Ana María Aldón provoca la mayor crisis de la familia Ortega Cano

Su paso por ‘Supervivientes’ está revelando la verdadera cara de la diseñadora

Ha tenido que ser un reality de televisión el que desvele la verdadera situación que se vive en el seno de la familia de José Ortega Cano. La armonía brilla por su ausencia. Se acabaron las mentiras, los pactos de silencio, los paripés menos creíbles, los intentos de parecer una familia ejemplar. Ana María ha dinamitado a la familia del diestro e incluso a los Flores Carrasco. La diseñadora resulta ser nada sumisa, retadora, con ansias de recuperar su sitio y cansada de ser “la esposa de”.

Un familiar cercano al torero es muy claro con respecto a ella: Esa mujer no es trigo limpio, aunque parezca lo contrario. Domina totalmente a José, le tiene abducido. Él está enamorado de ella, por eso le perdona todo, incluso que revele públicamente cómo son sus relaciones íntimas, a pesar de que no le gustó en absoluto los comentarios que sobre ello hizo a Yiya y ante toda España. No te puedes imaginar el enfado familiar. Esta mujer es una provocadora nata. No esperábamos que actuara así, y menos que trate tan mal a la nieta de José, Rocío. Él sufre y ese dolor lo compartimos todos”. Hace unos días publiqué en exclusiva en LA RAZÓN que los Ortega preparan a conciencia una cita muy especial con Ana María. Una cena familiar en la que surgirán muchos reproches.

Además, estos días hemos descubierto que la relación entre la frutera sanluqueña y los hijos adoptivos de su marido no es tan buena como aparentaban. Han caído las máscaras y Gloria Camila, que considera a Rocío Flores una hermana, es incapaz de ocultar rencores contra su madrastra. Mientras que Ortega Cano, incomprensiblemente, guarda silencio ante la incredulidad de su hija. El torero se ve entre la espada y la pared, entre una esposa que va a su aire más que nunca y una familia que muestra su rechazo. Es un hombre enamorado, un “macho man”, según ella, experto en las artes amatorias. Pero un amigo suyo aclara que “José es normalito en el sexo; él mismo lo reconoce. Maldita la gracia que le hace que su esposa diga esas cosas. Su vida personal es suya, le molesta que se airee en un programa de televisión, y más si es su mujer quien lo hace”.

Ortega pidió recientemente a Ana María que se acercara más a Rocío, consciente de la insostenible situación que las enfrenta de forma innecesaria, pero Ana María hizo oídos sordos. No atiende a consejos ni a razones. Si ya antes caía mal a algunos miembros de la familia de su esposo, ahora el cisma es absoluto, mal que le pese al diestro. Que se lo pregunten a una de las hermanas, y yo me entiendo. Hay cosas que no se perdonan jamás, y Aldón no supo estar a la altura de las circunstancias en un momento crucial de la vida de los Ortega. El feo que la andaluza hizo ese día es inolvidable, y se la tienen jurada desde entonces, año y pico después.

Y ya se puede olvidar de ese antiguo proyecto de sacar una colección de ropa con Gloria Camila. La isla está marcando un antes y un después radical.

¿Una oportunista ?

Ya empiezan a tacharla, incluso, de oportunista por acercarse a José con pretensiones que van más allá del enamoramiento puro. Todo vale en esta guerra de malas voluntades, no hay límites de cordura. Y Ortega Cano ya avisa de que tantos desencuentros empiezan a afectar a su salud, sobre todo, a sus problemas coronarios. Hace unos días afirmó que “me váis a matar con tantos disgustos, mi corazón se resiente”. La procesión va por dentro, bien sabía el maestro que no era buena idea que su esposa fuera a la isla, barruntaba lo que se le venía encima, cual avezado vidente. El concurso está gafando a los Ortega: primero, condujo a la ruptura de Gloria Camila y Kiko Jiménez, después, el sufrimiento de Rocío Flores, y ahora el enfrentamiento familiar con Ana María.

Hay quien ya propone a Ortega Cano como concursante en la próxima edición. Preparado físicamente está, pero ya ha dicho que “no iría ni loco. Bastante tengo con la que me está cayendo encima como para ser protagonista directo de la historia”.