ERC pacta con Sánchez “un chantaje que va contra Madrid”

El portavoz del PP y alcalde madrileño, Martínez-Almeida, advierte al Gobierno de que la región aplica la ley y que no hay ningún “paraíso fiscal”: “Lo que pasa en Cataluña no es culpa de Madrid”

“Chantaje contra Madrid”, “afrenta al Estado autonómico”, “ataque a otra comunidad”... El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha cargado con dureza contra la pretensión de ERC y el Gobierno de “cercar” la política fiscal de Madrid.

Según ha anunciado el portavoz de Esquerra Republicaba en el Congreso, Gabriel Rufián, el acuerdo para su apoyo a los Presupuestos incluye la creación de una comisión bilateral que busca acabar con lo que ha definido como el “paraíso fiscal” de Madrid. Esta comisión pretende afrontar una reforma del impuesto de las grandes fortunas destinada a acabar con lo que el portavoz independentista ha calificado como “el paraíso fiscal” de la Comunidad de Madrid, que, a su juicio, “supone un grave perjuicio para la clase trabajadora en un momento de emergencia social”.

Rufián ha explicado que a esa comisión acudirán expertos en la materia que comprendan que no se pueden seguir aplicando las recetas que sucedieron a la crisis de 2008, admitiendo que dichos expertos solo responderán a una tendencia.

Martínez-Almeida ha aclarado que esa pretensión de Rufián es “un chantaje que va contra Madrid” y representa “una afrenta al Estado autonómico”. En declaraciones a los medios a la conclusión del pleno del Ayuntamiento, Almeida ha avisado a Sánchez de que “le puede pasar factura” un pacto que, a su juicio, busca “castigar a Madrid” y ha añadido que “no van a detener a Madrid ni van a conseguir frenar a Madrid”.

Almeida ha subrayado que lo único que hace Madrid es “aplicar el marco normativo de las comunidades autónomas” y ha indicado que “aquí no hay un paraíso fiscal”.

“Lo que le pasa a Cataluña no es culpa de Madrid”, ha defendido el portavoz “popular”, quien considera que en la región catalana “no han sido capaces de gobernar para todos” ni de generar “un marco económico e institucional que dé tranquilidad y seguridad a los inversores”.

Además, ha augurado que, incluso si Sánchez “cede a este chantaje”, a Cataluña “no le iba a solucionar nada”, porque “el problema son el Gobierno que tienen allí desde hace diez años”.