Elecciones Andalucía

Feijóo reivindica una alternativa de “mayorías y centrada” para unir e insta a no caer en “triunfalismos”

Extrapola los resultados del 19-J y asegura que “es también un triunfo para la política española”. Moreno hace un guiño a Ayuso y la pone como ejemplo: “Nos fijamos en los mejores”

La Junta Directiva Nacional del PP ha recibido a Alberto Núñez Feijóo, y al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, con una fuerte ovación y un paseíllo de aplausos a la entrada de la sede nacional de Génova donde decenas de miembros del partido, celebraron la victoria del PP en las elecciones andaluzas del pasado domingo. Una vez accedieron a la sede les esperaban más barones del PP y dirigentes de la formación junto a una pantalla con el lema “Preparados”.

Juanma Moreno agradeció, ante la Junta Directiva, todo el apoyo y cariño recibido y se mostró convencido de que Andalucía necesita otra España diferente a la de Pedro Sánchez que castiga a unos territorios para premiar o castigar a otros en función de los encajes nacionalistas e independentistas, dijo.

Moreno, en su discurso, le hizo un guiño a Ayuso, para despejar cualquier sombra de enfrentamiento de modelos entre él y la presidenta de la comunidad de Madrid. “Nos fijamos en los mejores, por eso pongo de referencia a Madrid, querida presidenta”. Queremos competir con Madrid y atraer empresas en paralelo a Ayuso”, ha dicho Moreno como ejemplo del liderazgo madrileño. “Porque nosotros tenemos playa, querida presidenta, ha ironizado, para señalar el arma con el que intentará “robarle” empresas.

El líder de los populares andaluces y vencedor de los comicios el pasado 19-J puso deberes a Feijóo: “Andalucía necesita un gobierno en España que piense también en los españoles del sur”, y “eso solo puedes hacerlo tú”. Le recordó que “hay un camino amplio y directo”, para La Moncloa, “y vamos por el buen camino. Vamos bien”, al tiempo que instó al líder del PP a “no confiarse”. “Cuentas con el mejor equipo y mejor proyecto y los mejores compañeros de viaje que es el PP”.

El presidente de los populares, Alberto Núñez Feijóo aceptó la encomienda: “Me ha puesto deberes; y me parece bien que, los que consiguen esas metas que parecían inalcanzables”, lo hagan. Definió a Moreno como “el líder tranquilo”, alguien “que nos debe poner deberes a todo el partido” tras haber conseguido “lo que nadie había conseguido en 40 años”. “Aceptamos el reto y nos comprometemos a hacer los deberes”, aseguró Feijóo, sabiendo que “no serán fáciles, pero estamos aquí”. “Cuando a uno le vota a su pueblo es el mayor orgullo que se puede tener”, le dijo al candidato y presidente en funciones de Andalucía.

FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

El líder del PP tildó de “histórica” la jornada vivida el 19-J y agradeció, de manera “sentida y lógica” a todos los miembros de la Junta Directiva y a todo el PP de España que, “empezó a contagiarse de la ilusión de que algo nuevo se podía conseguir”. Dijo que el PP vivió “noches duras” en otras ocasiones y en ésta “sintió que era posible” esa victoria. Aun así, Feijóo ha pedido al partido “no caer en el triunfalismo” porque “España no está para triunfalismo ni complacencias. Vivimos una crisis muy profunda donde la política debe ofrecer soluciones y certezas”.

Feijóo dijo que el del PP ha sido el “único que ha sabido ganar” y los demás, “salían a perder” por lo que “el resultado ha sido el lógico”. Y por ello, apuntó que Juanma Moreno ganó, porque tenía el objetivo de lograr una “mayoría estable” mientras el resto buscaba que no tuviera esa mayoría que le diera un gobierno tranquilo, una lucha que a Feijóo, confesó, “le divirtió mucho”.

El PP, dijo, ha demostrado que en Andalucía no había “ninguna maldición política” y que no es de “ningún partido político”. Se llegó a la Junta “con humildad” en 2018 y el “rigor” con el que supo gestionar se ha traducido en ese triunfo: “Dicen que le rigor no da votos, pero es como hay que gestionar”. También pidió a Moreno que no olvide que es el “primer servidor” de Andalucía y, por ello, “ha conseguido la gesta de incrementar al doble el número de votos conseguido”;un aval a la política cabal”.

Otra forma de hacer política

Con la victoria en Andalucía, Feijóo cree que ha quedado demostrado que “es posible otra política”, donde se explique el balance de gestión “sin insultos” y recordó la estrategia de campaña trazada, sustituyendo cada descalificación por una propuesta. El líder del PP volvió a reivindicar una política de Estado, de consensos porque, apuntó, eso “no es la política vieja, que pretenden descalificar algunos”, sino que esa es la política de la Transición. “La vieja política es ahora el populismo”, apuntó el líder del PP; “la de políticos que no dicen nada y confrontan, esos son los que pierden elecciones, los que están en declive y decadencia, a los que vamos a sustituir con la buena política, la de verdad”.

Feijóo hizo un elogio de la “nueva política” que representa Juanma Moreno y el PP: “La política de dialogar, no fracturar, la de los consensos, la que no insulta, que piensa en las personas más que en las ideologías: la política con mayúsculas”. Aseguró que España ha demostrado que está pasando página a esa otra política, y que ha ganado “la moderación”, “la política útil, la que prioriza lo prioritario, que une y desoye políticas estériles”.

Asimismo, el líder del PP recordó al partido la fortaleza de la unidad. “Los retos comunes que tenemos son muchos y es mejor que, cuando se tiene una gran dificultad, enfrentarla unida”. Porque, además, apuntó, en Andalucía votaron la opción que decía que “Juntos somos más fuertes”. El PP se mira en Andalucía donde, dijo Feijóo, “la democracia vuelve a demostrar que situaciones inexorables pueden ser modificadas mediante el voto”. Recordó que la gente está cansada de las políticas que van de “sobresalto en sobresalto” y España reclama otras formas de hacer. Eso sí, advirtió de que “ningún radicalismo nos va a apartar del camino emprendido”, el camino de estar al lado de la España “que reclama otras formas y otros fondos para hacer política”.