Twitter bloquea la cuenta de Vox por un vídeo sobre la islamización y Abascal anuncia que se querellará

La red social les indica que “limita sus funciones temporalmente” por “conductas que incitarían al odio” impidiéndoles tuitear a escasas horas del arranque de campaña en Cataluña

Thumbnail

De nuevo Vox ha visto cómo su cuenta de Twitter era censura. Según el partido que lidera Santiago Abascal, Twitter ha decidido censurarle su perfil oficial por presuntamente “incitación al odio” algo que ha ocurrido a pocas horas de comenzar la campaña electoral en Cataluña.

El partido explica que la red social “no les permite escribir ningún contenido y que podría ser debido a un vídeo que habrían subido a su cuenta. Habían iniciado una campaña en redes sobre “Stop islamización”. Sin embargo, Twitter no les habría indicado que la censura fuese por dicho vídeo, y solo les indica que se les “limita de forma temporal algunas de las funciones” de la cuenta. Twitter no les habría especificado que fuera sobre ese vídeo pero en el partido lo eliminaron sin conseguir restablecerla. La restricción que les habría impuesto la red social es el cierre de la cuenta sino impedirles que puedan tuitear durante al menos seis días.

El líder de Vox, Santiago Abascal denunciaba a través de su cuenta que coincidiendo con el día en el que el PP lanzaba contra su formación una “burda campaña de desinformación”, la red social Twitter “censura nuestra cuenta oficial” impidiéndoles así lanzar sus mensajes.

Abascal indica que se trata de un “hecho gravísimo” porque la red social fundada por Mark Zuckerberg “usurpa las funciones de los Estados democráticos” y ha anunciado que presentarán una querella “contra esta actuación totalitaria que busca, entre otras cosas, influir en las próximas elecciones catalanas”. “Twitter hace hoy el juego a los vioelntos y a los manipuladores”.

En el vídeo, el partido denuncia que la “islamización perpetrada por el separatismo ha convertido Cataluña en un peligroso refugio para los yihadistas y el fundamentalismo islámico”. En las imágenes, los de Abascal se reivindican como el único partido en Cataluña para “luchar” contra la islamización. Y, advierten que, ante la promesa del nacionalismo catalán de “construir la primera mezquita catalana sobre una plaza de toros” , el partido se compromete “a cerrar las mezquitas fundamentalistas”. Vox alertaba también en sus redes sociales de que “la islamización perpetrada por el separatismo ha convertido Cataluña en un peligroso refugio para los yihadistas y el fundamentalismo islámico”.

El partido, también emitió un tuit en el que se mostraba crítico con el resto de partidos, a los que responsabilizaba de “haber promovido la peligrosa islamización de Cataluña”. A su juicio, todos los partidos “desde ERC al PP” han actuado en este sentido. Además, aseguraba que todos esos partidos son “culpables de la inseguridad ciudadana y la degradación de los barrios catalanes”.

Ésta no es la primera vez que Twitter ha bloqueado la cuenta del partido. Justo hace un año, Vox denunciaba haber sufrido este mismo tratamiento por emitir mensajes que presuntamente incitaban al “odio”. Entonces, Vox apuntó a que podría deberse a una censura por “presiones” del Gobierno.

Según explicó entonces el diputado y vicesecretario de Comunicación de Vox, Manuel Mariscal, en varias publicaciones en esta misma red social, la suspensión de la cuenta tiene origen en un intercambio de mensajes que se produjo entonces entre Vox y la portavoz del PSOE, Adriana Lastra.

Esta acusó a Vox de “retrógrado” por defender el pin parental en los colegios, a lo que el partido de Santiago Abascal respondió asegurando que lo que no soporta Vox es que con dinero público se promueva la “pederastia”, en referencia al programa Skolae en Navarra, donde Gobierna el PSOE.