Noticias destacadas

Métodos brutales

De 'Villano Fitness' a Jo Lindner: los excesos mortales del culturismo

La muerte del fisioculturista e Instagramer Alfredo Martín reabre el debate de las brutales prácticas en busca del músculo perfecto

De 'Villano Fitness' a Jo Lindner a Meegan Hefford: los excesos mortales del culturismo
De 'Villano Fitness' a Jo Lindner a Meegan Hefford: los excesos mortales del culturismoInstagram

Nuevo golpe para el culturismo que ya acumula demasiadas tragedias este año. Alfredo Martín, culturista conocido como Villano Fitness y Héroe Fitness, en redes, falleció el pasado lunes, tal y como confirmaba ayer su pareja Vera Schroeder, a través de sus redes sociales. Aunque no han trascendido las causas de la muerte del deportista y entrenador era famoso en redes por defender el uso de esteroides para aumentar la masa muscular. 

Martín había reconocido en más de una ocasión que llevaba tomando esteroides desde los 25 y "estaba sano", aunque añadía "tengo atrofia testicular, alopecia, colesterol, llevo controles del corazón y los riñones porque es perjudicial para ellos y sé que tengo un riesgo de infarto... Pero bueno, que estoy sano", contaba a través de sus stories de Instagram. Ahora, su muerte ha vuelto a reabrir el debate del uso de químicos en busca del músculo perfecto.

En 2021, la comunidad del culturismo y el fitness perdió 21 atletas, que murieron por diferente motivos, en 2022 también se produjeron decenas de fallecimientos y este año no esta siendo mejor. El uso de esteroides, sustancias ilegales o métodos inhumanos para lograr el ansiado e imponente músculo ha acabado con la muerte de muchos profesionales y aficionados de esta disciplina. Y es que por desgracia "Villano Fitness" no es el único que ha acabado perdiendo su vida en una lucha titánica por tener el cuerpo deseado. Estos son algunos de los casos más desgarradores:

Jo Lindner

El pasado mes de julio un nuevo e inesperado golpe volvía a sacudir los cimientos del culturismo tras conocerla el fallecimiento del alemán Jo Lindner haya fallecido a los 30 años por un repentino aneurisma que provocó su muerte en los brazos de su novia, Nicha. Ella junto a uno de sus amigos más cercanos fueron los encargados de comunicar la triste noticia que generó una profunda sorpresa dentro de la disciplina.

El físico de Jo Lindner había sido admirado por casi todos y había sido un mentor para muchos. La disciplina de Lindner los habían convertido en un hito para todos los aspirantes a culturistas. Sin embargo, confesó el uso de esteroides y desarrolló ginecomastia, una enfermedad que causa el agrandamiento de los tejidos mamarios y quema los pezones. Esta anomalía produce una deformidad de carácter estético que provoca alteraciones de orden psicológico en el paciente.

Con más de ocho millones de seguidores en Instagram y casi un millón de suscriptores en su canal de YouTube, Joesthetics era una referencia ineludible para los aficionados al culturismo, quienes recibían sus consejos. Jo solía alertar a sus seguidores de los riesgos en el consumo de los esteroides y hace tan solo dos días hablaba en Instagram de su experiencia: "Cuando perdí mis ganancias porque dejé todo durante 1 año no pude recuperar mis propios niveles de testosterona, así que volví a un tratamiento hormonal. Confía en mí, traté de parar, pero ten en cuenta que podría tener efectos a largo plazo en tu vida. Esta publicación debe mostrar que, incluso de forma natural, puedes lucir increíble y ¡solo necesitas ponerte en forma!"

Dean Wharmby

El 19 julio de 2015 Dean Wharmby falleció en un hospital de Rochdale, Reino Unido. Con 39 años, casado y padre de un hijo, el motivo de su muerte fue un cáncer de hígado provocado por una vida de excesos relacionados al deporte.

Wharmby era culturista. No obstante el peso que levantaba en el gimnasio nunca era suficiente. Al igual que su peso o el tamaño de sus músculos. Por lo menos así lo reconocía el mismo en su página de Facebook. Por ello, cuando su cuerpo no daba para más de manera natural, decidió forzarlo. Empezó a utilizar esteroides y anabolizantes, hasta que acabó desarrollando una adicción a ellos. Asimismo, modificó su dieta para llegar a ingerir más de 10.000 calorías diarias y bebía entre 7 y 8 latas de bebidas energéticas al día. Finalmente, con 34 años, su cuerpo estalló.

Valdir Segato

Sus bíceps de casi 60 centímetros lo convirtieron en un fenómeno de las redes sociales. Se hizo conocido como el “Hulk brasilero”. El fisicoculturista Valdir Segato falleció a los 55 años de edad, ignorando las advertencias de los médicos y el riesgo de accidentes cerebrovasculares e infecciones mortales que conllevaba su plan para crear su “apariencia sobrehumana”. El deceso se produjo por un exceso de inyecciones de Synthol. Los médicos le alertaron de los riesgos de una desfiguración o una probable amputación pues podría generarle un daño irreparable en los nervios.

El synthol es el resultado peligroso de la mezcla de aceite, lidocaína y alcohol bencílico, la cual permite un aumento inmediato del volumen debido a que funciona como un implante sobre el cuerpo. El uso de esa sustancia aumenta el riesgo de infecciones, fibrosis muscular, tumores, problemas cerebrales y musculares.

Meegan Hefford

El 19 de junio de 2017, la muerte de Meegan Hefford, de 25 años, conmocionó al mundo del fisicoculturismo, tras ser hallada inconsciente en su departamento de Mandurah, Australia, rodeada de "suplementos protéicos". Tras dos meses sin conocer el motivo de su fallecimiento, y después de completarse una compleja autopsia, su madre, Michelle White, reveló cuál fue la causa que derivó en la muerte cerebral de la ex competidora: "Trastorno del ciclo de la urea" agravado por una sobredosis de proteínas. Meegan, madre de dos hijos falleció debido al consumo excesivo de batidos de proteínas, suplementos y alimentos ricos en proteínas.

Alena Kosinová

La deportista polaca de 46 años falleció en 2021, momentos antes de participar en un torneo de Alicante. ¿La causa? Un fallo multiorgánico que, según dedujeron los médicos que la asistieron, podía deberse a los diuréticos ingeridos para resaltar músculo. Supuestamente, la pasión que cultivó desde joven era la misma que la había llevado a la tumba. Un caso más que demuestra que la preparación extrema y el cóctel de suplementos (legales o no) conllevan, puntualmente, a un desenlace dramático.

Mike Matarazzo

Nació en 8 de noviembre de 1965 en Boston, trasladándose a California para poder seguir con su carrera como culturista. Ya que anteriormente se dedicaba a ser boxeador. Ganando en 1989 el oro en Gymclasic y posterior en 1991 participó la primera vez en Mister Olimpia, participando en siente Mister Olimpia logrando su clasificación en 1998, siendo su noveno. Se retiró tras ser sometido a una operación a corazón abierto debido a una obstrucción de arterias. Sufrió un ataque al corazón en 8 de noviembre de 2007 y en agosto del 2014 fue internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital de Stanford debido a complicaciones cardiacas. El 17 de agosto de ese mismo año falleció mientras estaba a la espera de un trasplante de corazón. El exceso de esteroides provocó su muerte a los 48 años de edad.

Andreas Munzer

Conocido como “El hombre sin piel”, ya que contaba con un nivel muy bajo de grasa y la piel fina que tenía en cada uno de sus campeonatos. Nació en 1964 en Australia, admirador de Arnold Swarzeneger, participando en competiciones que llevaba su nombre. Conocido por hacer uso de una elevada cantidad de diuréticos que lograban funcionar como sustantivos del potasio. Logrando ganar un campeonato de juegos mundiales en 1981 y el Arnold clasic en 1995. Sus músculos gigantes y un porcentaje de grasa corporal que rozaba el cero por ciento, lo convirtieron en un atleta único. Su prematura muerte en 1996, a los 31 años, conmocionó al universo del fitness y la causa de su fallecimiento fue un fallo multiorgánico múltiple distrófico como consecuencia de años de abuso de esteroides anabólicos. Tenía tumores del tamaño de una pelota de tenis.

Greg Kovacs

Nació el 16 de diciembre de 1968. Al contar con una estatura de 1.90 metros y sus 180 kilogramos fue conocido como el fisicoculturista más fuerte que se haya visto en la historia. Ganando el campeonato nacional de la MPC en Canadá en el año 1996, logrando de esa forma obtener su carnet PRO. El consumo excesivo de esteroides le provocó una gran cantidad de ataques al corazón y finalmente, el 25 de noviembre de 2013, fallecía a la edad de 44 años.

Neil Curry, Justyn Vicky o Catalin Stefanescu también forman parte del reguero de muertes que han sacudido este año una disciplina más que cuestionada.