Podemos pide una “movilización masiva” por la paz después de que Sánchez anunciara el mayor envío de armas a Ucrania

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra reclama “apostar por la diplomacia” en la Conferencia Europea por la Paz junto a Bildu y BNG y líderes de la izquierda europea

Podemos refuerza su mensaje ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de crear un movimiento europeo por la paz en pleno contexto de escalada belicista en Ucrania. Lo hace justo un día después de que el presidente del Gobierno anunciara desde Kiev el mayor envío de armas a Ucrania. Ante este anuncio, la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, celebra en Madrid una Conferencia Europea por la Paz, junto a Bildu y el BNG, a parte del espacio que compone Unidas Podemos.

Un acto que se produce después de que Belarra firmara junto a figuras de la izquierda como Pablo Iglesias, Jeremy Corbyn o Rafael Correa, entre otros, un manifiesto por la paz en Ucrania que reclama un alto el fuego y una política de asilo para los refugiados.

En el acto, que acudieron fuerzas de la izquierda europea como Syriza (Grecia), el Bloco de Esquerda portugués, Francia Insumisa (que lidera Jean-Luc Ménelchon), el Sinn Féin (Irlanda), el DEMA italiano, el PTB belga, Die Linke (Alemania), Sinistra italiana, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP) kurdo (Turquía), entre otros, la ministra clamó por la diplomacia ante el envío de armas y se congratuló de que su partido se “dejara la piel” por construir “un movimiento europeo por la paz”. “Estamos aquí para reivindicar la palabra”, aseguró, para lamentar que “hemos escuchado que la guerra solo se para con guerra”.

Belarra ha vuelto a pedir “apostarlo todo a la diplomacia” y reivindicó el “uso de la palabra”. “Os pido que trabajéis por la paz, en el momento que es más difícil”. Según su análisis, esta guerra “en el corazón de Europa” solo terminará de dos maneras. “con un conflicto mundial entre potencias nucleares de consecuencias imprevisibles o con un acuerdo de paz a través de las vías diplomáticas”.

Recalcó que “cada vez somos más quienes planteamos que el camino que nos conducirá a la paz es este, el del diálogo y la diplomacia” y recordó que es la tesis que sostiene el “Secretario General de las Naciones Unidas y también el Papa Francisco y el Vaticano”. Para la ministra, su obligación es la de “desplegar todo nuestro poder gubernamental, institucional y social para exigir una implicación real de la comunidad internacional y de Naciones Unidas, como la hubo en El Salvador o en Colombia, para que exista un acompañamiento y una supervisión garantista a la mesa de negociación entre Rusia y Ucrania”.

Reclama movilización ciudadana

En el acto, la ministra ha defendido que “decir no a la guerra” y “paz ya” es “instar a todos los actores políticos a abandonar el lenguaje beligerante y sustituirlo por un lenguaje diferente, un lenguaje de paz”.

Belarra ha reclamado, como en otras ocasiones, una “movilización ciudadana masiva” para construir este camino de paz. “Tened claro que sin una movilización ciudadana masiva va a ser muy difícil que quienes de verdad pueden hacer algo para detener esta guerra pronto, lo hagan”. Es por ello que ha reclamado defenderla “en el momento que es más difícil hacerlo, durante la guerra”, ya sea bien a través de la firma de manifiestos, acudiendo a concentraciones o llenando los balcones y las redes de símbolos por la paz. “Construyamos un gran movimiento ciudadano por la paz, una alianza internacional pacifista”, ha reclamado.