MENÚ
lunes 17 junio 2019
03:15
Actualizado

Renting, «trajes a medida» de movilidad

Las incertidumbres en torno al coche privado disparan el sector. El número de vehículos crece un 13,87% en el primer trimestre

  • El renting se ha convertido en una tabla de salvación para los conductores dudosos
    El renting se ha convertido en una tabla de salvación para los conductores dudosos

Tiempo de lectura 5 min.

20 de mayo de 2019. 11:43h

Comentada
Cristina Ruiz 23/5/2019

ETIQUETAS

¿Qué propulsión escojo para mi vehículo nuevo: diésel, gasolina, electricidad, GLP...? ¿Podré entrar con mi coche en los centros urbanos? ¿Dónde aparco? Éstas son solo algunas de las preguntas que se hacen millones de ciudadanos de nuestro país. La incertidumbre en torno a la movilidad es enorme, y más teniendo en cuenta que buena parte de ella está ligada a la gestión y a las decisiones de las distintas administraciones. Iniciativas como Madrid Central, la activación de los protocolos anticontaminación, a menudo confusos, se unen a otras como el incremento de la fiscalidad del gasóleo para automoción o la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que prevé una drástica rebaja de las emisiones de CO2. Todas ellas no hacen más que alimentar las incógnitas en torno al vehículos privado. Ante este contexto, un sector se ha convertido en una verdadera tabla de salvación para todos estos los conductores dudosos: el renting.

Uno de cada cuatro ciudadanos que entra actualmente en un concesionario interesado por un vehículo nuevo lo hace con la intención de adquirirlo a través de la opción del renting. Este dato muestra el excelente momento de salud que vive el sector y los cambios profundos que se han producido en la estructura del mismo en los últimos años. Y es que esta opción alternativa a la propiedad ha dejado de ser patrimonio exclusivo de las grandes corporaciones para convertirse en una solución de movilidad para millones de clientes potenciales. Gracias al renting, no es necesario hacer grandes desembolso económicos para disponer de un vehículo que, además, cuenta con la ventaja de que se puede adaptar a las necesidades del usuario en cada momento. Y es que en los últimos años la industria ha evolucionado hacia un modelo flexible, que es capaz de satisfacer a todos los clientes y a sus circunstancias personales con el lanzamiento de productos cada vez más innovadores que han convertido a estas compañías en auténticos «gestores de movilidad».

Esta opción gana, día a día, adeptos y popularidad entre el segmento de pymes, autónomos y tambien particulares, que se han convertido en los verdaderos motores del crecimiento experimentado por este área de actividad.

Cambio de estructura

El número de automóviles en renting en España se elevó en el primer trimestre del año a 646.159 vehículos, lo que supone un crecimiento del 13,84% en relación a los datos del mismo periodo de 2018, cuando se registraron 567.587 unidades, según las cifras de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Así, el número de automóviles contratados bajo esta opción ha aumentado en 78.572 unidades durante los últimos 12 meses, de las que 16.899 corresponden al primer trimestre de 2019. Pequeñas empresas, autónomos y particulares son los segmentos que copan el 58,25% de este crecimiento y continúan estimulando el auge del renting.

Las matriculaciones acumuladas a marzo ascendieron a 74.853 unidades y registraron un crecimiento del 4,39%. Porcentaje que aumenta hasta el 8,93% en los cuatro primeros meses del años, periodo en el que se han superado ampliamente las 100.000 unidades matriculadas. Hay que destacar que este crecimiento se produce en un entorno de caída generalizada del mercado. Y es que el total de las matriculaciones de España descendió en el primer trimestre un 5,38%. Así, el peso del renting en el número de matriculaciones en España aumentó hasta el 19,83% y al 20,21% si se toman en consideración los datos hasta abril.

Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), considera que el sector tiene motivos para estar satisfecho con estos resultados. «El renting sigue viviendo un gran momento de expansión en nuestro país. Tanto las matriculaciones como el parque de vehículos y el número de clientes continúan aumentando, si bien, es cierto que con menos ímpetu que en el ejercicio anterior. No obstante, desde la AER no variamos nuestra predicción de cerrar el año con un crecimiento del parque de en torno a un 7,5% y de las matriculaciones, cercano al 8%».

García tampoco se olvida los clientes y de los cambios de estructura. «Los actores que van a contribuir a que se alcancen estas cifras volverán a ser los clientes más pequeños, que son los mayores impulsores del renting en los últimos ejercicios, sin olvidarnos de algunas grandes empresas que gestionaban sus flotas directamente y que ya se han incorporado al renting, además de otras que han anunciado que lo harán próximamente. Esta tendencia seguirá marcando los retos del sector, que ha de tener en cuenta que el 91,25% de sus clientes son pequeños, lo que obliga, cada vez más, a implantar sistemas de digitalización que faciliten su acceso, aspirar a la intermodalidad y agrupar servicios para dar un valor añadido a éste, cada vez más, nutrido y variado grupo de clientes».

Y es que hace apenas una década el 63% de los clientes procedían de las grandes empresas cosa que, a días de hoy, ha cambiado. «En biología, una mutación es la alteración de la secuencia del ADN y eso es, precisamente, lo que le ha sucedido al renting en estos dos últimos años: ha mutado radicalmente su estructura. Así, ha pasado de ser un producto mayoritariamente en manos de la gran empresa a ser un servicio cada vez más popular», sostiene García.

Hace tres años, el segmento de particulares representaba el 2% del total. Actualmente, los clientes privados ya suponen el 9% y la previsión es que se produzcan crecimientos exponenciales en los próximos años. «Nos costaba mucho entrar en el mercado de particulares porque el renting se ha asociado tradicionalmente a las ventajas fiscales, de las que sólo se podían beneficiar las empresas. No obstante, hoy en día, la sociedad ha entrado en una dinámica en la que prima el pago por uso. Esta tendencia también ha llegado al renting. Ya no se paga por un vehículo, sino por soluciones de movilidad. Si el cliente se fija en esto, se encontrará con innumerables ventajas», asegura Pedro Malla, director general de ADL Automotive.

Rocío Carrascosa, directora general de Alphabet España, detalla hacia dónde deben dirigirse los esfuerzos del sector. «Resulta imprescindible que las compañías de gestión de movilidad nos esforcemos por diseñar soluciones eficientes y flexibles que respondan a las necesidades reales de la sociedad. De ahí que en Alphabet estemos apostando por opciones como el pago por uso, la movilidad compartida, la incorporación del vehículo eléctrico... con el objetivo de ofrecer al mercado una oferta sólida en consonancia con lo que el cliente nos demanda», concluye.

Últimas noticias