¿Cuál es la marca que fabrica los electrodomésticos más duraderos?

Desde la OCU se enfrentan a la obsolescencia prematura elaborando un índice de fiabilidad por marca. Una competición que tiene un claro vencedor

Muestra de lavadoras en una feria de electrodomésticos |  Fotografía de archivo
Muestra de lavadoras en una feria de electrodomésticos | Fotografía de archivo

Los consumidores están cansados de ser consumistas. Están acostumbrados a dar por hecho que la vida útil de los electrodomésticos que compran es limitada y que -por lo tanto- deben moderar sus expectativas. Es consecuencia de lo que se conoce como obsolescencia programada; que es una estrategia comercial que consiste en fabricar un producto limitando su duración de forma premeditada, de forma que se obligue al consumidor a sustituirlo a los pocos años... con el desembolso y el derroche de recursos que eso supone.

La  obsolescencia prematura es una estrategia comercial que consiste en fabricar un producto limitando su duración de forma premeditada...  con el derroche de recursos que eso supone | Fuente: Alexas_Fotos / Pixabay
La obsolescencia prematura es una estrategia comercial que consiste en fabricar un producto limitando su duración de forma premeditada... con el derroche de recursos que eso supone | Fuente: Alexas_Fotos / Pixabay FOTO: La Razón (Custom Credit)

Por ejemplo, algunos fabricantes de bombillas led ya indican la vida útil que se puede esperar de su producto y algunas pueden llegar hasta las 50.000 horas, el equivalente a tenerlas encendidas durante más de cinco años. Sin embargo, esta duración es insignificante si se compara con la famosa bombilla del parque de bomberos de Livermore (California, Estados Unidos), que lleva encendida desde hace ya 119 años. De hecho, tal es la expectación que mueve la bombilla que está vigilada durante las 24 horas del día a través de una cámara de vídeo y se puede comprobar su estado en directo.

La marca, una garantía contra la incertidumbre

Para los consumidores esta situación es muy irritante. Adquirir un electrodoméstico siempre supone un desembolso importante y ningún cliente responsable quiere sentir que ha sido en vano… o peor, que ha sido engañado. Tal y como explica la Organización de Consumidores y Usuarios, “si quieres comprar un aparato que dure, una lavadora, lavavajillas, frigo o secadora que te dé un buen resultado debes fijarte en la marca”. Al fin y al cabo, las marcas no son más que una garantía en contra de la incertidumbre. O dicho de otra forma, existen incentivos para que los negocios mantengan su calidad, cuando la reputación de su propia marca está en juego.

Un ejemplo práctico: Si la botella de la marca “Clara” (nombre ficticio) estuviese identificada únicamente como “agua” o “agua mineral”, sin ningún nombre comercial en la etiqueta que lo distinguiese del resto de empresas, no asumiría ningún riesgo al comercializar un producto que no ha superado ninguna prueba de calidad. Al fin y al cabo, si algo sale mal y un cliente se pone enfermo al consumirlo, lo que va a ocurrir es que el resto de consumidores evitará consumir agua mineral… y no agua mineral de la marca comercial “Clara”.

Las marcas comerciales deben cuidar su reputación. Y para hacerlo, deben cuidar de sus clientes | Fuente: VIKTORCAP / Europa Press
Las marcas comerciales deben cuidar su reputación. Y para hacerlo, deben cuidar de sus clientes | Fuente: VIKTORCAP / Europa Press FOTO: VIKTORCAP/ VIKTORCAP VIKTORCAP/ VIKTORCAP

O dicho de otra forma: el único arma del que disponen los consumidores para luchar contra la obsolescencia programada es informarse acerca de varios productos, analizar las opiniones de los clientes y consultar a los expertos. Afortunadamente, desde la OCU nos han facilitado mucho el trabajo y han realizado una encuesta en la que han participado más de 68.000 consumidores europeos, en la que se les ha cuestionado sobre la duración, fiabilidad y averías de sus electrodomésticos. Con esta información, los de la OCU han elaborado un índice de fiabilidad por marca... una competición en la que hay un claro vencedor:

Miele, la mejor marca de electrodomésticos

La marca alemana “Miele” es -de acuerdo con el índice de fiabilidad de la OCU- la marca que fabrica los electrodomésticos más duraderos. Entre los electrodomésticos Miele destacan las lavadoras, que tienen una duración media de 16 años, adelantando por cuatro años de vida a la segunda mejor marca del mercado y por siete a la peor.

También ha resultado ser muy fiable en lavavajillas. De acuerdo con los testimonios de los usuarios, estos aparatos duran -de media- 15 años… tres años más que la segunda marca y 5 años más que la menos fiable. Una tercera “categoría”, donde la marca Miele también gana por goleada son las secadoras. Las secadoras Miele duran -nada más y nada menos- que 17 años. Es decir, 5 años más que la segunda marca y nueve más que la última.

Fiabilidad lavavajillas
Fiabilidad lavavajillas FOTO: La Razón (Custom Credit)
Fiabilidad frigoríficos
Fiabilidad frigoríficos FOTO: La Razón (Custom Credit)
Fiabilidad lavadoras
Fiabilidad lavadoras FOTO: La Razón (Custom Credit)
Cartel promocional de la marca alemana Miele | Fuente: miele.es
Cartel promocional de la marca alemana Miele | Fuente: miele.es FOTO: La Razón (Custom Credit)

Sin embargo, también hay un electrodoméstico en el que Miele no es el campeón indiscutible (aunque tampoco sale nada mal parado): los frigoríficos. De acuerdo con el índice de fiabilidad de la OCU, la marca comercial que fabrica los frigoríficos más duraderos es General Electric. Esta firma ha conseguido producir consistentemente, unos frigoríficos que duran -de media- 17 años. Los frigoríficos Miele -por su parte- comparten la segunda posición con los de Zanussi y los de Baucknecht, habiendo alcanzado todos ellos una vida media de 14 años.