Banco Santander gana 1.608 millones hasta marzo, cinco veces más que en 2020

La entidad financiera nombra a António Simões consejero delegado en España

Thumbnail

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 1.608 millones de euros en el primer trimestre de 2021, frente a los 331 millones ganados un año antes, cuando dotó unas provisiones de 1.600 millones de euros debido a la pandemia, ha informado el banco al supervisor del mercado bursátil, la CNMV. La entidad registró en el primer trimestre de 2021 un cargo neto de 530 millones de euros correspondiente a los costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, principalmente en Reino Unido y Portugal, sin el que hubiera ganado 2.138 millones de euros.

El volumen de negocio de la entidad creció en la mayoría de los mercados en los que opera, en tanto que los préstamos aumentaron un 2% y alcanzaron los 935.407 millones y los recursos de clientes (depósitos y fondos de inversión) crecieron un 8,8 % y superaron por primera vez el billón de euros. La tasa de morosidad se redujo en cinco puntos básicos desde marzo de 2020, hasta el 3,20%, en tanto que el coste del crédito mejoró en 20 puntos desde diciembre, hasta el 1,08%, por las menores provisiones dotadas.

La ratio de capital de máxima calidad CET1, que determina la solvencia, subió 72 puntos básicos frente al año anterior, hasta el 12,30%, por encima del rango objetivo del 11-12 %, explica el banco.

La entidad ha añadido que ha reservado 15 puntos básicos de capital para remunerar a sus accionistas, lo que equivale a un 40% del beneficio ordinario del trimestre y que devengará durante el año para pagar el citado dividendo una vez que lo permitan los supervisores.

Divisiones

Por áreas geográficas, Europa obtuvo un beneficio ordinario de 826 millones de euros, frente a los 193 de un año atrás; Norteamérica ganó 773 millones (un 205% más); Sudamérica anotó 773 millones un 41% más) y Digital Consumer Bank, 291 millones, un 25% más. En España, el beneficio ordinario fue de 243 millones de euros en el primer trimestre, en comparación con los 90 millones del mismo periodo del año anterior, gracias a unas menores provisiones y a la reducción de costes.

Los ingresos totales aumentaron el 8%, hasta 11.390 millones de euros. Gracias a ello y al control de los costes, el banco pudo aumentar su beneficio antes de provisiones (margen neto) un 15%, hasta 6.272 millones de euros. Los costes se mantuvieron estables como consecuencia de los planes de eficiencia que se han puesto en marcha, sobre todo en Europa.

Santander ha ayudado a sus clientes durante la pandemia por medio de moratorias, crédito garantizado por los distintos gobiernos y otras medidas. En marzo de 2021 ya había expirado el 86% de las moratorias concedidas, con el 5% en fase 3 (es decir, dudosos). La cartera restante en moratoria asciende a 16.000 millones de euros (principalmente, España y Portugal), de los que unos 7.000 millones de euros expiran al final del segundo trimestre. Del total de créditos sujetos a moratoria, el 73% está garantizado, explica el banco.

El uso de servicios digitales siguió avanzando, un 15% interanual, hasta superar los 44 millones de clientes digitales, con un 50% de las ventas realizadas a través de canales “on line”. Asimismo, los clientes vinculados superaron los 23 millones, un 9 % más.

Cambios en la dirección

La entidad ha anunciado también el nombramiento del responsable regional de Europa, António Simões, como consejero delegado de Santander España, en sustitución de Rami Aboukhair. La entidad explica que toma esta decisión para seguir avanzando en la nueva estructura de One Santander, una de las divisiones en las que se organizará a partir de ahora, junto con Digital Consumer Bank y PagoNxt.

Simões continuará como responsable regional de Europa, en tanto que Aboukhair ha sido nombrado Responsable de Tarjetas y Soluciones Digitales de todo el grupo, un cargo de nueva creación que reportará directamente al consejero delegado, José Antonio Álvarez.