Antonio Montero y Lydia Lozano se enfrentan a costa de Ylenia Carrisi

El paparazzi se somete al polígrafo al ser cuestionado como profesional por Lydia y otros compañeros

Lydia Lozano, colaboradora de Telecinco

Lydia Lozano sigue llorando cada vez que alguien le recuerda su gran fracaso profesional: la exclusiva que lanzó en 2005 y en la que aseguró, ante un atónito Albano, que su hija estaba viva, veinte años después de su misteriosa desaparición.

Pero la rubia ha decidido tomarse la revancha y vengarse de aquellos compañeros que, en aquel momento, cuestionaron su credibilidad. Y ha puesto en entredicho el prestigio del paparazzi Antonio Montero, con quién comparte plató en Sálvame y a quién acusa de proponerle “ir a medias” en el caso Ylenia.

La periodista canaria ha acusado a Montero de llamarle en 2005, en pleno apogeo de su investigación sobre la desaparición de la hija de Albano y Romina, para pedirle “que le diera los datos de Ylenia y que fuéramos a medias”. Algo a lo que Lydia se negó pero que, siempre según la rubia, indicaría que Montero confiaba en su información y que trató de sacar tajada pese a, en público, ser muy crítico con la profesionalidad de Lozano.

Antonio Montero en el plató de "Sálvame"Instagram

Por ese motivo, y ante la carestía de informaciones rosas provocadas por la pandemia, el ajuste de cuentas entre colaboradores ocupa las tardes de Telecinco. Baúles llenos de secretos, fracasos profesionales y rencillas personales copan las cinco horas diarias del programa. Los recursos de La Fábrica de la Tele para generar polémicas les han llevado a sacar la “maquina de Conchita” en directo para averiguar quién miente en esta “espinosa y trascendental” cuestión.

¿Trató Montero de sacar tajada de la “exclusiva” de Lydia?

Tan importante cuestión y otras polémicas que afectan a la relación del fotógrafo con las que antes eran sus amigas, María Patiño y Gema López, recientemente sacadas a la luz para potenciar el espectáculo, son suficiente motivo para ponerle los cables a un Antonio Montero que ha visto como su imagen de chico bueno se ha venido abajo al igual que sus rizos.

Antonio se ha convertido en el nuevo villano de Sálvame y hay que reconocer que su nueva imagen de “malote”, tras ser rapado en directo por Matamoros hace unos días en el programa, parece reforzada con las nuevas polémicas que han visto la luz. A Antonio se le acusa, y esta vez es Chelo García-Cortés, de “grabar con scanner conversaciones a famosos”, una pregunta que se ha añadido a la ristra de cuestiones sobre las que tendrá que dictaminar el polígrafo.

Lydia Lozano, boicoteada en 'Sálvame'Telecinco

El fotógrafo, que es de misa dominical, buenos modales y carece de histrionismo, no acaba de encajar en la jauría de Sálvame aunque, en los últimas semanas, tampoco parece incómodo convirtiéndose en el protagonista del contenido del programa. Un peaje ineludible para tener silla en un programa que tiene que reinventarse cada día para enganchar a la audiencia.