Comunidad Valenciana

Transporte

Ouigo, el AVE “low cost” francés, estrena su nueva línea entre Madrid y Valencia

La compañía gala ha realizado el viaje inaugural. Este viernes 7 de octubre comenzarán las operaciones comerciales oficializando la liberalización de la alta velocidad entre ambas ciudades, con más de 35.000 plazas semanales

La directora general de Ouigo España, Hélène Valenzuela (i), y el secretario general de Infraestructuras Francisco Javier Flores García (d) durante la inauguración de su segunda línea en España
La directora general de Ouigo España, Hélène Valenzuela (i), y el secretario general de Infraestructuras Francisco Javier Flores García (d) durante la inauguración de su segunda línea en España Luis Millan EFE

La liberalización del transporte ferroviario llega a una nueva ciudad. Ouigo, la filial de bajo coste de la compañía estatal francesa SNCF, ha inaugurado este jueves su segunda línea en España, que conecta en 1 hora y 50 minutos la estación de Valencia-Joaquín Sorolla con Madrid-Chamartín-Clara Campoamor. El viaje inaugural, un día antes del inicio oficial de sus operaciones, ha comenzado a las 10:10h de esta mañana y ha llegado a la ciudad valenciana con total puntualidad, a las 12:00h. Tras el recorrido, ha tenido lugar un acto en Valencia en el que han estado presentes la responsable de la Ouigo en España, Héléne Valenzuela; la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez; el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Xavi Flores; la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Pilar Bernabé, y la consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad de la Generalitat Valenciana, Rebeca Torró.

La compañía está logrando ventas que van en línea con sus expectativas. Héléne Valenzuela ha señalado que el índice de ocupación de Ouigo ha llegado a estar por encima del 97%. “Los viajeros han entendido nuestra oferta: precios bajos con una elevada calidad. Estamos contribuyendo a abrir las puertas de la alta velocidad a gente que antes no podía acceder”, ha añadido la directora general de Ouigo España. Tanto el modelo de la compañía gala como el de la compañía de bajo coste de Renfe, Avlo, necesitan un elevado nivel de ocupación para ser rentables. Lo que se deja de ingresar por cada billete -los de Avlo parten de una tarifa base de 7 euros y los de Ouigo de 9- se debe compensar con volumen de ocupación, que deber rondar el 80%, según los cálculos de la operadora española.

“Estamos dando un paso más en la liberalización de la alta velocidad en nuestro país”, ha defendido Valenzuela. “La liberalización no ha hecho más que empezar y todos debemos poner los medios para que no tenga fin. Los costes energéticos se han disparado, pero nosotros estamos luchando contra viento y marea para no repercutirlos en el precio de los billetes y, así, no poner en riesgo la liberalización. Tenemos la voluntad de seguir brindando alta velocidad a precios asequibles pero solo será posible si se dan las condiciones adecuadas”, ha añadido. En este sentido, ha llamado a la colaboración pública privada: “Las instituciones y la industria estamos llamados a trabajar conjuntamente para establecer un sistema de pesos y contrapesos que equilibre a largo plazo la financiación del sistema ferroviario español. De esta forma, todas las partes interesadas, incluidos los viajeros, saldrán beneficiadas de este proceso de liberalización histórico”.

Actualmente, los tres operadores del mercado ferroviario español (Renfe, Ouigo y Iryo) han alcanzado un acuerdo con Adif para poder cerrar el precio de los lotes energéticos. Las compañías comunicarán las órdenes al administrador de infraestructuras ferroviarias, que será el encargado de gestionarlas. Esta medida se aplicará durante los próximos meses y hasta que acabe la actual licitación energética, en marzo de 2023. En el futuro, con la nueva licitación, el objetivo de las empresas es poder hacer cierres de precios energéticos de forma independiente, en función del consumo de cada operadora y frente a los lotes de volúmenes de energía actuales, para combatir la volatilidad del coste de la energía y fijar a qué precio la pagarán a seis meses o un año vista. No obstante, en caso de llegar a ese acuerdo, la medida debería pasar primero por Consejo de Ministros.

Cinco frecuencias diarias y 35.630 plazas semanales

El nuevo servicio de Ouigo, que estará operativo desde el viernes 7 de octubre, contará con cinco frecuencias diarias de ida y vuelta (10 trayectos), y ofrecerá 35.630 plazas semanales, lo que implica 14.252 plazas más que las contempladas inicialmente tras haber recibido autorización del gestor de infraestructuras ferroviarias, Adif, para añadir dos frecuencias diarias a las tres incluidas en el paquete C del acuerdo marco de la liberalización, explicó la compañía francesa.

El corredor Madrid-Valencia será el segundo que contará con competencia después de que Ouigo comenzase a operar entre Madrid y Barcelona el 10 de mayo del pasado año en el marco del proceso de liberalización del sector, un hito legislativo que se produjo el 14 de diciembre de 2020.

La nueva oferta semanal de la compañía francesa en la ruta con la capital valenciana se sumará a las 64.134 plazas de la línea que conecta con Barcelona, con lo que la oferta total de Ouigo en España será de alrededor de 100.000 plazas semanales (99.764), según datos de la operadora. Ello supone casi triplicar la capacidad con la que arrancó sus operaciones en la línea Madrid-Zaragoza-Tarragona-Barcelona, que ascendieron a 35.630.

Horarios de Ouigo en la línea Madrid-Valencia
Horarios de Ouigo en la línea Madrid-Valencia Ouigo

La llegada a Valencia es la primera parada de Ouigo en la Comunidad Valenciana, a la que le seguirá la apertura de la línea que unirá Madrid y Alicante, con parada en Albacete, en el primer semestre del 2023. Esta ruta, que contará con dos conexiones diarias de ida y vuelta (4 trayectos), está actualmente equipada con el sistema ERTMS2, un mecanismo de seguridad diferente al de las de Madrid-Barcelona-Madrid y Madrid-Valencia-Madrid y que requiere una homologación más compleja en sus trenes, según explica la compañía.

Posteriormente, Ouigo tiene previsto llegar a Andalucía con cinco idas y vueltas (10 trayectos) a Sevilla, Málaga y Córdoba. Para ello, trabaja en homologar sus trenes al sistema de seguridad de la vía, conocido como LZB, que no tienen de serie sus Alstom. En cuanto esté operativa esta ruta, que incluye cinco frecuencias con Sevilla, Málaga y Córdoba, Ouigo completará las 30 salidas diarias adjudicadas por Adif en el marco de la liberalización ferroviaria. Para todas estas nuevas líneas, “Ouigo quiere llegar a estas ciudades lo antes posible”, ha subrayado la responsable de la compañía. Desde su llegada a España el 10 de mayo de 2021, el operador francés ya ha transportado a más de 3 millones de viajeros en su única línea operativa hasta la fecha, entre Madrid y Barcelona.

Respuesta de Renfe y nuevos competidores

En esta misma semana de inicio de sus operaciones entre Madrid-Valencia, la filial de bajo coste del operador público francés SNCF, puso en venta de 2,4 millones de nuevos billetes desde 9 euros para viajar en alta velocidad desde el 11 de diciembre hasta el 11 de junio de 2023. Además, hay que tener en cuenta que los niños hasta 14 años solo pagan 5 euros y los bebés viajan gratis hasta los tres. Con todo, desde Ouigo aseguran que son “en promedio, la opción más barata del mercado con diferencia”, aunque el precio de partida de Avlo, su competencia de bajo coste de Renfe, sea de 7 euros. Precisamente para hacer frente a la llegada de su competidora, Renfe anunció ayer, un día antes de este viaje inaugural, que reforzará con 45.000 plazas Avlo entre Madrid y Valencia a partir de este mismo viernes y hasta el 10 de diciembre.

Antes de que Ouigo llegue a Andalucía, comenzará a circular por las vías españolas la tercera empresa de la alta velocidad, Iryo, el nuevo operador ferroviario participado por los accionistas de Air Nostrum y por Trenitalia, que iniciará sus operaciones comerciales el 25 de noviembre en el corredor Madrid-Barcelona.