Opinión

El submarino: Carmena entra en liza

Emilio NaranjoEFE

La puesta a disposición de Yolanda Díaz y el llamado «Frente Amplio» por parte de la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha sumado un nuevo movimiento en el tablero de ajedrez que supone el proyecto de reorganización de la formación morada. El «sí» de la jueza no sólo supone otorgar una legitimidad simbólica a favor de Díaz, sino que también es una respuesta a las terminales de cierto sector de Unidas Podemos que ha ido señalando a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, con tintes negativos, como una «nueva Carmena» a la que habría que atar en corto.