Andalucía

Juan Espadas: El ungido para llevar el «sanchismo» a Andalucía

El alcalde de Sevilla ha trabajado un perfil basado en la gestión y es poco amigo de la polémica

El ganador de las primarias del PSOE-A, Juan Espadas
El ganador de las primarias del PSOE-A, Juan EspadasRaul CaroEFE

Moderado y poco amigo de las polémicas, el principal valor político que se le atribuye a Juan Espadas (Sevilla, 1966) es que ha sido capaz de pactar a derecha y a izquierda. En tiempos de fragmentación e idearios volátiles, no importa quien gana unas elecciones sino quien puede pactar con los oponentes y gobernar. Así lo ha demostrado este socialista, alcalde de Sevilla desde 2015, que ha trabajado más la gestión que las peleas orgánicas, hasta que decidió presentarse a las primarias del partido en Andalucía.

Espadas nació en el antiguo hospital de las Cinco Llagas de la capital hispalense, actual sede del Parlamento andaluz. Su vocación política quizás venga de ahí y de los recuerdos de su abuelo Manolo, funcionario municipal que fue represaliado por Queipo de Llano poco después del golpe militar de 1936. Sin embargo, su formación académica tiene un marcado carácter católico. Estudió en los Salesianos y mantiene una magnífica relación con los cofrades de la ciudad. De hecho, no tiene reparos en fotografiarse presidiendo una procesión o, como ocurrió el pasado sábado, saludando al nuevo arzobispo de Sevilla en la Catedral.

Juan Espadas, favorito de Ferraz

Ha sido el favorito de Ferraz por mucho que la cúpula del partido haya expresado por activa y por pasiva que se mantenía al margen de este proceso orgánico. Muchos dirigentes, entre ellos el secretario de Organización, José Luis Ábalos, han asegurado que Espadas es el «mejor aval» de la formación en esta pugna. Incluso ha recibido el apoyo más o menos nítido de algunos ministros, como la portavoz del Gobierno y titular de Hacienda, María Jesús Montero, que también sonó para disputarle el cargo a Susana Díaz.

Espadas se presenta como el «revulsivo» que necesita el partido para recuperar la Junta. Sin embargo, su trayectoria ha estado vinculada a la Administración autonómica y a los ex presidentes Chaves y Griñán.

Poco después de licenciarse en Derecho entró en la Junta como jefe de gabinete y luego pasó a ser alto cargo en las consejerías de Educación y Medio Ambiente.

Chaves lo nombró consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio en 2008, responsabilidad que ostentó hasta 2010. Griñán le propuso ser candidato a la Alcaldía, pero realmente fue su ahora rival Díaz quien le animó para orillar en esta carrera a su oponente Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, con el que ha mantenido innumerables desencuentros orgánicos. Su estreno como cabeza de cartel resultó un fracaso estrepitoso, puesto que Juan Ignacio Zoido (PP) consiguió una mayoría absoluta abultadísima. En 2015 pactó con la izquierda y en este mandato ha llegado a acuerdos con Cs.