La justicia europea fallará sobre la inmunidad de Junqueras el día 19 de diciembre

Un pronunciamiento a favor allanaría el frenazo de la euroorden que pesa sobre Puigdemont

El líder de ERC, Oriol Junqueras
El líder de ERC, Oriol Junqueras

El Tribunal de Justicia de la UE fallará el próximo día 19 de diciembre en sentencia firme sobre la inmunidad parlamentaria de Oriol Junqueras. El pasado 12 de noviembre, el abogado general del tribunal europeo se pronunció a favor de que ésta fuera reconocida después de que el abogado independentista fuera elegido como eurodiputado en las elecciones del pasado mes de mayo. Si el tribunal falla en la misma dirección que las conclusiones del abogado general, esta sentencia podría ser utilizada por el ex president Carles Puigdemont para frenar la euroorden que pesa sobre él. El político huido a Bélgica deberá declarar el próximo día 16 ante el tribunal de primera instancia (Cámara del Consejo) de la justicia belga después de que los tribunales del país hayan decidido unificar la tramitación de las euroórdenes contra los ex consellers Toni Comín y Lluis Puig en un solo procedimiento. Los letrados de los políticos independentistas ya han anunciado sus intenciones de que la justicia belga postergue cualquier decisión hasta que no se conozca el veredicto del tribunal con sede en Luxemburgo.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que Junqueras debió ser reconocido como eurodiputado, ya el líder independentista gozaba de inmunidad desde el momento de celebración de los comicios, lo que le permitía ocupar su escaño en la sesión inaugural del 2 de julio. A pesar de esto, el abogado general se remite al fallo de 13 años de cárcel por sedición y malversación de la justicia española en la sentencia del procés y recuerda que la inhabilitación para ejercer un cargo público sentenciada por el Tribunal Supremo español “entraña la privación definitiva de todo cargo público, incluidos los electivos, así como de elegibilidad” . De hecho, el tribunal europeo podría decantarse en su sentencia definitiva por no pronunciarse sobre el fondo del asunto.

En caso de los políticos independentistas consigan ver reconocida su inmunidad en sentencia firme, las autoridades españolas pueden evitar esta hipótesis con el envío de una petición a la Eurocámara. En ese caso, el presidente del Parlamento comunicará en sesión plenaria haber recibido este suplicatorio y la Comisión de Asuntos Jurídicos deberá examinar este cuestión y aprobar un documento con una recomendación a favor o en contra. La decisión final corresponde al pleno de la Eurocámara por mayoría simple. En esta situación, el eurodiputado mantiene su escaño aunque su inmunidad quede suspendida. Esto permite a las autoridades judiciales continuar con el proceso, lo que incluye también la euroorden.

Esta sentencia llega tras una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo. La corte española denegó a Junqueras su salida de la cárcel – entonces en prisión provisional- para asistir al acto de acatamiento de la Constitución indispensable para gozar de inmunidad parlamentaria. España no estaba sola ya que servicios jurídicos de la Eurocámara y también los de la Comisión siempre han defendido el alcance de la inmunidad comienza a partir de la primera sesión inaugural del nuevo periodo parlamentario, una vez que los eurodiputados electos han cumplido con los procedimientos exigidos por cada legislación nacional. En el caso de España, es obligatorio el acatamiento presencial de la Constitución. Este último requisito también impidió que Puigddemont pudiera viajar a España a recoger su acta, ante el temor a ser detenido. Debido a esto, la Junta Electoral Central excluyó a los tres políticos independentistas del listado enviado a la Eurocámara.