Bárcenas señaló a Aguirre con intención de mantener los permisos penitenciarios

El extesorero ha declarado que entregó 60.000 euros a la expresidenta madrileña procedentes de un constructor que recibió la adjudicación de un hospital en Vallecas

Thumbnail

La Junta de Tratamiento de la cárcel madrileña de Soto del Real ha propuesto la concesión de dos permisos penitenciarios de seis días cada uno para el extesorero del PP Luis Bárcenas, aunque tendrá que ser el juez de Vigilancia Penitenciaria quien tome la decisión.

Según han indicado fuentes penitenciarias, la decisión unánime de la Junta de Tratamiento se ha adoptado toda vez que Bárcenas ha cumplido ya un cuarto de la condena, después de que la Audiencia Nacional acumulara sus penas.

Por eso, la decisión de Luis Bárcenas de señalar en el juicio de la “Caja B” a Mariano Rajoy y en la “Púnica” a Esperanza Aguirre como unos de los dirigentes que estaban al tanto de la financiación irregular del partido desde 1982 hasta 2009 tiene como finalidad impedir que el extesorero del PP permanezca en prisión más de 12 años, y pueda disfrutar de los beneficios penitenciarios que le corresponden por ley, que pueden llegar a 36 días de permiso al año. En concreto, el extesorero del PP ha asegurado que entregó un sobre con 60.000 euros a Aguirre del dueño de la constructora Ploder, una de las adjudicatarias del Hospital Infanta Leonor de Vallecas.

El triple

El Código Penal español establece en su artículo 76 que el máximo cumplimiento efectivo de las condenas de una persona “no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas en que haya incurrido”.

Y por eso, pese a que fue condenado en la “Época I” de “Gürtel” a 29 años de cárcel, la ley establece que Bárcenas solo permanecerá privado de libertad un máximo de 12 años, ya que el delito de mayor duración, el de blanqueo de capitales, es de cuatro años de prisión.

Entonces, si fuera condenado en cualquiera de las causas que tiene pendiente a un delito con más de cuatro años de cárcel el extesorero del PP debería permanecer más de 12 años en prisión, y a consecuencia de ello no podría disfrutar de los beneficios penitenciarios ya concedidos, ya que no habría cumplido una cuarta parte de su condena.