Coronavirus

Canarias, destino del primer vuelo piloto con pasaporte inmunológico

Tendrá lugar en julio. Se tratará de una experiencia en la que los turistas llevarán una aplicación móvil que recoge los datos de la Covid-19 encriptados

Un viajero da positivo en un avión a Lanzarote mientras volaba a la isla
Un agente de la Guardia Civil vigila la zona de llegadas del aeropuerto de LanzaroteJavier Fuentes FigueroaEFE

Viajar con seguridad es algo a lo que nadie quiere renunciar. Y menos tras una pandemia mundial como la de la Covid-19. España es uno de los países con mayor número de casos y podría aportar una de las soluciones para que los desplazamientos sean así, seguros. Algunos expertos señalan que no se tiene que renunciar a la protección de datos personales para que sea posible.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha elegido la aplicación hi+Card, de creación española, para poner en marcha un proyecto que supondría el inicio del pasaporte sanitario digital en la época post-covid. Un sistema que almacenaría los datos médicos gracias a características de «blockchain», un cifrado por bloques que garantizan la protección de los datos personales. «Se introduce el certificado digital emitido por las autoridades nacionales de cada país (Ministerio del Interior/Policía Nacional). Esto garantiza que la identidad sea fiable y que nadie pueda falsear esos datos», cuenta a LA RAZÓN Antonio López de Ávila, consejero delegado de TDDS, creador de la aplicación.

El que también fuera presidente de Seggitur señala que tras una prueba de anticuerpos, la persona pediría al hospital que suba su certificado médico a la plataforma. «Lo hará el centro sanitario, que debe estar homologado, y no un médico colegiado. Hacía tiempo que pensábamos en algo así, que cubriera la necesidad de viajar con nuestro historial médico digitalizado y al alcance de la mano. No solo hablamos de inmunidad por Covid-19, sino de cualquier patología: diabetes, enfermedades crónicas, alergias, tratamientos, etc». añade.

Canarias fortaleza

Las islas han demostrado que además de los valores turísticos ya conocidos, la seguridad sanitaria ha sido uno más. Los protocolos seguidos tras el primer caso de coronavirus detectado en España (en La Gomera); y el segundo y más polémico en el hotel de Tenerife (puesto en cuarentena) colocan a Canarias como un destino turístico seguro.

La administración regional se centra ahora en impulsar los test en origen, al menos 72 horas antes del vuelo, y que el turista lo añada a esa aplicación. Al llegar al archipiélago, esa «app» se conectaría al sistema público de salud y actuaría como un pasaporte sanitario digital. «La idea no es controlar al turista en toda su trayectoria por las islas, pero sí estar en alerta por si en algún momento surgiera un contagio», explica la consejera de Turismo canario, Yaiza Castilla.

Esta tecnología móvil estará disponible el próximo mes de julio, fecha en la que tendrá lugar un vuelo experimental Madrid-Canarias, aunque aún no se ha definido hacia qué isla ni la procedencia de los pasajeros.

El turista subirá al avión, tanto si el test señala anticuerpos del virus como si da negativo, y se quedará en tierra en caso de presentar síntomas. En un momento en el que se está reactivando la economía, el viaje es una forma de inspirar confianza en el turista para que experimente de primera mano los protocolos de seguridad adoptados en la desescalada.

Embarques más rápidos

Una de las ventajas de una aplicación así es que se agilizaría la operatividad de los aeropuertos. «Si tienes a 50 personas de 200 con un certificado médico digital sería un problema menos para Aena porque no tendrían que pasar algunos controles», añade López de Ávila. También la compra del billete por internet. «Es el mismo procedimiento que con la acreditación de residente canario. La aerolínea pregunta a los censos municipales y éstos les dan el visto bueno para aplicar el descuento antes de finalizar la compra. Lo mismo harían en nuestra plataforma digital».

España sigue trabajando también en una aplicación de trazabilidad que complemente esta tecnología y que se probaría también en este vuelo piloto. Así lo informó la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en el Congreso. Y es que las tecnológicas Apple y Google ya habían anunciado semanas atrás un sistema de rastreo que gestiona los datos de forma descentralizada. «Manejan códigos abiertos para que otros puedan desarrollar aplicaciones sobre ellas, algo novedoso por parte de estas empresas en la crisis sanitaria. Utilizan el bluetooth por cercanía entre los teléfonos. Es como si hablaran entre sí. Si uno de ellos notifica que tiene Covid-19, ese móvil manda un mensaje a todos con los que se haya cruzado en el camino en los últimos días. Es como si se saludaran por la calle”, explica el CEO de TDDS.

Estas apps deben ser descargadas de forma voluntaria. Al final, la gente se sumará a aquella que más descargas tenga. Por eso, los expertos señalan que lo ideal sería que la propia OMS lidere esta tecnología. Sin embargo, sus responsables aún tienen dudas de que la inmunidad prevenga nuevos contagios y de la confidencialidad de los datos.

El corredor verde Canarias-Madeira

Mientras no haya una directiva europea que obligue a hacer los test para detectar la Covid-19 en el punto de origen de los viajes, los gobiernos buscan alternativas para viajar seguro. Una de ellas, donde Canarias han vuelto a ser pionera, ha sido el acuerdo con la isla portuguesa de Madeira para establecer un corredor turístico entre ambas regiones ultraperiféricas. Los dos archipiélagos tienen una baja incidencia epidemiológica y realizarán test PCR en origen para garantizar que sus turistas lleguen sanos a ambos destinos. «Se trata de una reciprocidad sanitaria», señala la consejera de Turismo canario Yaiza Castilla.