Banca

¿Puedo pedir un préstamo en España si soy extranjero?

En España residen más de 5 millones de extranjeros

Para acceder a un préstamo, los bancos en muchas ocasiones establecen la necesidad de contratar un seguro
Para acceder a un préstamo, los bancos en muchas ocasiones establecen la necesidad de contratar un seguroMicInsurancefreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

Los préstamos personales son aquellos productos que permiten a los clientes poder financiar la adquisición de bienes duraderos como la compra de un coche, pagar un máster o realizar un viaje, entre otros. Estos se formalizan en un contrato entre prestamista y prestatario en el que se establece la cantidad concedida y las cuotas periódicas que se tendrán que pagar –ya sean mensuales, trimestrales o semestrales– en las que se incluyen los intereses, comisiones y gastos conforme a las condiciones pactadas.

Aunque todos nos hemos planteado en algún momento de nuestra vida pedir un préstamo personal, ¿pueden solicitar este producto financiero los extranjeros que viven en nuestro país?

En España residen más de 5 millones de extranjeros, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) y para que puedan conseguir un préstamo, desde la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) explican que será necesario cumplir con una serie de requisitos:

  • Antigüedad en el país: un requisito imprescindible para poder solicitar un préstamo es que el extranjero lleve unos cuantos años viviendo en el país. Esto se debe a que para un banco o entidad financiera, es mucho más seguro prestar dinero a una persona que vive y trabaja en España desde hace un tiempo, ya que supondrá un menor riesgo de morosidad. En el caso de no contar con la suficiente antigüedad en España, existen más opciones si la persona viene de un país de la Unión Europea, de Suiza o del Espacio Económico Europeo. Asimismo, el extranjero tendrá más probabilidades de conseguir un préstamo si cuenta con la autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena o propia.
  • Préstamos con pasaporte o préstamos con NIE: para poder solicitar un préstamo y ser beneficiario de este, será necesario identificarse con el Documento de Identificación Nacional (NIE) o con un número de pasaporte. "Si has obtenido el título de ciudadanía española, te pedirán los mismos requisitos que a una persona nacida aquí"; explican desde la asociación.
  • Estabilidad financiera: tener unos ingresos y trabajo estables también es fundamental, ya que, de esta forma, los bancos se aseguran de que el prestatario cumplirá con las cuotas y plazos pactados. Una persona asalariada con contrato indefinido tendrá muchas más probabilidades de ser beneficiario de un préstamo que uno con un contrato temporal. Si es autónomo, el banco pedirá que el negocio lleve al menos un tiempo produciendo beneficios para asegurarse de su situación laboral estable.
  • Ingresos suficientes: en el caso de que los ingresos mensuales supongan más del 35% de la cuota mensual del préstamo, el banco no concederá este producto al considerarlo peligroso. En el caso de que al mes se ingresen 1.300 euros, las cuotas mensuales del préstamo no podrán superar los 455 euros, que es el 35%. Por tanto, se deberá financiar el préstamo durante más tiempo en cuotas más pequeñas, a pesar de que los intereses y comisiones se incrementen.
  • Historial crediticio: antes de conceder el préstamo, los bancos comprobarán el historial crediticio del extranjero, es decir, el comportamiento financiero que haya tenido en España y otros países. La asociación asevera que "si has estado al corriente de pago de tus créditos y deudas, las probabilidades de que te concedan el préstamo son mayores".