Amenazas a trabajadores del SEPE: "Cuando abran las oficinas les vamos a pegar fuego por idiotas”

CSIF presenta una denuncia penal por las amenazas físicas que recibe el personal del SEPE a través de Twitter por el retraso en el pago de los ERTE

Coronavirus.- Detenidas 19 personas en Turquía por publicaciones "infundadas y provocativas" en redes sociales
Logo de Twitter en una pantalla de teléfono móvil (Foto de ARCHIVO) 23/04/2019 ONLY FOR USE IN SPAIN Monika Skolimowska/dpa

El nerviosismo y el cabreo por el impago de los ERTE ha estallado contra los trabajadores del SEPE. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha interpuesto una denuncia contra las amenazas físicas y coacciones que reciben los empleados del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) a través de Twitter. CSIF ha puesto estos hechos en manos de los juzgados madrileños de Plaza de Castilla, al considerar que pueden ser constitutivos de delito de amenazas, delito de coacciones, delito de injurias. Esta denuncia se produce a pocos días de apertura al público de las oficinas del SEPE a partir del próximo día 15 de junio.

Mientras que el Consejo General de los Colegios de Gestores Administrativos llegó a estimar que más de 900.000 trabajadores en ERTE aún no había cobrado la prestación a final de mayo, el SEPE anunciaba que el 98% ya habían sido pagadas. Además, atribuía el 2% restante que aún estaban pendientes de pago a errores en los datos ajenos al propio SEPE. Las contradicciones entre lo que el Ministerio de Trabajo dice y lo que la gente ve en su día a día “han generado una campaña brutal en redes sociales contra los trabajadores del SEPE", explican desde CSIF.

“Además somos súper guapos y listos. Pero la realidad es que yo me cagó en vuestra Puta madre. Mientras haya un solo ciudadano que no haya cobrado, es para mandaros a la mierda. Espero (que no deseo) que a alguien se le vaya la pinza y empiece a pegar tiros a los mentirosos", este es uno de los tuit incluidos en la denuncia, que un usuario dirigió contra las cuentas @desdelamoncloa y @empleo_SEPE.

La segunda amenaza recogida en la denuncia llegó en respuesta a un tuit del SEPE informando de problemas técnicos y saturación. Una usuaria de Twitter respondió lo siguiente: "Cuando habrán las oficinas les vamos a pegar fuego por idiotas”.

El tercer caso recogido por CSIF se produjo cuando la cuenta de Twitter @empleo_SEPE publicó: “Con el objetivo de facilitar toda la información y trámites relacionados con la situación del #COVIDー 19 nuestra página web dispone de una sección especial con todo lo publicado hasta el momento http://sepe.es/HomeSepe/COVID-19.html”. A lo que otro usuario de Twitter contestó: “Os vais a arrepentir de estos 3 meses dejando a tanta gente sin cobrar”.

Finalmente, la última amenaza incluida en la denuncia de CSIF la cual podría incurrir en delito se produjo este pasado 5 de junio: "No cojeis el telefononi aunque os pagaran por ello. No habrais las oficinas que el dia que abrais todos los que no hemos cobrado nos vamos a presentar y vais a trabajar como nunca lo habeis echo pedazo de mierdas … Hay mucha gente sin cobrar aun mierdas”, dice la publicación.

“Hay una sensación de cabreo que es entendible, pero no se pueden aceptar amenazas", señalan fuentes de CSIF a LA RAZÓN. ”El objetivo de esta denuncia es poner estos hechos en conocimiento de la Policía para sensibilizar y para que el Ministerio dé la cara y tome medidas porque hay mucha gente aún sin cobrar", añaden. Los trabajadores del SEPE están preocupados y el sindicato pide medidas de seguridad. CSIF ha rechazado la apertura inmediata, el próximo 15 de junio, porque todavía hay cerca de 200.000 expedientes de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) sin resolver, además de otro número significativo de desempleados pendientes del abono de otras prestaciones extraordinarias de protección por desempleo aún sin cuantificar, “a diferencia de lo que se traslada por parte de la Ministra de Trabajo en el sentido de que ya se ha acometido el 98,5% de las cargas de trabajo”, denuncia el sindicato. Unas declaraciones políticas que consideran “de todo punto irresponsables”, añaden.

En un comunicado, el sindicato ha señalado que considera que se debería estabilizar esta carga de trabajo para proceder a la reapertura con las debidas garantías. “Es más que previsible que la angustia e incertidumbre de estas personas se trasladará a las oficinas del SEPE y a los profesionales que las atienden”, ha añadido. Asimismo, ha rechazado la reapertura por fases planteada por los responsables del SEPE, puesto que cree que las oficinas deben “reanudar la atención al público al mismo tiempo”, garantizando las mismas y máximas medidas de seguridad sanitaria. En este sentido, ha reclamado la presencia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en el conjunto de las unidades, que garanticen la invulnerabilidad tanto de gestores como de usuarios.