Gibraltar denuncia a Abascal por «incitación al odio»

El Ejecutivo liderado por Picardo ha presentado hoy una denuncia penal contra los líderes de Vox en virtud de Artículo 510 del Código Penal español, que aborda los delitos de incitación al odio

Al borde de enfrentarse al abismo del Brexit -de imprevisible consecuencias para la economía del Peñón- las autoridades gibraltareñas agitan el fantasma el fantasma de la «ultraderecha española» y han llegado incluso a presentar hoy mismo una denuncia penal contra el partido liderado por Santiago Abascal por “incitación al odio”.

Según un comunicado del Servicio de Información del "Gobierno de Gibraltar” (es pertinente recordar que España solo reconoce al gobernador de la colonia, el teniente general de los Royal Marines, Ed Davis) se habría puesto en conocimiento de la Fiscalía española “una larga lista de declaraciones de Vox y sus líderes de la que se desprende una clara estrategia para denigrar a los gibraltareños y nuestras instituciones y que parece claramente concebida para generar un ambiente de odio entre los españoles hacia Gibraltar”.

Según a podido saber LA RAZÓN denunciados por las autoridades del Peñón son el líder nacional del partido, Santiago Abascal, el portavoz en el Ayuntamiento de Madrid y diputado nacional, Javier Ortega Smith, el abogado catalán y eurodiputado, Jorge Buxadé, y el diputado por Cádiz en el Congreso, Agustín Rosety, general de brigada de Infantería de Marina (R).

El ministro principal de la Colonia británica, el socialista Fabián Picardo, ha declarado al respecto: “Existe una clara línea divisoria entre el derecho a expresar la propia opinión, por muy en desacuerdo que podamos estar con las opiniones expresadas, y la incitación al odio, las injurias, las calumnias y la difamación”.

Sin embargo, según el comunicado emitido por Gibraltar, parece ser que lo que ha movido a las autoridades del Peñón a presentar la denuncia han sido “algunos de los comentarios en Internet provocados por las declaraciones de Vox y sus líderes nacionales”, no declaraciones directas de los denunciados. Según Picardo estas declaraciones de seguidores en redes de líderes de Vox “instaban explícitamente a emprender medidas violentas contra Gibraltar”.

Las autoridades del Peñón no sólo han arremetido contra los portavoces de la tercera fuerza política en España sino que han pedido, además, “que se identifique se identifique a las personas que gestionan los perfiles de Twitter del propio partido Vox así como de “Gibraltar Español”, que son los principales medios usados no sólo para hacer las manifestaciones falsas, humillantes y vejatorias, objeto de denuncia”.