Rajoy, Rato, Álvarez Cascos, Arenas y Cospedal

Bárcenas afirma al tribunal que entregó sobres con dinero negro al expresidente del Gobierno

Thumbnail

Luis Bárcenas no sólo redobló ayer sus acusaciones contra el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy, sino que las extendió a cuatro ex secretarios generales del PP: Francisco Álvarez Cascos –de quien según dijo partió la orden de abonar esos sobresueldos con dinero de la «caja B–, Javier Arenas, María Dolores de Cospedal y Ángel Acebes. Salvo a este ultimo, según su versión él mismo se encargó de entregarles esos sobres en alguna ocasión. El ex tesorero incluyó también entre la lista de beneficiarios al ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, a quien tampoco se los habría dado él personalmente, a los ex ministros Jaime Mayor Oreja y Federico Trillo, al que fuera senador del PP José Miguel Ortí Bordás y al que fuera asesor del Partido Popular Pedro Arriola. Y tampoco se olvidó de la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre, reiterando que sí cobró 60.000 euros de un empresario.

Se trataba de compensar, dijo, las mermas salariales en las nóminas de los altos cargos tras la victoria electoral del Partido Popular en 1996, pues hasta ese momento el partido les abonaba una cantidad mensual como «gastos de representación» que sí procedía de la contabilidad oficial.

¿Quién decidió que se pagaran esos sobresueldos con dinero negro? «Esa es una instrucción que recibe Lapuerta del secretario general, en aquel momento Álvarez Cascos y eso se mantuvo hasta 2008», defendió el ex tesorero. Según manifestó, cuando se incorporó el siguiente secretario general, «Lapuerta le informa de lo que se está haciendo» y se continuó haciendo de la misma manera con los siguientes secretarios generales, entre ellos Arenas, Rajoy y Cospedal.

Pero Bárcenas fue más allá y aseguró que en 2009, tras estallar el «caso Gürtel», quedaban 50.000 euros en esa contabilidad opaca procedentes de un empresario que él habría repartido en dos entregas de 25.000 euros que trasladó a Rajoy y Cospedal. «Les doy los sobres y ellos sabrán lo que tienen que hacer».

En un comunicado, Cospedal niega esas acusaciones, que tacha de «difamaciones e injurias» e insiste en que Bárcenas actúa por «animadversión» hacia ella, «lo cual, ya de por sí solo desacredita todas sus declaraciones». Además, recuerda que el ex tesorero ya fue condenado a indemnizarla con 50.000 euros por intromisión ilegítima en su derecho al honor, «nada de lo cual fue cumplido».

Asimismo, Cospedal hizo hincapié en que todos los acusados por Bárcenas de una presunta adjudicación irregular de un contrato por el Ayuntamiento de Toledo para beneficiar una campaña electoral –cuando ella acababa de ser nombrada presidenta del PP de Castilla-La Mancha– fueron absueltos. Y tras demandar al ex senador por vulneración de su derecho al honor, subraya, ganaron sus demandas.

Esperanza Aguirre también desmintió al ex tesorero, y Bárcenas no dejó pasar la ocasión para replicarle. El acusado ratificó que su antecesor, el ya fallecido Álvaro Lapuerta, entregó en 2007 a Aguirre un sobre con 60.000 euros de parte de un constructor, Luis Gálvez, para la supuesta financiación irregular de su campaña autonómica. La ex presidenta madrileña afirmó no conocer a ese empresario, pero según refirió el ex tesorero Aguirre habría coincidido con él en la boda del ex concejal Sigfrido Herráez, que se casó con la hija del dueño de la constructora Ploter.

«La caja la tenía yo y la manipulación del dinero, en el sentido de meterlo en sobres y dárselos a Lapuerta lo hacía yo también. Me decía “le voy a entregar el sobre a Álvarez Cascos y a tal y tal...”», declaró Bárcenas a preguntas del fiscal Antonio Romeral. Lapuerta, según matizó, «se desplazaba al ministerio correspondiente y entregaba los sobres».