Moncloa evita poner “día y hora” a la reunión entre Sánchez e Iglesias

Montero minimiza los choques entre socios a “discrepancias anecdóticas” y asegura que la relación entre presidente y vicepresidente es “fluida”

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso de los DiputadosJOSE LUIS ROCA

Los choques en la coalición siguen monopolizando la relación entre los socios del Gobierno. Si hoy Pablo Iglesias elevaba el tono con una advertencia al PSOE para “no tensionar” al Ejecutivo, desde Moncloa han intentado rebajar el incendio. La portavoz María Jesús Montero ha minimizado la confrontación que trasciende ya el Consejo de Ministros de “discrepancias anecdóticas” en las que ponen el foco los medios de comunicación, cuando existe una “coincidencia completa” en el programa del Gobierno. “Se pone más el acento en los matices que en lo nuclear”, se ha quejado la ministra de Hacienda, que ha recordado que esta es la primera vez que existe un gobierno de coalición y que estas diferencias también se producían en gobiernos monocolor anteriores, como el de Mariano Rajoy, donde eran públicos los choques entre ministerios. Desde Moncloa se asegura que este es un “gobierno estable, firme y totalmente comprometido con el programa para esta legislatura”.

Sin embargo, en la rueda de prensa que hoy se ha celebrado en Moncloa, Montero ha reconocido que es “difícil” concretar “un día y una hora” para que se produzca una reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con el objetivo de reconducir la situación de conflicto. Tal como publicó este periódico, hace meses que no se celebran las tradicionales reuniones de organización de los lunes por la mañana -denominados “maitines”- y tampoco lo contactos bilaterales más estrechos entre presidente y vicepresidente en los que se desbloqueaban los asuntos más enconados. Montero ha señalado que “la comunicación es fluida” entre Sánchez e Iglesias y ha evitado precisar la celebración de una “reunión formal” entre ambos, porque hoy ya han tenido “ocasión de verse” en el Consejo de Ministros.

Uno de los elementos de fricción hoy en día es la futura ley de vivienda que negocian el Ministerio de Transportes de José Luis Ábalos con Unidas Podemos sin registrar avances. No obstante, Montero se ha mostrado convencida de que en los próximos días habrá un entendimiento, porque “no contempla otro escenario que no sea llegar a un acuerdo”. En este sentido, desde el Ejecutivo descartan poder llegar a llevar al Congreso una norma que no esté consensuada primero con su socio de coalición y después con el resto de aliados, dado que no tienen mayoría para sacarla adelante. Esta tarde, sin embargo, los socialistas y los morados volverán a distanciarse en sus posicionamientos sobre la iniciativa de ERC para acabar con la inviolabilidad del Rey. Podemos votará a favor y los socialistas, en contra.

Don Juan Carlos y el 23-F

También existen discrepancias sobre el papel del Rey emérito Don Juan Carlos I en el 23-F. Mientras que los morados han puesto en valor que esté “huido” en Emiratos Árabes, desde el Gobierno se ha defendido su papel en el frustrado golpe de Estado, asegurando que es un “hecho objetivo” y que “nadie puede dudar de la aportación que hizo a la democracia de este país. Su aparición marcó un unto de inflexión , no hay discusión sobre el papel que jugó en la consolidación de la democracia”, ha señalado Montero. En la misma línea y en contra del criterio de su socio, los socialistas entienden que la información sobre el 23-F es “suficiente e interesante para que no se vuelvan a producir estos hechos”.