El tribunal de la UE falla que Oriol Junqueras tenía inmunidad y debió ser reconocido como eurodiputado

El fallo no supone que tenga que salir de prisión. La justicia europea se pronuncia sobre una cuestión que puede afectar también a Puigdemont y Comín

Thumbnail

Varapalo para la justicia española. El Tribunal de Justicia de la UE ha fallado hoy que el líder de Esquerra Republicana Oriol Junqueras tenía inmunidad desde el mismo momento de ser elegido eurodiputado en las pasados elecciones del día 26 de mayo. La sentencia corresponde a una pregunta prejudicial planteada por el Tribunal Supremo español para el caso concreto de Junqueras pero este fallo podría tener repercusiones directas sobre los también recursos planteados por Carles Puigdemont y Toni Comín quienes también decidieron recurrir de manera directa al alto tribunal europeo. De hecho, este pasado lunes la Cámara del Consejo (Tribunal de primera instancia de la justicia belga) decidió frenar el proceso de euroorden que pesa sobre estos dos políticos independentistas y posponer su declaración hasta el próximo 3 de febrero a la espera del veredicto de hoy.

Aunque tanto la justicia española como los servicios jurídicos de la Comisión y el Parlamento Europeo mantienen que la inmunidad de un cargo electo comienza cuando toma posesión de su escaño en la primera sesión inaugural de la legislatura, el abogado general de la UE concluyó el pasado mes todo lo contrario y la sentencia de hoy le da razón.

En su dictamen, Maciej Szpunar asegura que la inmunidad comienza desde el primer momento de ser elegido. A pesar de que estas conclusiones no son vinculantes, suelen ser ratificadas en sentencia firme en un 80% de ocasiones. En su dictamen desvelado el pasado mes de noviembre, el abogado general polaco sostiene que Junqueras tenía el derecho de la inmunidad incluso sin haber recogido su acta. La legislación española obliga a los cargos electos a acatar la Constitución de manera presencial y sólo entonces la Junta Electoral envía una lista al Parlamento Europeo con la identidad de los eurodiputados, lo que permite que estos comiencen el proceso de acreditación en la Eurocámara y acceder a su escaño. Otros países no exigen este tramite y su organismo electoral envía la lista pertinente una vez proclamados los resultados. En el caso de Junqueras, la justicia española le impidió salir de prisión (entonces preventiva) para acatar la Constitución y Puigdemont y Comín decidieron no viajar a nuestro país ante el miedo a ser detenidos. Sin embargo, para Szupnar, “la prestación del juramento o de la promesa de acatar la Constitución española no constituye una etapa del proceso de elección al Parlamento Europeo y este proceso debe considerarse concluido con la proclamación oficial de los resultados”.