupos.

Pero estos no son los únicos líos de faldas que hicieron volar un vestuario y convirtieron el compañerismo en odio. Aquí cinco de los casos más sonados:

1. Bombazo en el PSG

La infidelidad de Mauro Icardi a Wanda Nara fue uno de los escandalos más sonados de la primera temporada de Sergio Ramos y Messi en el club parisino.

La relación entre Wanda Nara y Mauro Icardi saltó por los aires después de que ella publicara una storie en Instagram con este claro mensaje: “¡Otra familia más que te cargaste por zorra!”. Según los medios argentinos, este mensaje iba dirigido a la actriz Eugenia La China Suárez, que -como más tarde se confirmaría- era la protagonista de la infidelidad de Icardi. A partir de aquí estalló un auténtico escándalo que acabó con el jugador fuera de entrenamientos e incluso de varios partidos por motivos extradeportivos.

Mensaje que dejó Wanda Nara en Instagram y que anticipó su separación de Mauro Icardi.
Mensaje que dejó Wanda Nara en Instagram y que anticipó su separación de Mauro Icardi. FOTO: Instagram Wanda Nara

El matrimonio, que parece haberse dado un oportunidad, ya tienen experiencia en líos extramatrimoniales, no en vano su relación nació fruto de uno ellos y provocó la enemistad entre dos compañeros de equipo. Mauro Icardi y Maxi López. Wanda y Maxi tuvieron tres hijos (Valentino, Constantino y Benedicto) y conocieron a Icardi cuando los dos futbolistas fueron compañeros en la Sampdoria. En aquella época, Mauro Icardi era uno más en la familia de Wanda y Maxi, con el que mantenía una gran amistad. Una amistad que se rompió cuando Wanda y Maxi se separaron y Mauro comenzó su relación sentimental con ella. A partir de aquí el enfrentamiento entre ambos fue brutal.

Publicación de Wanda Nara, mujer de Mario Icardi, en Instagram donde dedica un duro mensaje a La China Suárez.
Publicación de Wanda Nara, mujer de Mario Icardi, en Instagram donde dedica un duro mensaje a La China Suárez. FOTO: Instagram Wanda Nara

2. John Terry/Brigde

El inglés John Terry, a pesar de estar casado, tuvo un romance con la esposa de su compañero de selección Wayne Bridge. Este escándalo le costó la capitanía de su país. Bridge no solo dejó atrás su amistad con Terry sino que le niega el saludo en los partidos en los que se enfrentan, en un acto que suele ser protocolario previo a los enfrentamientos.

3. Mesut Özil/Lell

El actual jugador del jugador del Fenerbahçe fue ‘cazado’ durante su última temporada en el Real Madrid ligando con la novia de Christian Lell, compatriota de Özil cuando éste militaba en las filas del Levante. Lell se enteró de este flirteo entre el futbolista y Melanie Rickinger tras mirar los mensajes en el móvil de su pareja. El resultado fue que a raíz de este escándalo Özil cortó con su novia oficial mientras que Lell fue denunciado por robo de datos.

Para colmo Lell, defensa alemán, estaba separado de su esposa Daniela, de quien se rumoró que el hijo que tenía era de Michael Ballack.

4. Paul Terry/ Dale Roberts

El escarceo más trágico de todos. La infidelidad fue la causa del suicidio de Dale Roberts, portero del Rushden and Diamonds, según publican los medios ingleses. El meta fue encontrado muerto el martes en su vivienda de la ciudad de Higham Ferrers sólo unas horas antes del partido entre su equipo y el Eastwood Town de la Copa de Inglaterra. El guardameta no superó el trauma al conocer que su esposa, Lidsay Cowen, mantenía un romance con su compañero y hermano del jugador del Chelsea, John Terry.

Según las versiones de la prensa británica, Paul Terry habría conocido a Lindsay cuando éste se quedó a dormir en casa del portero. Según familiares de Roberts, ex jugador del Nottingham Forest, nunca superó el episodio de su señora y su compañero, por lo que siete meses después terminó ahorcándose en su hogar.

5. Lío en la selección de Estados Unidos

John Harkes fue el capitán de la selección de Estados Unidos y uno de los líderes del equipo, pero quedó por fuera del equipo que disputó el Mundial de 1998. Tiempo después, se conoció que el técnico Bruce Arena decidió dejar por fuera a Harkes tras conocer que tuvo un ‘acercamiento’ con la esposa del delantero Eric Wynalda. El entonces entrenador de aquel equipo, Steve Sampson, basó su decisión en “conflictos de liderazgo” y en la negativa del jugador a asumir “una función más defensiva”. Nada que ver con la realidad.