Madrid

Podemos arenga a sus inscritos a sufragar la campaña electoral identificando a Ayuso y los ex presidentes de Madrid con la “mafia”

El partido vuelve a echar mano de los microcréditos para pagar los gastos electorales y sacar “a Ayuso y a la ultraderecha de Madrid”

Campaña de Unidas Podemos de microcréditos para Madrid
Campaña de Unidas Podemos de microcréditos para MadridPodemos

No es nada nuevo. En todas las campañas electorales, Unidas Podemos moviliza a sus inscritos con el objetivo de que sufraguen voluntariamente los actos que preparan para la convocatoria en las urnas. Se trata de microcréditos, que, posteriormente, el partido devuelve tras recibir la subvención electoral de acuerdo con los resultados electorales obtenidos. Es una manera de financiación que les permite no depender de los bancos ni endeudarse

Para la campaña electoral en Cataluña, los morados decidieron lanzar una polémica iniciativa en sus redes usando la imagen del Rey Emérito D. Juan Carlos y un slogan polémico, relacionando su salida de España con la garantía de que “a diferencia del Rey, tus microcréditos si volverán”. “No dependemos de los bancos, dependemos de ti. Ayúdanos a financiar la campaña de las elecciones catalanas con un microcrédito que, a diferencia del rey, sí volverá”.

En esta ocasión, para el escenario madrileño, Unidas Podemos proporciona a sus inscritos material gráfico para Twitter, Facebook e Instagram con el objetivo de inundar las redes de imágenes contra la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, o la candidata de Vox por Madrid, Rocío Monasterio, o los ex presidentes de la Comunidad de Madrid a los que identifica con “la mafia”.

Sin deberle ni un euro a los bancos tendremos las manos libres para hacer política para la gente y sacar a Ayuso del Gobierno de la Comunidad de Madrid”, ha señalado Isa Serra, portavoz de Podemos, en un vídeo para difundir la campaña. “Queremos una Comunidad digna, feminista, ecologista y anfifascista, por eso te pedimos ayuda con tu microcrédito”, ha apuntado animando a la participación.

El partido asegura que el 4 de mayo “nos jugamos ganar en la Comunidad de Madrid” y para ello necesitan la colaboración de la gente “para que nuestra deuda sigue siendo contigo y no deberle nada a los bancos”. Bajo el hasthag #MicorcréditosParaQueNoVuelvan, ponen en marcha una campaña de al que presume que es “la mejor” para “frenar a la extrema derecha y lograr un cambio histórico para la gente de los pueblos y los barrios de la Comunidad de Madrid”.

Explican, además, que “la extrema derecha no puede volver, pero tu microcrédito sí”. Así garantizan a sus inscritos que tras la campaña electoral devolverán las aportaciones a sus apoyos.

En otro vídeo, el partido utiliza la imagen de la ex presidenta Cristina Cifuentes, o de Ignacio González y Díaz Ayuso para vincularlos con la corrupción y para pedir a los militantes ese esfuerzo económico para poder “echar a Ayuso y a la ultraderecha de Madrid”.

Otras campañas

Para la campaña en Cataluña, los morados no lograron su objetivo al completo. Si bien el partido se marcó a finales de enero el objetivo de conseguir 100.000 euros en donaciones a través de una línea de microcréditos para financiar su campaña electoral en Cataluña, finalmente solo consiguieron recaudar 50.000 euros en donaciones, es decir, la mitad del dinero que se fijó como tope. De esta manera, quedaba lejos la cantidad de 300.000 euros que logró en Cataluña en los comicios electorales de 2017.

En 2019, con motivo de la repetición electoral del 10 de noviembre, Podemos logró recaudar en ocho días hasta un millón de euros gracias a microcréditos. Desde la formación morada señalaron entonces que esto supone un «récord de financiación» para los de Iglesias dado que para conseguir la misma cantidad, antes de las generales de abril necesitaron 23 días.

La práctica de los microcréditos es habitual en el partido a lo largo de su historia. En las elecciones generales de 2015 y 2016 hicieron lo propio, consiguiendo en las primeras un total de 2,8 millones de euros a través de 12.000 aportaciones de simpatizantes. En los segundos comicios, sin embargo, recaudaron menos de la mitad, un total de 1,2 millones de euros.s.