Toma de beneficios en el Ibex, pese a ceder cerca de un 2%

El selectivo español se situó en torno a los 7.750 puntos. Parece que los mercados de renta variable descuentan que lo peor ha pasado respecto a la crisis sanitaria

El Ibex 35 inicia junio con una subida del 1,95% y conquista los 7.200 a la espera del BCE
Parte superior de la fachada del edificio de la Bolsa de MadridJesús Hellín Europa Press

La jornada de hoy estuvo marcada por la cautela de los inversores, tras la subida vertical que han cotizado las bolsas durante las últimas dos semanas. El Ibex35 cede cerca de un 2% para situarse en los entornos de los 7.750 puntos. Parece que los mercados de renta variable descuentan que, al menos en las principales economías, lo peor ha pasado respecto a la crisis sanitaria.

La apertura de la actividad económica, más dinámica sin duda de lo que cabría esperar hace cosa de un mes, junto con los diferentes estímulos planteados por los Bancos Centrales, han actuado como catalizadores alcistas tras un inicio de año devastador para los mercados.

Hoy dará comienzo la reunión de la Reserva Federal de mañana, pudiendo anunciar, tras el cierre de sesión de mañana, nuevos paquetes de contención al frenazo del crecimiento en EEUU. Si nos centramos en el Ibex35, podríamos dilucidar que las caídas del día de hoy son fruto de una distribución de papel, analizando que precisamente las que más ceden son aquellas que mejor comportamiento tuvieron a lo largo del último mes.

Un buen ejemplo es IAG, perdiendo más de un 5%, tras acumular un 60% de rebote en las últimas semanas. El sector turístico en su conjunto, con Amadeus, AENA o Meliá como exponentes, repiten el patrón de la aerolínea. Solo Grifols y MásMóvil logran esquivar los números rojos al cierre.

En cualquier caso, los retrocesos en los parqués nacionales están en línea con las caídas de Europa. De cara a las próximas sesiones, esperamos que la tendencia alcista de fondo en renta variable continúe. Sin embargo, tampoco podríamos descartar que la toma de beneficios se extendiera alguna sesión más, presionando al Ibex hasta los 7.500 puntos.

Francisco Sánchez-Matamoros, analista de XTB