Desplome de la recaudación tributaria por las moratorias y la bajada del consumo

Los aplazamientos le cuestan a Hacienda más de 2.600 millones de euros. El impuesto de hicrocarburos cae un 17%, el de la electricidad un 10% y el del carbón un 70%. La bajada por alcohol y cerveza supera el 40%. El tabaco solo disminuye un 3,4%

Las medidas de carácter tributario aprobadas por el Gobierno para paliar los efectos de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 han supuesto 2.649 millones de euros menos de recaudación hasta septiembre. En concreto, 1.946 millones menos de recaudación son fruto de las medidas destinadas a facilitar la concesión de aplazamientos a empresas con volumen de operaciones menor de seis millones de euros y deuda tributaria no superior a 30.000 euros, a aquellas con deudas derivadas de declaraciones aduaneras y a los contribuyentes a la espera de la concesión de la financiación. Asimismo, el retraso en el ingreso de las deudas causado por la suspensión de plazos supuso hasta septiembre la pérdida de 575 millones, según el informe de recaudación mensual de la Agencia Tributaria, recogido por Servimedia.

Sin embargo, estas dos medidas, las de mayor importancia en términos de recaudación, están reduciendo su impacto negativo, ya que fueron aprobadas con el objetivo de paliar algunas consecuencias del Covid-19 y aliviar problemas de liquidez a empresas y ciudadanos, así como evitar las dificultades para cumplir con los compromisos con la Hacienda pública durante el estado de alarma. Por ello, en ambos casos el impacto negativo sobre los ingresos se concentró en los primeros meses y posteriormente se han ido recuperando parte de los importes aplazados o suspendidos.

Pagos fraccionados

Por otro lado, la Agencia Tributaria cifra en 13 millones de euros recaudados menos el impacto producido por el cambio en la forma de liquidación de los pagos fraccionados, que posibilitó, por un lado, aplicar en el IRPF y en el IVA la estimación directa en 2020 sin impedir la opción de volver a la estimación objetiva en 2021, y, por otro, en el Impuesto sobre Sociedades, pasar a tributar según los beneficios realmente obtenidos en lugar de hacerlo por la última cuota anual presentada. En este último caso, en el primer pago se pudieron acoger los contribuyentes con volumen de operaciones inferior a 600.000 euros, mientras que desde el segundo pago también pueden hacerlo los contribuyentes con volumen de operaciones menor de 6 millones.

Asimismo, el informe cuantifica en 74 millones de euros el impacto negativo de la medida por la que se permitió descontar los días naturales en los que estuvo declarado el estado de alarma del cómputo como días de ejercicio de actividad en la estimación objetiva del IRPF y en el régimen simplificado del IVA. Además, estima una disminución en la recaudación de 40 millones de euros por la aplicación del tipo cero en el IVA, entre el 22 de abril y el 31 de julio, en los bienes necesarios para combatir los efectos del Covid. Esta medida fue prorrogada el pasado 22 de septiembre, de forma que el plazo de aplicación de este tipo cero de IVA se extiende hasta el 31 de octubre. Por último, la reducción del IVA digital para las publicaciones en Internet y libros electrónicas, del anterior tipo del 21% a uno del 4%, ha supuesto un millón menos de recaudación hasta septiembre.

Un 17% menos por hidrocarburos

Por otro lado, la Agencia Tributaria recaudó 7.682,7 millones de euros hasta septiembre con el impuesto de hidrocarburos, lo que supone un 17% menos respecto al mismo periodo de 2019 (9.251,8 millones). De la cuantía total, 1.495,3 millones fueron para el Estado, 6.095 millones para las comunidades autónomas y 92,3 millones para las corporaciones locales. La recaudación del impuesto que grava la electricidad fue de 927,3 millones de euros hasta septiembre, un 10,8% menos respecto a los nueve primeros meses de 2019 (1.039,6 millones). Además, con el impuesto al carbón se ingresaron hasta septiembre 38,4 millones de euros, cifra un 70,3% inferior a la del mismo periodo de 2019 (129,6 millones).

Los ingresos por alcohol se desploman

Los impuestos especiales al alcohol y la cerveza recaudaron durante los meses de julio a septiembre un total de 189,28 millones de euros, lo que supone un 40,1% menos respecto a los 316,18 que ambos tributos aportaron a las arcas públicas en los tres principales meses de vacaciones de verano de 2019, debido a la caída de actividad del turismo y la hostelería. La recaudación conjunta de ambos impuestos fue de 58,38 millones de euros en julio, un 24,6% menos que en el séptimo mes de 2019, mientras que en agosto la caída de la recaudación, con 61,1 millones de euros, fue del 53,7% respecto al mismo mes del año anterior, cuando se ingresaron 131,99 millones. En septiembre, ambos tributos aportaron 69,8 millones de euros, un 34,5% menos en comparación con los 106,7 millones del noveno mes de 2019.

Por separado, el impuesto especial sobre el alcohol aportó 40,28 millones en julio, un 7,4% menos que un año antes; 39,2 millones en agosto, un 59,2% menos; y 38,5 millones en septiembre, un 49,5% menos; mientras que el impuesto a la cerveza ingresó en julio 18 millones, un 46,7% menos; 21,9 millones en agosto, un 38,7% menos; y 31,3 millones en septiembre, un 3,4% más. En términos acumulados en los nueve primeros meses del año, estos dos impuestos han aportado al erario una recaudación total de 643,8 millones de euros, un 18,8% menos en comparación con los 793,5 millones que habían ingresado en el mismo periodo de 2019. De manera separada, el impuesto sobre el alcohol había logrado ingresar 434,1 millones hasta septiembre, un 22,8% menos que en los nueve primeros meses de 2019 (562,5 millones), mientras que el impuesto a la cerveza proporcionó 209,7 millones de euros, un 9,2% menos que un año antes (231 millones).

Vuelco negativo de la cerveza

De esta forma, los datos registrados en esos tres meses han supuesto un vuelco en la evolución del impuesto sobre la cerveza, ya que hasta junio este tributo experimentaba un aumento del 5,7% en su recaudación respecto al primer semestre de 2019, siendo entonces el único impuesto especial, junto al de las primas de seguros, que tenían una evolución positiva durante este año marcado por el coronavirus en comparación con el anterior. Por su parte, el impuesto sobre el alcohol perdía ya un 8,8% de recaudación en junio, por lo que esta tendencia negativa se agudizó durante entre julio agosto.

El Tabaco cae menos

Por otro lado, el impuesto sobre el tabaco recaudó 4.653,5 millones de euros hasta septiembre, un 3,4% menos respecto a los 4.817,7 millones de euros del mismo periodo del año anterior. De dicha recaudación, 2.039,1 millones de euros correspondieron al Estado, 2.556,5 millones a las comunidades autónomas, y 57,7 millones a los ayuntamientos.