El juez bloquea 22,7 millones de las mordidas de Duro Felguera a un ex viceministro chavista

El banco Mirabaud informó a las autoridades españolas de que Nervis Villalobos reconoció haber pactado el cobro de 49,5 millones de la empresa asturiana

El juez de la Audiencia Nacional que investiga el pago de presuntas mordidas por parte de la empresa asturiana Duro Felguera a jerarcas del Gobierno de Hugo Chávez ha reclamado a las autoridades británicas que bloqueen una cuenta bancaria con 22,7 millones de euros, según informan a LA RAZÓN fuentes jurídicas.

La decisión la toma el magistrado Ismael Moreno, con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, después de que los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal y Blanqueo de Capitales (UDEF-BLA) descubrieran que las autoridades de Reino Unido habían bloqueado una transferencia. El 10 de enero, de forma temporal, congelaron un envío de 18 millones de libras (20 millones de euros) realizado por la empresa Whitecape Keys Limited. Según la Policía española, el titular real, socio único y administrador de la sociedad es el ex viceministro de Energía y Petróleo de Venezuela Nervis Villalobos.

Junto con este ex cargo chavista tienen poder de representación en la cuenta Daisy Teresa Rafoi Bleuler y Mathias Walter Bleuler, socios de la gestora de fondos Eagle Wealth Management radicada en las Islas Mauricio y con oficina en Suiza, asegura la UDEF en un informe de 8 de mayo al que ha tenido acceso esta redacción.

Hugo Chávez

Villalobos es uno de los investigados en la Audiencia Nacional por el presunto cobro de comisiones ilegales por parte de Duro Felguera a cambio de adjudicaciones del Gobierno del fallecido Hugo Chávez.

Según el oficio policial, el primer bloqueo lo había acordado de forma preventiva la Agencia Nacional contra el Crimen de Reino Unido, con el permiso de un juzgado. El embargo era temporal y expiraba el pasado 23 de mayo.

La actuación de la Justicia española durante la pandemia ha permitido congelar todo el dinero que la empresa de Villalobos escondía en el Reino Unido, que, según la investigación de la UDEF, tendría su origen en los pagos realizados por Duro Felguera a cambio de la adjudicación de una central eléctrica.

Presunto testaferro

La Policía británica informó a la española de que el propio Villalobos justificó sus ingresos en el banco Mirabaud en Londres en virtud de diferentes comisiones. Entre ellas, el ex viceministro incluye supuestos trabajos de intermediación para los que utilizó la firma Ingespre CA, a nombre de Luis Jesús Barrios Meleán, considerado por la Fiscalía como un presunto testaferro que firmó un contrato con el representante de Duro Felguera Francisco Martín Morales el 3 de diciembre de 2008 para el proyecto Termocentro de Cumaná.

Las empresas responsables de esta obra con presupuesto inicial de 900 millones de dólares fueron la citada empresa asturiana radicada en Langreo y Gijón y Técnicas Reunidas.

Según el documento facilitado por las autoridades británicas a las españolas, el propio Villalobos reconoció al banco que su comisión en la obra de la central de Cumaná era del 5,5% del total; es decir, 49,5 millones de dólares.

Contrato firmado en Gijón

Un segundo contrato, este firmado en Gijón el 27 de noviembre de 2009 por Villalobos y Juan Carlos Torres Inclán -este último en representación de Duro Felguera-, indica que esta firma contrató al ex viceministro venezolano para la “obtención y adjudicación de contratos y/o pedidos”, según consta en el oficio de la UDEF.

La Policía sostiene que la comisión a percibir por el ex alto cargo en virtud de esa acuerdo era del 1% por adjudicaciones por encima de los 80 millones de euros; del 2% para los contratos que estuviera entre los 40 y los 80 millones; y del 2,5% para las adjudicaciones de entre 20 y 40 millones. Solo recibiría un 3% en el caso de obras con presupuestos menores a los 20 millones de euros.

Según informó el banco Mirabaud a las autoridades, Villalobos alegó que ejercía de “consejero consultor” para la empresa española Elecnor desde 2009. Por este trabajo, aseguró, cobraba comisiones de entre el 2,5% y el 7% “según el tipo de proyecto, duración y tamaño de la inversión”.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 2 de la Audiencia Nacional investiga a Villalobos y otras siete personas, incluidos los ex directivos de Duro Felguera Ángel Antonio del Valle y Juan Carlos Torres Inclán y el ex presidente de Técnicas Reunidas Luis Barrios. A todos ellos, y a las empresas como personas jurídicas, se les imputan delitos de corrupción internacional y blanqueo de capitales.