La Policía se prepara para una “batalla campal” con Abascal en Vallecas

Grupos ultras y anarquistas han convocado a sus seguidores para boicotear el acto de Vox

Ambiente de policia en la Puerta del Sol el dia despues de la manifestacion contra la encarcelacion del rapero Hasel con numerosos disturbios en la misma.
Ambiente de policia en la Puerta del Sol el dia despues de la manifestacion contra la encarcelacion del rapero Hasel con numerosos disturbios en la misma.Jesus G. FeriaLa razon

La Policía dispone de informaciones en el sentido de que grupos de ultraizquierda, anti sistema, antifascistas, anarquistas y “Bukaneros” van a tratar de reventar violentamente el acto de Vox de esta tarde en el barrio de Vallecas de Madrid. “Ganas de liarla no van a faltar, por lo que se va amontar un dispositivo adecuado a las circunstancias”, han señalado a LA RAZÓN fuentes policiales.

Dicho despliegue, que es el habitual desplegado por las tardes en Madrid (un grupo entero de UIP y tres subgrupos de otra) se considera suficiente y tratará de evitar incidentes. A ellos, hay que unir los agentes de la Brigada de Información que trabajan sobre el terreno. El acto ha sido autorizado.

Los citados grupos y Juan Carlos Monedero, de Podemos, se han apresurado a “calentar” el acto, ante lo que consideran la “invasión” de un barrio que les pertenece.

Se trata de la misma dinámica que se ha producido cuando el partido de Santiago Abascal ha convocado actos en el País Vasco. Grupos proetarras y separatistas protagonizaron incidentes ante la presencia de los dirigentes de Vox y sus simpatizantes, con el lanzamiento de objetos, algunos de los cuales llegaron a herir a los asistentes.

Sólo la intervención de la Ertzaintza, que desplegó un dispositivo especial y efectivo, evitó males mayores y que la intención de los extremistas de llegar al lugar donde se celebraban los actos no pudiera culminarse.

Esta tarde están convocados grupos antifascistas, anti sistema y los seguidores ultra del Rayo Vallecano, los “Bukaneros”, conocidos por sus actuaciones violentas en manifestaciones y concentraciones que han tenido lugar en Madrid.

En medios sindicales de la Policía se recuerda lo ocurrido el pasado mes de septiembre en el mismo barrio, cuando un dispositivo considerado como “insuficiente, propició que cuatro agentes resultaran heridos por lanzamiento de objetos.

Tres individuos fueron detenidos entonces por lanzar piedras contra los agentes. El incidente se produjo tras una concentración en la que participaron unas 300 personas que protestaban contra las medidas restrictivas tomadas por el Gobierno regional por la pandemia. Los manifestantes cortaron el tráfico en la avenida de Pablo Neruda de Madrid, frente a la Asamblea autonómica.