IRPF

Declaración de la Renta: estos son los trucos de la OCU para ahorrar en la factura fiscal de 2023

La aportación a los planes de pensiones o hacer donativos pueden hacer que los contribuyentes paguen menos a Hacienda

Declaración de la Renta
Declaración de la Rentalarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

El ejercicio fiscal terminará en apenas un mes, por ello, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) comparten una serie de recomendaciones para que los contribuyentes puedan reducir la factura fiscal del próximo año al presentar la declaración de la Renta. La aportación a los planes de pensiones, la planificación de las ganancias y pérdidas patrimoniales o hacer donativos pueden hacer que los trabajadores paguen menos en la cuota tributaria a la hora de rendir cuentas con Hacienda.

Aprovechar las deducciones autonómicas

Antes de nada, el contribuyente deberá asegurarse de las deducciones fiscales a las que tiene derecho, que varían en función de cada autonomía. "Muchas deducciones autonómicas se conceden si el contribuyente no excede ciertos límites de ingresos. Si los superas, puedes reducir tus ingresos, teniendo gastos deducibles o solicitando retribuciones exentas para poder aplicar la deducción", asevera la OCU.

Comunicar cualquier cambio en la familia

El contribuyente debe informar al empleador de cualquier cambio en la situación familiar como el nacimiento de un hijo o un divorcio. Y es que la cantidad de retención del IRPF depende de las circunstancias familiares, entre otros factores.

Cambiar el salario metálico por retribución en especie

La OCU explica que obtener parte de la retribución como salario en especie –seguros sanitarios, vales de comida, cheques transporte, etc.– es una "buena manera de ahorrar impuestos", ya que este salario está exento de pagar IRPF.

Hacer donativos

Los contribuyentes podrán deducirse las donaciones a ONG, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro, sobre todo si se hacen siempre a las mismas entidades. Se aplica una deducción del 80% por los primeros 150 euros, y un 35% a partir de esta cantidad, o incluso un 40% si en los dos años anteriores se hubieran hecho donaciones a esa misma entidad por un importe igual o superior cada año respecto del anterior.

Aprovechar las deducciones de vivienda

Los contribuyentes podrán aprovechar la deducción fiscal por la compra de una vivienda habitual. En el caso de que se adquiriese antes de 2013, estos se podrán deducir el 15% de lo pagado para comprar la vivienda, sobre un máximo de 9.040 euros (o de 18.080 si lo pagas con tu cónyuge y declaráis por separado).

Por tanto, la OCU explica que lo que fiscalmente interesa es "amortizar anticipadamente una cantidad que llegue hasta ese límite para así aprovechar íntegramente la deducción". Además, las comisiones por cancelación anticipada que cobran algunas entidades también son deducibles dentro de los 9.040 euros.

Vehículo eléctrico

Los que hayan comprado un vehículo eléctrico nuevo a partir del 30 de junio de este año y lo hayan matriculado antes del 1 de enero de 2024, se podrán deducir en la próxima declaración el 15% de su valor –incluidos gastos e impuestos– sobre un máximo de 20.000 euros. La deducción se aplica en los modelos con un precio que no supere el importe máximo establecido para el plan MOVES III y solo si se destinan a uso particular.

Cumplir 65 años para vender la casa

El contribuyente que tenga casi 65 años y quiera vender su casa habitual, deberá esperar a cumplirlos, ya que la ganancia que se obtenga tras esta venta estará libre de impuestos.

Aprovechar si eres arrendador

La OCU explica que aquellos propietarios que alquilen su vivienda podrán deducir de la renta sujeta a IRPF los gastos como el IBI, anuncios, agencia, seguros o comunidad, entre otros. Asimismo, también son deducibles los gastos de reparación y conservación y los intereses de préstamos para la compra o mejora del inmueble. Desde la organización recomiendan repasar los gastos deducibles y si al final del año se observa que el rendimiento será positivo, el contribuyente podrá adelantar a diciembre algunos gastos deducibles para rebajar la cuota fiscal en la declaración de la Renta.

Aportación a planes de pensiones

Esta aportación puede ser interesante no solo para aquellos que obtienen rentas del trabajo, sino también de actividades profesionales o empresariales y de alquileres de inmuebles por las cuales tributan en el IRPF. En este caso, la cantidad máxima que el contribuyente podrá descontar por aportar al plan de pensiones será la menor de las siguientes:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas que se hayan percibido individualmente en el ejercicio.
  • 1.500 euros anuales, que se incrementan en 8.500 euros, cuando el incremento provenga de contribuciones empresariales o de aportaciones del trabajador al mismo plan de empleo que dependen del importe aportado por la empresa.

Planificar de las ganancias y pérdidas patrimoniales

Si durante 2023 el contribuyente ha obtenido ganancias con la venta o donación de bienes y además acumula pérdidas en otras inversiones, se podrán materializar esas pérdidas para poder compensarlas con las ganancias y así ahorrar en la próxima declaración. No obstante, se debe tener en cuenta que:

  • No donar bienes que generen pérdidas o rendimientos de capital negativo en el IRPF, ya que Hacienda no permite su compensación. Para poder compensar pérdidas será mejor vender el bien y donar el dinero obtenido con la venta.
  • Si se venden acciones o participaciones de fondos con la intención de compensar la pérdida que genere la venta este año, el contribuyente debe esperar dos meses para volver a adquirirlos, ya que sino no podrá compensar la pérdida hasta que se vuelvan a vender.