Seis años de Podemos: del Teatro del Barrio a la Moncloa

El partido morado cumple hoy su sexto aniversario con la entrada de Pablo Iglesias e Irene Montero en el Consejo de Ministros

17 de enero de 2014. Teatro del Barrio. En una sala pequeña en el centro de Madrid se alzaba como iniciativa popular bajo el lema de ¡Sí se puede! y con el ánimo de despertar a una mayoría social que se agrupaba en las calles bajo el paraguas del 15-M. Conocíamos un joven Pablo Iglesias del que todo el mundo comenzaba a hablar y sobre el que las grandes élites y el bipartidismo se arrojaban ante el miedo de la figura de un “enfant terrible” que clamaba contra las grandes empresas y llamaba a ocupar las calles y rodear el Congreso de los Diputados.

Un joven político que se situaba a la izquierda del PSOE y que, megáfono en mano, repetía la frase grabada a fuego de que “el cielo no se toma por consenso sino por asalto”. Así pretendía llegar al Gobierno impulsado por las mareas sociales y el apoyo popular. No lo conseguiría, sin embargo, por asalto, ni mucho menos en el primer intento. Seis años después reconocería el mismo a sus militantes que “el cielo no se toma con perseverancia”. Llegaría a sentarse en el Consejo de Ministros en 2020, pero en medio de muchas contradicciones y guardando silencio ante las primeras decisiones de Pedro Sánchez, precisamente las que poco antes criticaba. Asumiendo, por ejemplo que Dolores Delgado se haya convertido en Fiscal General del Estado, cuando un año antes pedía su dimisión o el nombramiento de José Félix Tezanos como director del CIS, al que unos meses antes acusaba por “manipular” sus encuestas.

En 2015 se erigía Pablo Iglesias como la “palanca del cambio” y se postulaba entonces como cabeza de lista a las elecciones europeas donde lograrían 5 escaños en el Parlamento Europeo. Poco después dejaría el escaño en Estrasburgo para centrarse en las elecciones generales españolas de finales de 2015 donde el partido obtuvo 69 escaños junto a sus confluencias. Un año después, Pablo Iglesias y Alberto Garzón sellarían su coalición Unidas Podemos para la repetición electoral de junio de 2016, donde sumaron dos escaños más en el Congreso de los Diputados.

Por el camino a La Moncloa, Pablo Iglesias se dejaría al primer Podemos. De 2016 a 2020 el partido se instalaría en continuas crisis internas de poder y el equipo fundador morado se desdibujaría. Juan Carlos Monedero fue el primero de los socios que daría un paso atrás en el partido -aunque hoy desde fuera es parte del núcleo más próximo al vicepresidente Iglesias- Luis Alegre - filósofo y uno de los fontaneros de Podemos- Carolina Bescansa -trató en varias ocasiones de rivalizar la secretaría general al líder morado, sin éxito- e Íñigo Errejón, ex número dos de Pablo Iglesias que de la mano de la ex alcaldesa Manuela Carmena consumaría su “traición” a Podemos montando un partido regional propio, que seis meses después naufragaría en su intento de alzarse como alternativa a su ex partido en el Congreso, el pasado 10-N.

Pablo Iglesias junto a Tania González, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero en un acto en 2014.
Pablo Iglesias junto a Tania González, Carolina Bescansa, Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero en un acto en 2014.

En las sucesivas elecciones generales, el partido morado no ha dejado de perder suelo electoral y escaños hasta llegar a las elecciones de finales de 2019 con 35 escaños, siete menos de los que obtuvo el 28-A. Sin embargo, Podemos ha logrado en un muy corto espacio de tiempo poner en marcha la “herramienta del cambio” y hoy hace valer su mayor lema: “Dijeron en las plazas que sí se puede y nosotros decimos hoy que Podemos”. Los principales dirigentes de Podemos se sientan hoy en la mesa del Consejo de Ministros junto a Pedro Sánchez. La hoja de ruta del partido morado ha marcado un antes y un después en la historia política española y tienen la oportunidad ahora de demostrar si pueden poner en la agenda política y de gobierno sus principales medidas sociales que tomaron como bandera en 2014 y que les ha aupado al Gobierno.

El propio Pablo Iglesias resumía hoy en las redes sociales el camino de Podemos desde las calles al Gobierno. “Hace seis años ya que empezamos a montar Podemos y quiero daros las gracias a todos los militantes, a todos los inscritos e inscritas de Podemos. Gracias a vuestra resistencia contra viento y marea, contra las cloacas, contra todo lo que nos han querido hacer, hoy desde el Gobierno podemos ayudar a cambiar algunas cosas en España. Queda mucho por hacer, quizás lo más importante”.