Noticias destacadas

Finanzas

Los españoles funden los ahorros en amortizar hipoteca para que el euríbor no les coma

Las operaciones de este tipo se disparan un 33% en media mensual, hasta los 6.000 millones de euros

Cartel publicitario de hipotecas de una entidad bancaria.
Cartel publicitario de hipotecas de una entidad bancaria.Jesús G. FeriaLa Razón

Amortizar hipoteca para evitar que la subida del euríbor ponga contra las cuerdas sus finanzas. Eso es lo que están haciendo miles de hogares españoles en los últimos meses. Tirando de las reservas que habían acumulado durante los meses más duros de la pandemia del coronavirus, en los que la imposibilidad de gastar propició un importante incremento del ahorro, muchos hogares han optado por protegerse del incremento del coste de su hipoteca amortizando sus préstamos variables. Según datos recopilados por BBVA Research a partir de los que maneja el Banco de España, entre mayo y diciembre del año pasado, las amortizaciones de los préstamos hipotecarios alcanzaron, de media mensual, los 6.000 millones de euros, un 33% por encima de la media del año anterior en el mismo periodo, que fue de 4.500 millones de euros.

La amortización de un préstamo permite ahorrar intereses. Y en un contexto de subida de tipos como el vivido el último año, supone una de las opciones que tienen los hipotecados a tipo variable para protegerse del incremento del euríbor que esta escalada está propiciando. El indicador al que están vinculados la mayoría de estos préstamos ha vuelto a retomar la senda alcista tras un mes de marzo en el que vivió en un montaña rusa por la crisis financiera que provocó la caída del Silicon Valley Bank y Credit Suisse. Entonces, y tras llegar incluso a rozar el 4%, cayó hasta cerrar el mes en el 3,647%. Pero este mes ha retomado la espiral alcista sin altibajos y su media se acerca ya al 3,7%.

La mala noticia para muchos hogares que siguen hipotecados y expuestos a las subidas de tipos de interés es que cada vez disponen de menos munición monetaria para amortizar sus préstamos. Según datos del Banco de España, en los dos primeros meses del año, los hogares españoles redujeron en 18.000 millones de euros sus ahorros para compensar la subidas de precios. Y su capacidad para reponerlos es cada vez más exigua precisamente porque la inflación estrecha cada vez más la renta disponible de los hogares. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares cayó hasta el 5,7% en el tercer trimestre de 2022, muy por debajo del 25,1% que llegó a alcanzar en el segundo de 2020, cuando el confinamiento cercenó la capacidad de consumo de las familias españolas.

Tampoco son alentadoras las señales que reciben los hipotecados respecto a una posible contención en la subida de los tipos de interés. La semana pasada, Eurostat informó de que la inflación subyacente -que excluye los productos más volátiles- escaló hasta el 5,7%, su nivel más alto de siempre. En vista de que los precios siguen lejos del 2% que tiene como objetivo del Banco Central Europeo (BCE), es más que probable que la institución que dirige la francesa Christine Lagarde de otra vuelta de tuerca a los tipos en la reunión que mantendrá a principios de mayo. El economista jefe del (BCE), el irlandés Philip Lane, se ha mostrado recientemente partidario de seguir elevando los tipos si persiste el escenario de referencia manejado por la institución. "Si persiste el escenario de referencia subyacente a las proyecciones macroeconómicas elaboradas por los expertos del BCE de marzo, será apropiado elevar aún más las tasas", aseguró Lane en un discurso pronunciado en Dublín. Algunos, como el gobernador del Banco de los Países Bajos, Klaas Knot, apuestan incluso por mantenerlas en junio y julio para contener la inflación.

Hogares en riesgo

La subida del euríbor está poniendo cada vez a más familias contra las cuerdas. El último Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España, alerta de que cuando se traslade el aumento de 400 puntos básicos del indicador, las familias altamente endeudadas, aquellas que destinan al menos el 40% de su renta al pago de deudas, crecerán en unas 375.000, con lo que la cifra total rozará los 1,5 millones. Este efecto, además, tendería a ser más intenso en los hogares endeudados de menor renta, que, por el mayor peso del consumo sobre la misma, también se ven afectados en mayor medida por el aumento de la inflación. Así, en los dos estratos de la población con menores recursos, la cifra aumentaría en casi 160.000.

En el caso de una subida acumulada de 500 puntos básicos, el porcentaje de hogares vulnerables se elevaría hasta el 14,6% del total, por lo que la cifra se acercaría a 1,6 millones de hogares en problemas. Este incremento en hogares vulnerables, como subraya el Banco de España, no se ha producido ya, sino que se producirá de forma paulatina a medida que el coste de los tipos de interés se vaya trasladando a la deuda viva de los hogares vulnerables, sobre todo en el caso de las hipotecas.