Así es Carlo Costanzia, el hijo “stripper” de Mar Flores

Ha saltado a la fama gracias a su interpretación en la exitosa serie ‘Toy Boy’, en la que da vida a Jairo, un personaje mudo

Carlo Costanzia
Carlo CostanziaInstagram @carlocostanzia (nombre del dueño)

Es el hijo mayor de la modelo madrileña y el único fruto de su matrimonio con el conde italiano Carlo Costanzia di Costigliole, que duró cuatro años de 1992 a 1996. Carlo Jr. se ha criado entre España e Italia, ya que tras el divorcio de sus padres y con tan solo 12 años, decidió irse a vivir a Milán con su padre, de quien heredará el título nobiliario. Aunque mantiene buena relación con sus otros cuatro hermanos por parte de madre con Javier Merino: Mauro, Beltrán, Bruno y Darío; así como con sus primos Laura y Diego Matamoros.

En su juventud el hijo de Mar Flores, fue protagonista de varios escándalos con la justicia por infracciones al volante, ya que acumulaba 105 multas de tráfico. Pero parece que ese rebelde Carlo quedó atrás, actualmente, a su 27 años, el joven habla cuatro idiomas y trabaja camarero y RRPP en discotecas mientras se forma en la escuela de actores de Juan Codina, siguiendo los pasos de su madre.

El 26 de septiembre debutó como actor en la exitosa serie de Antena3, ‘Toy Boy’, en la que interpreta a un stripper que se queda mudo tras sufrir un accidente en el mar y que se gana la vida desnudándose y prostituyéndose; y que ahora triunfa también en Netflix. Un papel que le ha situado en el foco mediático, y es que el hijo de Mar Flores presume de un cuerpo escultural definido y lleno de tatuajes, que ha enamorado al público.

Pero Carlo no solo ha sorprendido a sus seguidores con su faceta interpretativa, también por sus pinitos en el mundo de la moda como imagen de varias firmas de moda y portada de revistas como esta de ‘Vanity Fair’.

El actor, además es un amante del deporte y los animales. Tiene tres perritos de los que presume en las redes sociales. Pero Carlo Costanzia no está solo, su corazón lo ocupa Mel Hidalgo, una bella bailarina malagueña, de orígenes cubanos, que conoció gracias a la serie ‘Toy Boy’ y en la que surgió la chispa.