Opinión

Los españoles prefieren ser propietarios a vivir en régimen de alquiler

Los jóvenes españoles, ante la falta de ingresos deben demorar, no solo la compra de la vivienda, sino que tienen serias dificultades para alquilar

Big Data: La vivienda en España
Big Data: La vivienda en España FOTO: Teresa Gallardo

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó en 2020 el Informe de tenencia de la vivienda en 18 de los países miembros de la organización. En cuanto a los datos referentes a los integrantes del continente europeo indicaban que el 71,8% de los ciudadanos europeos tenía en propiedad su vivienda. Este porcentaje subía al 75,6% en España. Este alto grado de propiedad, contrariamente a lo que dicen las leyendas urbanas, en España no es de los más altos de los miembros de la OCDE. Nuestro país tiene una tasa de propiedad casi idéntica a la de Estonia, Chequia y Eslovenia. Y nos superan ampliamente los antiguos países del bloque socialista de Europa del Este, con una media del 87,4%. Destacando entre ellos a Rumanía con el 95,5% y Hungría con el 90,9%. Tan solo Malta, que no perteneció al bloque comunista del Este, tiene un porcentaje mayor que España, con el 77,0%. España supera a la media de la Unión Europea y a Italia y Grecia, que cuentan con el 73,2% y 71,3%, respectivamente.

La UE, a través de Eurostat, sondeó también sobre esta materia en 2020 en 17 países comunitarios. El resultado para España fue que ocupaba el puesto octavo con el 75,1% de propietarios, un puesto por detrás de Portugal con el 77,3% y una posición por delante de Grecia y Eslovaquia, ambos países con el 74,6%. En este listado, Suecia, Dinamarca y Austria ocupaban los últimos lugares, con un 64,5%, 59,3% y un 55,3% de propietarios, respectivamente.

Por consiguiente, tanto en las fuentes de la OCDE como en las de la Unión Europea, nuestro país ocupa una posición intermedia, con lo que queda desautorizado el mito de ser los que poseemos en propiedad más viviendas.

Por otra parte, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizó en 2019 un estudio, el barómetro número 3.252, en el que se incorporaban preguntas sobre la vivienda y se concluía que el 75,1% de los españoles habita viviendas de su propiedad. La mayoría, un 44,4% son viviendas completamente pagadas, mientras que el 24,9% tienen todavía hipoteca pendiente. Otro 5,8% reside en hogares procedentes de herencias y donaciones familiares.

Por lo tanto, estos tres organismos coinciden en señalar que tres cuartas partes de los españoles tienen sus viviendas en propiedad.

Pero podría ser mayor el porcentaje si todos los españoles tuvieran trabajo para contar con los ingresos suficientes para afrontar una inversión de tal magnitud. En este estudio del CIS el 81,8% manifestaba que prefería la propiedad al alquiler y que tan solo el 12,9% se inclinaba más por el alquiler. El barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas cuantificaba en un 18,4% los españoles que vivían en régimen de alquiler. Es decir, que un tercio de ellos aspiraba a ser propietario y dejar el régimen de arrendamiento.

Big Data: La vivienda en España
Big Data: La vivienda en España FOTO: Teresa Gallardo

El factor edad es también determinante. La profunda reforma para liberalizar el mercado de trabajo sigue pendiente y aplazándose, y su consecuencia es contar con las más altas tasas de paro juvenil de Europa. Ante la falta de ingresos los más jóvenes deben demorar, no solo la compra de la vivienda, sino que tienen serias dificultades para alquilar. Las autonomías dan prioridad a determinados gastos prescindibles y en cambio no afrontan las inversiones necesarias en la construcción de vivienda de alquiler.

En sondeo del CIS nos informa que los jóvenes españoles, los más empobrecidos de Europa, no renuncian a ser propietarios, entre los 18 y 24 años, el 74,4% lo prefiere. En el segmento de 25 a 34 años sube al 78,9%, acercándose al promedio global y entre los 35 y 44 años alcanza el 83,9%, superando la media nacional.

De esta forma, queda patente que la propiedad de la vivienda es una prioridad para los españoles, por ello existe un enorme rechazo social ante el problema de la okupación, al tiempo que la incredulidad ante la pasividad gubernamental a la hora de agilizar los desahucios.

Así, el 57,8% de los ciudadanos quiere que en caso de okupación de una vivienda se desaloje a los intrusos inmediatamente, a los que se les une el 27,3% que pide que el desalojo se efectúe antes de las 48 horas. Ambos suman el 85,1% de los españoles, para los que la vivienda en propiedad es un derecho fundamental.