Más Móvil y los operadores virtuales le siguen comiendo terreno a Telefónica, Orange y Vodafone en móvil y fibra

Las tres grandes perdieron dos puntos y tres puntos de cuota de mercado en ambos en ambos servicios el pasado año por la presión que ejercen sobre los precios los competidores más pequeños

Jóvenes consultando internet a través de su móvil
Jóvenes consultando internet a través de su móvilAlberto R. RoldánLa Razón

La guerra de precios que desde hace años se ha instalado en el sector de las telecomunicaciones en España sigue pasando factura a las tres grandes “telecos”. Telefónica, Orange y Vodafone volvieron a perder el pasado ejercicio cuota de mercado tanto en el segmento móvil como de fibra en beneficio de las operadoras móviles virtuales (OMV), que han hecho del “low cost” su modelo de negocio; y de Más Móvil, que sigue la misma política de precios agresivos. Las primeras lograron incrementar en 36.960 el número de líneas móviles a cierre de 2020, mientras que Más Móvil ganó también 35.510, según los datos de portabilidad publicados hoy por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Por contra, Movistar (21.930), Orange (43.610) y Vodafone (9.850) siguieron perdiendo terreno. Aunque los tres principales operadores representaron el 75,8% del total de líneas móviles en el mercado -que asciende a 54,8 millones-, en un año, su cuota conjunta se ha reducido dos puntos.

En total, el pasado año se produjeron 6,8 millones de cambios de operador en móvil (frente a 7,3 millones en 2019), una cantidad nada despreciable para la CNMC teniendo en cuenta que, debido a la pandemia, este tipo de cambios estuvieron prohibidos desde la declaración del estado de alarma en marzo hasta mayo. El parque de líneas cerró el año con un número casi idéntico al de 2019, con un ligero retroceso de 2.917.

Fibra óptica

Mayor ha sido la pérdida que han experimentado las tres grandes en líneas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH). En un ejercicio en el que, espoleado por las necesidades del teletrabajo, el mercado creció en 1,4 millones de líneas, hasta alcanzar los 11,5 millones, Movistar, Orange y Vodafone perdieron tres puntos de cuota, hasta sumar el 82,5% del total. Las compañías tradicionales están acusando la irrupción de ofertas de paquetes convergentes -fibra, móvil y televisión- a precios más bajos por parte de competidores como Más Móvil, Euskaltel o Digi Pese a este retroceso, Telefónica sigue siendo el líder destacado del mercado. El 40% del total de líneas FTTH corresponde a Movistar, con un parque de 4,6 millones de líneas.

Los tres grandes operadores llevan años sufriendo en sus cuentas la irrupción de las OMV y de compañías “low cost” como Más Móvil. En España, como recordó la pasado semana el consejero delegado de Orange España, Jean-François Fallacher, existen en este momento más de 40 marcas compitiendo. Y la mayoría, recordó, lo hacen en el segmento “low cost”, lo que está erosionando las cuentas de las grandes, que están tratando de reorientar su oferta para competir en este segmento y no perder cuota. Lo hacen, según vienen denunciando desde hace tiempo, en inferioridad de condiciones porque son las únicas que invierten en infraestructuras, un gasto que las OMV o Más Móvil se ahorran y que les permite ofrecer precios mucho más bajos.

En 2020, la la competencia entre operadores también se acentuó en  telefonía fija. La transferencia de clientes entre operadoras fue de 2,1 millones de números fijos a lo largo del año. En diciembre se portaron 190.347 números fijos. El mes cerró con un total de 19 millones de líneas, según los datos de la CNMC.