Mila Ximénez se refugia en la Iglesia evangélica

Tras conocer que padece un cáncer y de la mano de Noemí Salazar, su compañera en GH VIP, abraza la fe evangélica.

La periodista Mila Ximénez por las calles de Madrid.
La periodista Mila Ximénez por las calles de Madrid.angel trotterGTRES

Aunque había asegurado que no haría una exclusiva, Mila Ximénez habla para Lecturas de su cáncer de pulmón, ocupando la portada de su revista de cabecera. En un reportaje fotográfico realizado en su nueva casa, que aún está a medio decorar, Mila posa muy sonriente dando titulares cargados de optimismo a pocos días de comenzar el tratamiento de quimioterapia.

Su discurso con Karmele Izaguirre, redactora de la mencionada revista, varía muy poco del ofrecido hace una semana cuando Mila confesó en Sálvame que tenía un cáncer de pulmón inoperable, dejando a sus compañeros y a la audiencia tan impresionados como devastados por la noticia.

A pesar de que se trata de un diagnóstico muy duro, Mila no se rinde y promete plantar una dura batalla al cáncer. De hecho, sus declaraciones en Lecturas son un buen ejemplo de que la guerra colaboradora se crece ante la adversidad. “Esto es una guerra entre el cáncer y yo.Tengo cojones para él y cinco más como él.”-asegura la ex de Santana.

La columnista de Lecturas, más guerrera que nunca, compara su enfermedad con una partida de mus en la que “tengo un as en mi mano. El que sea más fuerte que gane, pero creo que voy a ganar yo”. Convencida de su victoria se enfrenta al monstruo con su habitual fuerza y nos deja frases como “el cáncer me parece un imbécil que se ha instalado en mi vida y no sabe dónde se ha metido.”

Sus grandes apoyos en esta guerra contra el cáncer son Jorge Javier y Terelu.

Pero a pesar de su optimismo, el miedo sigue presente en su día a día. Terelu y Jorge Javier Vázquez se han convertido en sus mejores apoyos en estos días en los que, indudablemente, a pesar del optimismo que trata de mostrar en público también tiene bajones. “Cuando veo llorar a Jorge me muero de pena...no quiero que sufra, ya ha sufrido con el ictus”.

Aunque es Terelu su paño de lágrimas y de consejos: “Hablo con Terelu cada hora, me apoya mucho y me va diciendo como tengo que reaccionar ante la quimioterapia”. A la hija de Teresa Campos acudió Mila en primer lugar y ha sido ella quién se ha encargado de ponerla en contacto con su oncóloga. Mila, al igual que Teresa y Carmen Borrego, se ha puesto en manos de un prestigioso equipo médico de la clínica La Luz de Madrid.

Ambos presentadores saben lo que es enfrentarse a la muerte de cerca y han demostrado su coraje en la enfermedad. Jorge, tras sufrir un ictus hace dos años, ha sufrido varias operaciones en el cerebro y Terelu, tras su larga lucha con el cáncer de mama, decidió hacerse una doble mastectomía. Dos luchadores que salieron victoriosos y que se han convertido en referentes para Mila en esta complicada etapa de su vida.

Mila, ante su enfermedad, se ha acercado a la religión de la mano de Noemí Salazar.

En ellos busca la fuerza que necesita en esta dura batalla en la que, sorprendentemente, también encuentra consuelo y ayuda en la fe. Mila nos ha sorprendido confesando que acude con Noemí Salazar, su compañera en GH VIP, a la Iglesia Evangélica y que le pide a Dios que le ayude a superar el cáncer.