Antonio Montero confiesa que tiene cáncer y preparado para la muerte:"Drama cero".

El paparazzi, muy cuestionado por sus compañeros, revela que vive un complicado momento que le hace estar “muy arisco”.

Antonio Montero en el plató de "Sálvame"
Antonio Montero en el plató de "Sálvame"Instagram

Tras su agitada semana en Sálvame, debido a su fuerte encontronazo con su compañera Lydia Lozano a quién ha cuestionado su profesionalidad, el paparazzi se ha convertido en el nuevo blanco de los colaboradores del espacio vespertino de Telecinco.

Si hace dos semanas, desde Sálvame se buscaban testimonios para poner en entredicho profesionalmente a Lydia Lozano, le ha llegado el turno a Antonio Montero. Mientras unos se cobraban venganza otros, como su colega Gustavo González, dejaban caer que Antonio no estaba pasando por un buen momento personal y anímico. Sin querer ser más explícito, Gustavo justificaba el cambio de actitud de su compañero: “No está bien”.

El periodista ha develado que le han extirpado un tumor.

Poco dado a hablar de su vida personal y defendiendo que su límite en el programa es su intimidad, en una entrevista intima con Jorge Javier Vázquez ha terminado desvelando la difícil situación que atraviesa y que ha cambiado su carácter, normalmente afable y poco conflictivo.

El paparazzi ha reconocido que está inquieto y “arisco” debido a un problema de salud. “Hace unos meses estaba en la playa, echándome crema en la pierna y me toque algo duro pero se me olvidó. A la semana siguiente me vuelvo a dar crema y veo que eso sigue ahí, pero le di tan poca importancia que esto era en junio y hasta que no vine en septiembre no fui al médico”.

El veterano paparazzi no parecía demasiado preocupado y fue, al acompañar a otro familiar al médico, cuando comentó con el facultativo que le había salido un bulto en la pierna. “Me lo vio un médico de urgencias, me examinó y en una resonancia me dicen que no identifican lo que es y me mandan a hacer un TAC. Luego en septiembre me quitaron el bulto, que era como una pelota de tenis metido dentro del muslo”.

“Reunión de pastores, oveja muerta”

A pesar de las operaciones, Antonio Montero continuó acudiendo al programa con asiduidad y sin comentar con sus compañeros su dolencia. Fue el día que acudió a quitarse los puntos, cuando le convocaron a una reunión que le dio mala espina. “Fui a quitarme los puntos y me encontré al director del hospital y a un oncólogo y pensé ‘reunión de pastores, oveja muerta’. Me dijeron que esto es una cosa chunga, es malo, pero que lo que me han quitado estaba bastante hermético pero que tenían que quitarme el músculo entero, que atraviesa la rodilla hasta la cadera. Me lo quitaron a los quince días”.

View this post on Instagram

Me gustan las casas con ventanas. Con ventanas grandes que se asomen a la vida. La vida, en ocasiones, suele estar más fuera que dentro. ~ Las ventanas de mi casa dejan ver un paisaje agreste; es lo que tiene vivir en medio del monte cual cabra montesa. Ahí hay mucha vida, “naturalmente”. ~ • Desde mis ventanas, la Naturaleza se erige vital, pero no encuentro ser humano que echarme a los ojos. Será por eso por lo que, cuando voy a casa de algún amigo que tiene patio de vecinos, me gusta asomarme a las vidas ajenas. Puede que mi oficio de cotilla profesional y mis pretensiones de contadora de historias, me hagan justificar tal atrevimiento. Pero sí, me gusta. Y me entusiasma imaginar que esos seres que veo tienen una historia que yo invento porque creo que es la real o, al menos, la que debería ser suya.~ • El otro día fui a casa de mi amiga Patricia que es como el patio de mi casa; muy particular. Ella no soporta las esperas pero a ella hay que estar aguardándola siempre. Me invitó a que fuera a la cocina a prepararme una contradicción: un café descafeinado. Obedecí porque pa qué; además tenía que esperar. Mientras lo hacía, no pude reprimir mirar por la ventana. Frente a mí, un poco a la izquierda, otra de un piso de enfrente. Deduje era la del baño, por ser más pequeña. Estaba abierta y pude ver a una chica de unos treinta años sentada en el retrete con los brazos caídos a los lados de su cuerpo, a modo de derrota. Se llevó las manos al rostro y empezó a llorar. En un momento pensé que se iba a deshidratar; la calefacción central iba a ayudarla. Solté la taza de la contradicción y, de manera inconsciente, le lancé un beso con mi boca ayudada de mi mano. No podía soportar su dolor que imaginaba era –yo que sé por qué– de desamor. En ese instante dirigió la mirada hacia donde yo estaba y en mitad de ese mar de lágrimas me sonrió. Yo le devolví la sonrisa y con sus dos dedos índices y los dos pulgares me dibujó un corazón y me lanzó otro beso. Patricia pegó un grito y giré la vista hacia donde provenía. –Ya casi estooooyyy. Ya casi... Volví a mirar a la ventana de enfrente buscando a la chica. No estaba. Me quedé intrigada con... Continúa en comentarios⤵️

A post shared by Marisa Martín-Blázquez (@marisamartinblazquez) on

Tras varias pruebas, sus médicos le desvelaron el diagnóstico: tenía un tumor maligno. “Tenía un bulto grande en el músculo sartorio. Es un músculo que atraviesa la pierna desde la rodilla hasta la cadera. En ningún momento tuve miedo. Era yo quien calmaba a mis médicos. Mi muerte no me preocupa porque Dios me va a perdonar”. Montero, ha hecho referencia en varias ocasiones a sus creencias religiosas, que le han ayudado a hacer frente a esta enfermedad: “Mi fe es total y tengo una vida que es la pera y la he exprimido”. Según ha contado el periodista quién más preocupada está es su mujer, Marisa Martín-Blázquez, con quién mantiene una relación desde hace casi cuarenta años.

No quiere victimizarse ante sus compañeros: “Drama cero”

A pesar de la dureza de la noticia, Antonio se ha mostrado muy positivo en todo momento y ha desvelado que, gracias a su fe, está preparado para lo que venga. “Si la tengo que palmar la palmo, yo no estaba nada preocupado e incluso animaba a los médicos”-ha dicho, tranquilo y sin ánimo de victimizarse-"Drama cero". Montero ha concluido contando que ha recibido sesiones de radioterapia y que los resultados definitivos se los darán el próximo viernes 28 de febrero.