Los españoles huyen de los bares

El miedo a contagiarse y a otra crisis económica han desplomado la afluencia a los locales de hostelería. El sector advierte de que 65.000 establecimientos no van a sobrevivir. Solicita un IVA super reducido y bonos de apoyo para reactivar el consumo

De España se dice que es un país de bares por la afición de sus ciudadanos a socializar en ellos. Y, sobre el papel, lo sigue siendo por el número de establecimientos de este tipo que hay abiertos. Pero la reapertura de los locales de hostelería tras el confinamiento por el coronavirus ha revelado que, por el momento, los españoles son reacios a volver a pisarlos con la asiduidad que lo hacían antes. Según el ”Indicador de confianza’ correspondiente al segundo trimestre del año, realizado por la plataforma “Juntos con la Hostelería”, que está formada por Hostelería de España, Fiab y Aecoc, el 50% de los bares y restaurantes españoles han perdido la mitad de sus clientes tras su reapertura post confinamiento.

Según el sondeo, el 35,1% asegura que la afluencia a su local ha caído entre un 50% y un 75% en relación al año pasado, mientras que otro 16,1% afirma que lo ha hecho más de un 75%. Otro 33,1% calcula que tiene ahora entre un 25% y un 50% menos de clientes. Esta caída de actividad se va a traducir en un importante retroceso de facturación, pues el 80% de los negocios consultados cree que sus ventas se reducirán entre un 25% y un 80%. Los datos afectan al 80% de los locales que han abierto, pues, como asegura la consulta, un 20% de locales no han abierto. En algunos casos -un 27%-, lo hicieron, pero tuvieron que volver a echar la persiana.

El peligro de los rebrotes

“Estamos asistiendo a un desplome absoluto de la demanda por el miedo que tiene la gente a contagiarse y la expectativa de otra crisis económica”, ha explicado Emilio Gallego, el director general de Hostelería de España. Y lo peor para el sector, como ha explicado el presidente de la patronal, José Luis Yzuel, es que los rebrotes “van a afectar muy gravemente” a una actividad que ya de por sí iba perder miles de negocios por los cierres anteriores. En este momento, más de 40.000 negocios ya han echado ya el cierre de sus establecimientos, pero el sector prevé que 65.000 habrán desaparecido a final de este año, aunque advierte de que en el caso de empeore la crisis sanitaria, esta cifra podría ascender a los 85.000 establecimientos. “Estamos viviendo los rebrotes de forma más dolorosa por las medidas desiguales que se están adoptando y por los mensajes contradictorios que se están dando. Estamos en una situación grave y por la falta de concreción de medidas hace que estemos muy preocupados y nos encontremos en una situación muy delicada”, ha asegurado Yzuel. “Y como haya otro confinamiento, o el Gobierno ayuda, o la hecatombe va a ser absoluta”, ha advertido.

Desde la cadena de valor de la hostelería, consideran que el Ejecutivo debe articular medidas para estimular la demanda. “Vemos con gran preocupación los planes de subida de impuestos al consumo que se plantean. No estamos para esto”, ha advertido José María Bonmatí, director general de Aecoc, la asociación de fabricantes y distribuidores. Lo que la hostelería necesita, según Bonmatí, es que España adopte un IVA superreducido temporal para el sector como han hecho Alemania o Gran Bretaña; o que se copie también lo que han hecho en Francia, Italia o Alemania con la entrega de bonos de apoyo al consumo. “Las familias necesitan un empuje que les haga salir de sus casas”, ha asegurado.