El PP y Cs solicitan a un juzgado que no se destruyan los vídeos del “Delcygate” y Vox se querella contra Ábalos

Optan por poner en manos de la Justicia el caso ya que AENA puede destruir este jueves los vídeos del encuentro entre Ábalos y la número dos de Maduro. Los de Abascal también han solicitado información de los pasajeros de los vuelos en los que viajó

El Partido Popular considera necesario que el Gobierno de Pedro Sánchez explique los detalles aún sin aclarar del encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la número dos del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, Delcy Rodríguez, el pasado 20 de enero en Barajas. Ayer mismo, el líder del PP, Pablo Casado, pidió al presidente Sánchez que haga pública toda la información en este mismo episodio. Con este mismo objetivo, los populares se han personado esta mañana en un juzgado de guardia de Madrid para solicitar amparo y pedir que no se destruyan las pruebas de las cámaras de seguridad del aeropuerto para poder tener acceso a las imágenes y los vídeos del momento en el que Ábalos y Rodríguez. Del mismo modo, el PP ha registrado una petición de comparecencia del presidente de AENA para que dé explicaciones sobre lo sucedido, ya que durante esta dos semanas no ha contestado a la petición del principal partido de la oposición en torno a la posibilidad de darles traslado de las imágenes de las cámaras de seguridad.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha anunciado que su partido había acudido a un juzgado de guardia para realizar esta petición durante una entrevista en Esradio. La urgencia de poner esta cuestión en manos de la justicia se debe a que, según la Ley de Protección de Datos, las empresas e instituciones públicas tienen la obligación de destruir las imágenes de sus cámaras de seguridad un mes después de haber sido grabadas. Sólo la decisión de un juez puede paralizar esta destrucción de pruebas y obligar a la empresa a conservarlas. Se da la circunstancia, por esta razón, que las imágenes en torno a lo sucedido en Barajas entre Ábalos y Rodríguez deben ser destruidas este jueves, 20 de febrero, ya que la polémica en torno al conocido ya como “Delcygate” tuvo lugar el 20 de enero.

En la reunión que mantuvo con Sánchez en Moncloa este lunes, Casado planteó a Sánchez la necesidad de que les diera traslado de toda la información sobre lo sucedido en Barajas al tiempo que le demandó que volviera a hacer público su reconocimiento de Juan Guaidó como presidente de Venezuela. En esta misma línea ya habían trabajado los populares al solicitar, vía parlamentaria, las imágenes de las cámaras de seguridad de AENA relativas al encuentro entre Ábalos y Rodríguez el 20 de enero en el aeropuerto madrileño.

Vox se querella contra Ábalos

Por su parte, Vox ha registrado ante el Tribuanl Supremo una querella contra el Ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, por un presunto delitod e prevaricación administrativa, relacionado con el encuentro del ministro con la vicepresidenta de Maduro quien tiene la entrada prohibida en zona Schengen por la UE. La formación que lidera Santiago Abascal solicita como medida cautelar, ante la posibilidad de que las pruebas sean borradas, que se solicite a AENA los datos de API (Advance Passenger Information -información de pasajeros-) de los pasajeros del vuelo Dassault Falcon 900 LX donde viajaba Delcy Rodríguez, así como los datos de los pasajeros del vuelo a Qatar airways del 20 de enero , el registro del avión en el que lo hubiera hecho, las grabaciones de las cámaras de seguridad de las zonas por las que habría pasado Rodríguez. Además, Vox solicita las partes de trabajo, turno e incidencias que hubieran realizados en el intervalo de tiempo analizado por los trabajadores de las empresas indicadas.

Ciudadanos ya anunció ayer que acudiría a la Fiscalía para garantizar que no se destruyan las grabaciones realizadas en la madrugada del pasado 20 de enero por las cámaras de seguridad del Aeropuerto de Barajas del encuentro mantenido entre el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, indicó que con ello buscan “asegurar” que no se destruyen las cintas de Barajas “que pueden probar que la número dos de Maduro pisó suelo europeo”, cuando Delcy Rodríguez tiene prohibidos la entrada y el tránsito en el espacio Schengen. “El ‘Delcygate’ ha ido demasiado lejos. El Gobierno ha mentido y vetado una comisión de investigación. ¿Qué más hará para tapar la verdad?”, se ha preguntado el diputado de la formación naranja en un apunte publicado en su cuenta personal de Twitter.