MENÚ
martes 18 junio 2019
02:01
Actualizado

Sánchez prepara una «agenda del cambio» para retomar la iniciativa

Anunciará inversiones en infraestructuras de cara a su visita el sábado a Barcelona.

  • Sánchez prepara una «agenda del cambio» para retomar la iniciativa
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de enero de 2019. 02:39h

Comentada
Toni Bolaño.  Barcelona. 11/1/2019

Pedro Sánchez anunció esta semana la presentación de los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno los aprobará hoy en la reunión del Consejo de Ministros y a partir de ese momento empezará una negociación que se vislumbra complicada y que marcará la legislatura. Con esta medida, desde el Ejecutivo consideran que «volvemos a tomar la iniciativa» y tienen la intención de seguir marcándola con la «presentación de la Agenda del Cambio», un proyecto «de España y de futuro. Es un proyecto para España socioeconómico muy potente, socialdemócrata y liberal progresista», apuntan fuentes conocedoras del documento que se dará a conocer en este mismo mes de enero.

Fuentes socialistas apuntan que «dada la situación política, es el momento de consolidarnos como partido. Somos los únicos que podemos crecer». Y este es el nudo gordiano de la cuestión. El PSOE está dispuesto a ampliar su base electoral «lo hemos hecho por la izquierda con el trasvase de votos de Podemos y lo haremos con el centro porque los coqueteos de Ciudadanos con Vox se les van a atragantar». El comunicado oficial de La Moncloa del pasado miércoles tras conocerse el acuerdo tripartito en Andalucía insinuaba la línea de actuación «el Gobierno reafirma su apuesta por las políticas regeneradoras, por la recuperación de derechos, la igualdad, la convivencia», para anunciar que «con su agenda de transformación tiene la mirada puesta en el futuro y no en la nostalgia ultra que han abrazado PP y Ciudadanos». Este elemento será el eje central de la política del ejecutivo. Desde la calle Ferraz se tiene claro el objetivo de cara a las elecciones del 26 de mayo, sin excluir las generales, «el PSOE no puede blanquear a Ciudadanos», un claro mensaje a los líderes territoriales que se han mostrado críticos con Pedro Sánchez y contra PP y Ciudadanos para intentar atraerse a los votantes más progresistas de estas formaciones molestos por el acuerdo con Vox.

El Gobierno empezará a trabajar inmediatamente los Presupuestos Generales del Estado. La batuta de la orquesta la llevará la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la encargada de negociar con las fuerzas parlamentarias, con la sociedad civil y con los gobiernos autonómicos. La apuesta del Ejecutivo es muy clara en la presentación presupuestaria «plantear un proyecto de fuertes inversiones en infraestructuras que tengan un gran impacto social». De esta forma, los socialistas pretenden que Podemos, PNV y los partidos independentistas no pongan trabas al inicio de la negociación. Es decir, que los partidos independentistas no presenten enmiendas a la totalidad lo que haría factible el inicio de la negociación de los grandes números para entrar en la discusión de las enmiendas parciales.

El PSOE iniciará su campaña en favor de los Presupuestos en Barcelona mañana sábado, dónde Pedro Sánchez dará respaldo al candidato socialista en la capital catalana, Jaume Collboni. Sin embargo, el presidente del Gobierno no llegará a Barcelona con las manos vacías y según los estrategas socialistas «antes del inicio de esta campaña se conocerán las líneas maestras de los Presupuestos y se anunciarán las principales inversiones por todas las Comunidades Autónomas».

1.500 millones

Sin embargo, Pedro Sánchez llega a Barcelona con un anuncio, el cumplimiento de la Disposición Adicional Tercera del Estatuto que no se había cumplido desde 2008 y que prevé la inversión del 18% del total del Estado, aunque fuentes del Ejecutivo afirman que en los Presupuestos se produce «un reparto equitativo que beneficiará a todas las comunidades porque es un proyecto de Economía Social de Mercado. Impulso económico y bienestar social», argumentan para añadir que «se realizarán anuncios por territorios para dejar meridianamente claro que con estos presupuestos todos salimos ganando».

Sin duda, Pedro Sánchez aprovechará la oportunidad para explicar que no tiene sentido que Cataluña pierda más de 1.500 millones de euros por negarse los independentistas a dar apoyo al proyecto socialista. Y eso sí, Sánchez no tiene prevista ninguna reunión con el presidente catalán Joaquim Torra.

En esta campaña, el PSOE también lanzará una OPA en toda regla contra Ciudadanos. La diversidad del mapa político español ante unas elecciones generales induce a los estrategas a hacer números y más números en base a las encuestas. Según los sondeos, quedarse por debajo del 15% en una veintena de provincias significará quedarse sin escaño. Esta será la clave de las estrategias de los partidos, sobre todo de los socialistas que se sitúan como primera fuerza y pretenden hacer espacio con las fuerzas de la derecha que podrían perder un buen número de diputados si estas previsiones se cumplen.

Últimas noticias