El BCE alerta del riesgo de recesión en la eurozona si Rusia corta el gas

El eurobanco cree que la posibilidad, aunque es pequeña, existe si no se encontrase combustible alternativo en otros países para reemplazarlo

Vista de las tuberías de gas en la estación compresora de gas de Mallnow, Alemania
Vista de las tuberías de gas en la estación compresora de gas de Mallnow, Alemania FOTO: FILIP SINGER EFE

El Banco Central Europeo (BCE) no descarta que la eurozona caiga en recesión si se produce un corte total en el suministro de gas ruso. Cree que es una opción un tanto remota, pero no por ello descartable, según ha explicado hoy en rueda de prensa la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

El BCE cree que la subida de tipos que ha aprobado hoy su consejo de gobierno, que ha elevado el precio oficial del dinero hasta el 1,25%, supondrá un gran frenazo para el crecimiento en el último trimestre de este año y el primero de 2023, aunque sus últimas previsiones esquivan la posibilidad de una recesión ( dos trimestres consecutivos de declive del PIB). La entidad monetaria pronostica un aumento del PIB este año del 3,1% que bajará hasta el 0,9% el año que viene y repuntará en 2024 hasta el 1,9%.

No obstante, y teniendo en cuenta que otros organismos sí consideran que la amenaza de recesión es real el año que viene, Lagarde ha explicado que los expertos del BCE contemplan esta posibilidad en un escenario especialmente adverso de corte total del suministro de gas ruso e imposibilidad de la UE de encontrar vías alternativas a través de gas licuado. Una hipótesis que el BCE de momento no considera la más plausible, por lo que no la recoge en el escenario base. Actualmente, 13 países europeos están sufriendo cortes de suministro totales o parciales de gas ruso, pero la Comisión Europea asegura que la UE es capaz de resistir una interrupción total, ya que actualmente el de gas ruso tan sólo supone el 9% del total, frente al 40% de antes de la invasión a Ucrania.