Deportes

Andrea Martínez, novia de Kepa, sale en su defensa en redes sociales

Kepa falló un penalti en la Carabao Cup y su novia, André Martínez, rompió una lanza por él en redes sociales.

Andrea Martínez y Kepa
Andrea Martínez y Kepa. FOTO: La Razón

Pudo ser el héroe del Chelsea, pero Kepa Arrizabalaga rozó la gloria en la final de la Copa de la Liga y acabó besando la lona tras fallar el penalti decisivo que dio el título al Liverpool, ganador en una tanda de penaltis que se alargó hasta los 22 lanzamientos con protagonismo para el guardameta español. Por ello, Andrea Martínez, su novia, quiso salir en su defensa en redes sociales.

“Una de las cosas que aprendí cuando era jugadora de baloncesto fue que un equipo siempre es un equipo. No hay héroes, no hay villanos. En mi opinión personal, esta es una situación muy injusta y no sólo hablo de hoy. Kepa, estamos muy orgullosos de ti, como portero y más como persona”, manifestó Miss Universo España 2020.

Kepa salió a un minuto del final

Kepa no apareció en la alineación inicial. Pese a disputar cinco encuentros en las rondas previas a la final, su técnico Thomas Tuchel apostó por Edouard Mendy para jugar el partido decisivo. Sin embargo, con 0-0 en el marcador, y un minuto antes de la conclusión de la segunda parte de la prórroga, Tuchel sacó al campo a Kepa para afrontar la decisiva tanda de penaltis.

No fue una decisión cualquiera, ya que con anterioridad el portero español ya lució sus habilidades desde los once metros. Pocos olvidan en el Chelsea cuando en 2019 Maurizio Sarri, en la final de la Copa de la Liga que perdió ante el City, quiso sustituir a Kepa por Willy Caballero antes del final porque creía que estaba lesionado. Kepa se negó a salir del campo y, pese a que detuvo un penalti a Leroy Sané, su equipo perdió.

En otras ocasiones, Kepa también demostró su habilidad para detener penaltis. En 2021, también en la Copa de la Liga, paró uno decisivo en octavos frente al Aston Villa; esta misma temporada, en la final de la Supercopa de Europa, dio al título a su equipo tras detener otro penalti a Raúl Albiol; y en las semifinales de la Liga Europa del curso 2018/19 ante el Eintracht, paró dos a Martin Hinteregger y a Gonçalo Paciencia.

Con esos antecedentes, Tuchel apostó fuerte por su portero. Sacó a Mendy y confió en Kepa, que en alguno de los once lanzamientos del Liverpool estuvo a punto de dar una alegría al Chelsea. Sobre todo en el último intento de un jugador de campo, de Ibrahim Konate, a quién estuvo a punto de dar un disgusto tras tocar la pelota. Después, en el turno de los porteros, Caoimhin Kelleher acertó y Kepa mandó la pelota a la grada. Pasó de héroe a villano en un suspiro. La mala suerte pudo con él.