El CIS deja al PSOE a niveles del 10-N y sitúa a Casado a 4,5 puntos de Sánchez

Los socialistas experimentan su mayor batacazo. Caen 3,6 puntos tras el fracaso en Madrid y los populares registran su mayor subida desde las elecciones generales. Vox se deja casi dos puntos y Cs sigue en caída

Thumbnail

El Centro de Investigaciones Sociológicas recoge el “efecto Ayuso” tras las elecciones madrileñas, y sitúa a Pablo Casado a 4,5 puntos de Pedro Sánchez, quien baja hasta 3,6 puntos respecto al barómetro del mes de abril. Los populares suben 2,8 puntos en un solo mes tras la victoria incontestable de la presidenta de la Comunidad de Madrid el pasado 4-M. Ello confirma los pronósticos de la mayoría de empresas demoscópicas que arrojan el impulso de los populares tras el 4-M, y las primeras consecuencias para los socialistas, en clave nacional; los resultados de los socialistas madrileños, que son tercera fuerza en la Asamblea lastran ya al PSOE en el ámbito nacional.

El batacazo de los socialistas en Madrid tiene ya consecuencias a nivel nacional. El PSOE, que hasta ahora recogía expectativas de voto superiores al 30 por ciento en este último año, ahora cae de manera estrepitosa y les sitúa en casi idéntico porcentaje al obtenido en las elecciones generales del pasado 10-N, cuando obtuvieron el 28 por ciento de los votos. Aunque el CIS recoge el “efecto Ayuso” que vienen refrendando la mayoría de las empresas encuestadoras privadas, lo cierto es que el organismo que preside José Félix Tezanos sigue diferenciándose de estas, pues mientras que la mayoría sitúan al PP por delante del PSOE, para el CIS sigue siendo el PSOE la primera fuerza política.

De celebrarse elecciones generales, un escenario que ni el Gobierno ni los grupos que le apoyan en el Congreso de los Diputados contemplan, hoy Pedro Sánchez aglutinaría tan solo el 27, 9 por ciento de los votos, mientras que los populares subirían al 23,4 por ciento de los votos, quedándose a tan solo 4,5 puntos de los socialistas y sumando hasta 2,59 puntos más que los obtenidos el 10-N. De esta manera, la distancia entre los dos principales partidos se recortan. Si en el barómetro de abril se situaba en 10,9 puntos, ahora se encuentran a 4,5 puntos, lo cual confirma el efecto arrastre de las elecciones de Madrid, donde se produjo una victoria incontestable del PP de Isabel Díaz Ayuso.

El CIS certifica también la caída de Ciudadanos que deriva de las elecciones regionales y que vienen recogiendo también las encuestas privadas. Los naranjas pierden 1,4 puntos y pasan del 6,7 por ciento de los sufragios estimados al 5,3 por ciento. Vox, que seguiría siendo tercera fuerza en el Congreso de los Diputados registra también caídas, del 1,7 por ciento, aglutinando el 13,7% de los votos. Los morados repiten casi resultados tras la salida de Pablo Iglesias de la política, se mantienen como cuarta fuerza en la Cámara Baja, con tres décimas menos que en abril.

El barómetro recoge también el efecto Más Madrid a nivel nacional. Tras convertirse en líder de la oposición en la Comunidad de Madrid, sorpassando al PSOE, ahora, los de Íñigo Errejón se muestran a la alza al pasar del 1,9 por ciento de los votos al 3,8 por ciento.

Crisis económica y coronavirus, principales problemas

La crisis económica y el coronavirus siguen siendo los principales problemas de España según el barómetro del mes de mayo, que también recoge un incremento de la preocupación por el paro. En concreto, la crisis se mantiene, como viene haciendo desde febrero, como el primer problema nacional, con menciones en el 46,3% de los cuestionarios, bajando eso sí, 1,7 puntos respecto a abril. También baja, en este caso hasta 3,5 puntos, la inquietud que genera el coronavirus, que pasa del 45,1 al 41,6%. Por contra, las alusiones al paro como un problema se anotan una subida de 1,6 puntos y llegan al 39,3%, su máximo en lo que va de año.

Sí hay cambios en las plazas cuarta y quinta de la tabla, donde intercambian posiciones respecto al mes anterior los problemas políticos y el mal comportamiento de la clase política. Ahora la actitud de los políticos es el cuarto problema del país, con un 17,7%, subiendo tres puntos, mientras que las menciones a los problemas de esta índole bajan ocho décimas y descienden a la quinta posición, con un 17%, informa Ep.

Por otro lado, es Pedro Sánchez el líder político mejor valorado con un 4,3. Le sigue el presidente del PP, Pablo Casado con una media de un 3,6. Le sigue la presidenta de Ciudadanos con un 3,5 y el ex vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias con un 3,1, mientras que el líder de Vox es el dirigente peor valorado con un 2,6.