La riqueza de las familias se dispara un 8% en el tercer trimestre

La deuda de los hogares sube ligeramente desde los 701.000 a los 704.000 millones de euros y su deuda alcanza el 59,8% del PIB

Fachada y alrededores del Banco de España
Fachada y alrededores del Banco de España FOTO: Luis Díaz La Razón

Las riqueza neta de las familias españolas así como de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se posicionó en 1,69 billones de euros en el tercer trimestre, lo que supone un aumento del 8% en tasa interanual, según los datos publicados por el Banco de España este martes. En lo que a activos financieros netos de las familias se refiere, la cifra a cierre del tercer trimestre supone el 144,3% del PIB, porcentaje 7,4 puntos superior al del mismo periodo de 2020, ya que desde el Banco de España se explica que el aumento de los activos netos fue mayor que del PIB.

El saldo total en dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta; es decir, los activos financieros de los hogares e ISFLSH alcanzó en el tercer trimestre niveles máximos de 2,46 billones de euros, un 5,8% más que un año antes y cifra equivalente al 209,4% del PIB.

Deuda consolidada
Deuda consolidada FOTO: T. Nieto

Dicho repunte en los activos financieros refleja la adquisición neta de activos financieros, cifra que ascendió a 67.400 millones de euros en el último año, concentrada en su mayoría en los depósitos y, en menor medida, en los fondos de inversión. A esto hay que sumarle una revalorización de los mismos en 68.500 millones de euros, concentrada principalmente en el primer semestre de 2021 en los instrumentos de participación en el capital de las empresas y en los fondos de inversión.

En cuanto a los componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos, representando el 41% del total, seguido de participaciones en el capital (24%), seguros y fondos de pensiones (16%) y participaciones en fondos de inversión (16%). De echo, este último componente fue el único que incrementó en un 1,6 puntos su peso en los activos financieros de los hogares en el último año, mientras que los seguros y fondos de pensiones cayeron 0,7 puntos porcentuales.

Mayor deuda en familias y empresas

La deuda consolidada de las empresas, de los hogares y de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares alcanzó los 1,65 billones de euros en el tercer trimestre del ejercicio, cifra equivalente al 140,9% del PIB y que supone un repunte del 1,4% respecto a la registrada un año antes.

El aumento de la deuda consolidada de las sociedades no financieras desde los 932.000 a 954.000 millones de euros, alcanzando un 81,1% del PIB, ha sido uno de los factores determinantes del incremento de esta deuda agregada. No obstante, la de los hogares e ISFLSH creció ligeramente desde los 701.000 a los 704.000 millones de euros, hasta situarse en el 59,8% del PIB, frente a 61,2% de septiembre de 2020 y a 57,4% en el mismo periodo de 2019.

En los cuatro últimos trimestres, es decir, en ese año las operaciones netas acumuladas que corresponden a la financiación consolidada recibida por las empresas, los hogares e ISFLSH, fue de 29.200 millones de euros, lo que representó un 2,5% del PIB.

En términos netos, las sociedades no financieras captaron financiación nueva equivalente al 2% del PIB, mientras que los hogares e ISFLSH captaron financiación por un importe que supuso el 0,5% del PIB.